MATERIAL PROTEGIDO

Licencia de Creative Commons
Oraciones Sanadoras by Angélica Cristina García is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://oracionessanadoras.blogspot.com.ar/.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en http://oracionessanadoras.blogspot.com.ar/

Querido hijo, aquí estoy... en tu vida, en tu corazón... en cada momento de tu día!!! Recibe mis Be

Querido hijo, aquí estoy... en tu vida, en tu corazón... en cada momento de tu día!!! Recibe mis Be
Querido hijo, aquí estoy... en tu vida, en tu corazón... en cada momento de tu día!!! Recibe mis Bendiciones.

3 de abril de 2013

*Bendiciones Celtas


BENDICIONES CELTAS

Extraídas del Libro "ANAM CARA" 
de John O´Donohue
Libro de la sabiduría Celta

Circulo Celta del Arraigo

Amanezco hoy por la fuerza del cielo, 
la luz del sol,
el resplandor de la luna, 
el esplendor del fuego,
la velocidad del rayo, 
la rapidez del viento,
la profundidad del mar, 
la estabilidad de la tierra, la firmeza de la roca, Amanezco hoy por la fuerza secreta de Dios que me guía.

Bendición de la amistad


Ojalá tengas buenos amigos.
Que aprendas a ser buen amigo de ti mismo.
Que puedas llegar a ese lugar de tu alma 
donde residen un gran amor, calor, afecto y perdón.
Que esto te cambie.
Que transfigure todo lo que hay de negativo, distante o frío en ti.
Que te transporte a la verdadera pasión, familia y afinidad de la comunión.
Que atesores a tus amigos.
Que seas bueno con ellos y estés allí cuando te necesiten; que te den todas las bendiciones, estímulos, verdad y luz que necesites para el viaje,
Que nunca estés solo.
Que estés siempre en el nido amable de la comunión con tu anam cara.

Bendición para los sentidos
Que sea bendecido tu cuerpo.
Que comprendas que tu cuerpo es un fiel y hermoso amigo de tu alma.
Que tengas paz y júbilo, y reconozcas que tus sentidos son umbrales sagrados.
Que comprendas que la santidad es atenta, que mira, siente, escucha y toca.
Que tus sentidos te recojan y te lleven a tu casa.
Que tus sentidos siempre te permitan celebrar el universo y el
misterio y las posibilidades de tu presencia aquí.

Bendición de la soledad
Que reconozcas en tu vida la presencia, el poder y la luz de tu alma.
Que comprendas que nunca estás solo, que el resplandor y la
comunión de tu alma te conecta íntimamente con el ritmo del universo.
Que aprendas a respetar tu individualidad y tu particularidad.
Que comprendas que la forma de tu alma es única, que te aguarda
un destino especial aquí, que detrás de la fachada de tu vida
sucede algo hermoso, bueno y eterno.
Que aprenda a contemplar tu yo con el mismo júbilo, orgullo
Y felicidad con que Dios te ve en cada momento.
La veneración celta del día
Dios me bendiga para el nuevo día
no concedido hasta hoy,
para bendecir mi presencia me has dado el triunfo,
Oh Dios, Bendice mi ojo,
que mi ojo bendiga todo lo que ve,
bendeciré a mi vecino,
que mi vecino me bendiga,
que Dios me dé corazón limpio,
no me pierda de vista tu ojo,
bendice a mis hijos y a mi esposa
y bendice mis medios y mi ganado.


Me levanto hoy
por la fuerza de Dios que me dirige,
el poder de Dios que me sostiene,
la sabiduría de Dios que me guía,
el ojo de Dios que me mira,
el oído de Dios que me oye,
las palabras de Dios que me hablan,
la mano de Dios que me cuida,
el camino de Dios que aparece ante mí,
los escudos de Dios que me protegen,
las huestes de Dios que me salvan
de las trampas de los demonios,
de las tentaciones de los vicios,
de todo el que me desee el mal,
lejos y cerca,
solo y entre la multitud.
 

Bendición
Que la luz de tu alma te guíe.
Que la luz de tu alma bendiga tu trabajo con el amor secreto
y el calor de tu corazón.
Que veas en lo que haces la belleza de tu alma.
Que la santidad de tu trabajo lleve salud, luz y renovación a los
que trabajan contigo y a los que ven y reciben tu trabajo.
Que tu trabajo nunca te canse.
Que libere en ti manantiales de renovación,
inspiración y animación.
Que estés presente en lo que haces.
Que nunca te pierdas en ausencias insulsas.
Que el día nunca te pese.
Que el alba te encuentre despierto y atento,
esperando el nuevo día
con sueños, posibilidades y promesas.
Que la noche te encuentre en estado de gracia y realizado.
Que comiences la noche bendecido, abrigado y protegido.
Que tu alma te serene, consuele y renueve.



BENDICIÓNES   CELTAS  

Que la luz de tu alma te guíe.
Que la luz de tu alma bendiga tu trabajo con el amor secreto 
y el calor de tu corazón.
Que veas en lo que haces la belleza de tu alma.
Que la santidad de tu trabajo lleve salud, luz y renovación a los 
que trabajan contigo y a los que ven y reciben tu trabajo.
Que tu trabajo nunca te canse.
Que libere en ti manantiales de renovación, 
inspiración y animación.
Que estés presente en lo que haces.
Que nunca te pierdas en ausencias insulsas.
Que el día nunca te pese.
Que el alba te encuentre despierto y atento,
esperando el nuevo día 
con sueños, posibilidades y promesas.
Que la noche te encuentre en estado de gracia y realizado.
Que comiences la noche bendecido, abrigado y protegido.
Que tu alma te serene, consuele y renueve. 
Que el camino salga a tu encuentro.
Que el viento siempre esté detrás de tí 
y la lluvia caiga suave sobre tus campos. 
Y hasta que nos volvamos a encontrar, 
que Dios te sostenga suavemente en la palma de su mano. 
Que vivas por el tiempo que tú quieras, y que siempre quieras vivir plenamente. 
Recuerda siempre olvidar las cosas que te entristecieron, pero nunca olvides recordar aquellas que te alegraron. 
Recuerda siempre olvidar a los amigos que resultaron falsos, pero nunca olvides recordar a aquellos que permanecieron fieles. 
Recuerda siempre olvidar los problemas que ya pasaron, pero nunca olvides recordar las bendiciones de cada día. 
Que el día más triste de tu futuro no sea peor que el día más feliz de tu pasado. 
Que nunca caiga el techo encima   tuyo y que los amigos reunidos debajo de él nunca se vayan. 
Que siempre tengas palabras cálidas en un anochecer frío, una luna llena en una noche oscura, y que el camino siempre se abra a tu puerta. 
Que vivas cien años, con un año extra para arrepentirte! 
Que el Señor te guarde en su mano, y no apriete mucho su puño. 
Que tus vecinos te respeten, los problemas te abandonen, los ángeles te protejan, y el cielo te acoja. 
Y que la fortuna de las colinas irlandesas te abrace. 
Que las bendiciones de San Patricio te contemplen. 
Que tus bolsillos estén pesados, y tu corazón ligero. 
Que  la buena suerte te persiga, y cada día y cada noche tengas muros contra el viento, un techo para la lluvia, bebidas junto al fuego, risas para consolarte aquellos a quienes amas cerca de tí, y todo lo que tu corazón desee!
Que Dios esté contigo y te bendiga, que veas a los hijos de tus hijos, que el infortunio te sea breve,
 y te deje rico en bendiciones. 

Que no conozcas nada más que la felicidad. 
Desde este día en adelante, 
que Dios te conceda muchos años de vida, 
de seguro. 
Él sabe que la tierra no tiene suficientes ángeles...