MATERIAL PROTEGIDO

Licencia de Creative Commons
Oraciones Sanadoras by Angélica Cristina García is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://oracionessanadoras.blogspot.com.ar/.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en http://oracionessanadoras.blogspot.com.ar/

Querido hijo, aquí estoy... en tu vida, en tu corazón... en cada momento de tu día!!! Recibe mis Be

Querido hijo, aquí estoy... en tu vida, en tu corazón... en cada momento de tu día!!! Recibe mis Be
Querido hijo, aquí estoy... en tu vida, en tu corazón... en cada momento de tu día!!! Recibe mis Bendiciones.

1 de noviembre de 2014

* Santa Teresa de Jesús

                                                 SANTA TERESA DE JESÚS
No me mueve mi Dios para quererte,el cielo que me tienes prometido;Ni me mueve el infierno tan temido, para dejar por caso de ofenderte; Tú me mueves Señor. 
Muéveme al verte en una cruz encarnecido. 
Muéveme ver tu rostro tan herido.
Muéveme tus afrentas y tu muerte.
Muéveme al fin tu amor de tal manera,que aunque no hubiera cielo yo te amara.
No me tienes que dar porque te quiera,porque aunque lo que espero, no esperara,lo mismo que te quiero te quisiera.

Para crecer en el amor

Señor, cuando tenga hambre, dame alguien que tenga necesidad de alimento.
Cuando tenga sed, mándame alguien que tenga necesidad de bebida.
Cuando tenga frío, mándame a alguien para que lo caliente.
Cuando tenga un disgusto, ofréceme alguien para que lo consuele.
Cuando mi cruz se vuelva pesada, hazme compartir la cruz de otro.
Cuando me sienta pobre, condúceme hasta alguien que esté necesitado.
Cuando tenga tiempo, dame a alguien a quien pueda ayudar unos momentos.
Cuando me sienta humillado, haz que tenga alguien a quien alabar.
Cuando esté desanimado, mándame alguien a quien dar ánimos.
Cuando sienta necesidad de la comprensión de otros, mándame alguien que necesite de la mía.
Cuando necesite que se ocupen de mi, mándame alguien de quien tenga que ocuparme.
Cuando piense sólo en mi mismo, atrae mi atención sobre otra persona.
Haznos dignos, Señor,de servir a nuestros hermanos que,en todo el mundo viven y mueren pobres y hambrientos.
                                                                                   Amén.