ORACIÓN DE SANACIÓN PERSONAL
Amado Santo Ser Crìstico, Maestro Curador en nosotros y Amada Llama Verde de Curación y Verdad, te pedimos amablemente:
Expàndete dentro de nuestros seres con tu Esencia Curativa y elévanos a la completa Salud, Paz y Confort.
Cura mi mente, sentimientos, vehículo físico y etèrico de toda aparente enfermedad y haz que todo se transforme en la Perfección que Tu eres. Transforma mi mundo hoy con tu Energía radiante y Sanadora, para expresar alegría y bienestar y así poder convertirme en un canal de Curación paratodo ser que cruce en mi camino.
Ayúdame a ser un curador de la Nueva Era en acción, restaurando a cada parte de vida sobre la Tierra desde la aflicción hacia la luz eterna felicidad.Amada Llama Verde, te amo, te bendigo y agradezco tus Regalos de Amor. Tu Eres Verdad, Tu Eres Curación. Y con plena Fe, lo aceptamos realizado en Nombre de Dios YO SOY

-----------
Beloved Holy Christ Self, Master Healer in us and Amada Green Flame of Healing and Truth, we ask kindly:
Expand yourself in our loved your Healing and raise us to full Health, Peace and Comfort Essence.
Cura my mind, feelings, physical and etheric vehicle of any apparent disease, and have everything be transformed into the Perfection that You are. Transform my world today with your Radiant Energy and Healing, to express joy and well being and to become a channel of healing for all to be in my way.
Help me to be a New Age healer in action, restoring every part of life on Earth from the affliction towards the eternal light felicidad.Amada Green Flame, I love you, bless you and thank you for your gifts of Love You Are Truth you Are Healing. And in full faith, we accept made ​​in name of God I AM

3.8.14

ORACIONES PARA CADA DÍA- MAESTRO PETAR DEUNOV

Oración del discípulo oculto:
¡Diosmío, Te pido Sabiduría!
¡Apóyame, dame Amor!
¡Siempre Te amaré!
Amen.
.....................................................
Oración del discípulo:
¡Elegí el camino de la Verdad!
¡Andaré en Tu Verdad!
¡Enséñame, Señor, y llévame en Tu Camino!
¡Envíame Tu Luz y Tu Verdad, que sean ellas 
lasque me conduzcan! ¡Aumenta mi Fe!
¡Creo, Señor!
---------------------------
Oración para cada día:
Señor, ilumina mi mente, bendiga mi corazón, aumenta mi voluntad, mi
memoria, mi fe para defender mi existencia y cumplir la misión con la que
he venido.
Señor, Te pido que me envíes Tu Espíritu para que introduzca en mi
corazón, en mi mente, en mi alma el fruto del Amor, la bendición de la
Alegría y la Paz: los pilares de tu paciencia y misericordia.
Amen.
........................................................
La pequeña oración:
Señor Bondadoso, introduce en mi mente la Luz de la Sabiduría Divina
para que comprenda Tus Leyes: sumerja mi corazón en el calor de Tu
Amor para que sea capaz de hacer el bien más mínimo, ilumina mi camino
hacia Ti para que regrese en Tu Seno y cumpla Tu Voluntad.*
......................................................
Oración matutina:
Dios, Te doy gracias por seguir con vida para poderte servir también hoy.
Señor, bendiga mi Alma.
Te doy gracias por haberme levantado hoy para cumplir el trabajo que debo
hacer, este donde este, para poder crecer en la medida necesaria.
Dios, Te doy gracias por Tu Gran Bondad hacia nosotros. Nosotros Te
conocemos como sumamente Misericordioso, Veraz y Sabio.
Dios, Te doy gracias por todo lo que me has dado y enseñado.*
.....................................................
Oración nocturna:
Señor Bondadoso, estanoche quiero ir al Colegio, a la Escuela de la Gran
Fraternidad Blanca.
El Señor me ama y yo Lo amo. Dios esilimitado y es por eso que me ama.
Y su Amor no admite duda alguna.
¡Yo estaré arriba porque el Señor lo ha dicho y su palabra nose puede
partir por la mitad!
Amen.
....................................................
Oración para curación propia:
¡Señor, tu eres la fuente de la Vida! Envía en mí Tu Fuerza Vivificadora: el
Espíritu para que cure mi mente, mi corazón, mi Espíritu, Alma, voluntad y
cuerpo. Para que me cure de todas lasenfermedades y sufrimientos, tanto
físicos, como psíquicos. Para que me de don desalud, de fuerza y vida, de
juventud y belleza con el fin de desarrollar en mi talentos y cualidades para
poder vivir, trabajar y servirte.
Amen.*
.................................................
Oraciones para difuntos:
Señor, dale responso al Almadel difunto hermano , hermana …… quien
has acogido arriba según Tu Voluntad.
Ponlo en los lugares luminosos de Tu Universo.
Obséquielo con Tus Virtudes Espirituales para que se eleve y recupere y
vea Tu Gloria y Grandeza. Para que su Alma se regocije en Tu Bondad y
Amor. Que la Paz eterna y la Luz eterna reinen en su Alma.*

* Señor, dale Luz y Paz a nuestro querido hermano (hermana)................
Haz recto su camino que lo lleva hacia Ti.
Inunde este camino suyo con Luz, envíale Almas par que le guiasen,
enseñasen y ayudasen por el camino que lo lleva a Ti.
Señor, acoge................... en Tu Seno. Envuélvelo en Tu Vasto Amor y
llévelo en la Luz de Tu Sabiduría.
Señor, bendiga............... y que él crezca aumentando su Amor, su Luz, su
Bienaventuranza y su Libertad.
Señor, bendiga.............................
Paz a su Alma y Luz Eterna en su camino.
Amen.*
*
...........................................................
Oraciones para la curación:
Esta noche dormiré. Debo dormir y pediré ayuda a la Conciencia Infinita
para que me enviara sueño.*
------------------------------------------------
• Esta oración se usa cuando uno sufre de insomnio.
• Se debe pronunciar por la mañana para que pueda actuar durante el
día.
* Yo sirvo a Dios y quieroque mi cuerpo sea sano, ya que pertenece al
Señor. Es una célula del Gran Cosmos y es por eso que debe ser sano.
* Señor, para Tu Gloria, introduce en mis células el elixir de la vida y la
salud para que poderte servir con alegría y regocijo.

• Esta oración se acompaña con los siguientes
movimientos: la mano izquierda se coloca sobre la
parte izquierda de la cabeza y entonces se pronuncia
la oración.

* Que el gran Espíritu del Universo, Quien vivifica todas las células, me de
vida y salud.

* Señor, llamo a todas las Fuerzas Inteligentes que poblan el Cosmos entero
con sus Fuerzas Constructivas que edifican y sanan, quiero conectarme con
ellas para que alejen de mi todas las fuerzas impuras que perjudican mi
salud.*
El brazo derecho se levanta hacia arriba y se
pronuncia la oración
........................................................................

Por nada delmundo, dentro de esteGran Amor que lo envuelve todo, no
sacrificaré loGrande que hay en mí, según lo cual han vivido y actuado
todoslos Seres Inteligentes antes de mí que han logrado su fuerza.
Por nada transgrediré esta Gran Ley, subordinaré a ella todo lo inferior y
cumpliré la Voluntad de Dios.
*
• Esta oración se utiliza cuando uno se encuentra en la
tentación.
...................................................................
Armonía, Armonía, Armonía.
• Los brazos se levantan horizontalmente y hacia
delante. Los dedos de las manos se cierran y abren
mientras se pronuncia la oración.
..................................................................
Señor, Te pido que me envíes un ángel para que me enseñase a hacer el
Bien más minúsculo, para que me enseñase el Amor más mínimo, para que
me enseñase el conocimiento más pequeño, para que me enseñase a dar a
los demás la Libertad más pequeña, a mostrar la Misericordia más pequeña.
Amen.
..................................................................
Debo vivir tal y como viven los ángeles.
Debo vivir como un ángel.
Conocer la Voluntad de Dios.
Recibir directamente el pensamiento Divino y transmitirlo al mundo.
Amen.
• Es una oración tanto para el día, como para la
noche.
• La oración consiste en introducir en nuestra mente
este pensamiento.
.........................................................................................................................
TRADUCCIONES DE
Boyana Tzvetanova Palova
Centre OMRAAM Reus

La Gran Invocación - Su Uso y Significado


La Gran Invocación - Su Uso y Significad
La belleza y la fuerza de esta Invocación reside en susencillez y en que expresa ciertas verdades sociales, que todos los hombresaceptan innata y normalmente: la verdad de la existencia de una inteligenciabásica a la que vagamente damos el nombre de Dios; la verdad de que detrás detodas las apariencias    externas, elAmor, es el poder motivador del Universo; la verdad de que vino a la Tierra unagran Individualidad, llamada Cristo por los cristianos, que encarnó ese amorpara que pudiéramos comprenderlo; la verdad de que el amor y lainteligencia  son ambos efectos de laVoluntad de Dios; y finalmente la verdad eminente de que el Plan divino sólopuede desarrollarse a través de la humanidad misma.

Toda la Invocación se refiere a eseinminente, influyente y revelador depósito de energía, causa inmediata de todoslos acontecimientos sobre la Tierra, que indican el surgimiento de algo nuevo ymejor; estos acontecimientos demuestran el avance de la conciencia humana haciauna mayor luz.

Porlo general el llamado invocador ha sido hasta ahora de naturaleza egoísta yformulado momentáneamente. Los hombres oraron para sí mismos; invocaron laayuda divina para quienes ellos amaron, y dieron a sus necesidades fundamentalesuna interpretación material. Esta Invocación es una plegaria mundial, nocontiene ninguna demanda personal ni anhelo invocador transitorio; expresa lanecesidad de la humanidad y supera todas las dificultades, dudas einterrogantes, llegando directamente a la Mente y al Corazón de Aquel en Quienvivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser; Aquel que permanecerá con nosotroshasta el fin de los tiempos y “hasta que el último cansado peregrino hayaencontrado su camino al hogar”.

Desde el punto de Luz en la Mente de Dios.
Que afluya luz a las mentes de los hombres.
Que la Luz descienda a la Tierra.

Las primeras tres líneas se refieren a la Mente de Dios como punto focalpara obtener luz divina. Esto concierne al alma de todas las cosas. El términoalma con su máximo atributo de iluminación, incluye al alma humana y a eseculminante que consideramos como el alma “influyente” de la humanidad, queaporta luz y difunde la iluminación. Es necesario tener presente que la luz esenergía activa.

Cuando invocamos la Mente de Dios y decimos “Que afluya luz a las mentes de los hombres, que laLuz descienda a la Tierra”, expresamosuna de las grandes necesidades de la humanidad y, si la invocación y laplegaria encierran algún significado, la respuesta vendrá con toda seguridad ycerteza. Cuando los pueblos en todo momento, en todas las circunstancias y entodas las épocas, sienten la necesidad de implorar a un Centro espiritualinvisible, podemos tener 1a plena seguridad de que dicho centro existe. Lainvocación es tan antigua como la humanidad misma.

Cristo dijo que los hombres “prefieren la oscuridad a laluz, porque sus obras son malas”. Sin embargo, la gran belleza emergiendoactualmente, reside en que la luz llega a todo lugar oscuro, y nada de lo queestá oculto quedará sin revelar. Los pueblos reconocen 1a oscuridad y lamiseria actuales, y por consiguiente dan la bienvenida a la luz. Una de lasmayores necesidades hoy en día consiste en iluminar las mentes humanas a fin deque vean las cosas tal cual son y comprendan los correctos móviles y la formade establecer rectas relaciones humanas. En la luz que trae la iluminación,eventualmente veremos la luz y llegará el día en que millares de los hijos delos hombres e innumerables grupos, podrán decir con Hermes y con Cristo: “Yosoy (o somos) la luz del mundo”.

Desde el punto de Amor en el Corazón de Dios,
Que afluya Amor a los corazones de los hombres,
Que Cristo retorne a la Tierra.

Las tres líneas de la segunda estrofa conciernen al Corazón de Dios y se refieren alpunto focal de amor. 
E1 “corazón” del mundo manifestado en la Jerarquíaespiritual: 
ese gran talento que transmite amor a todas las formas de lamanifestación divina.
Amor es una energía que debe llegar a los corazones de loshombres fecundar a la humanidad con la cualidad de la comprensión amorosa;cuando el amor y la inteligencia se unen, se dice que expresa eso.
Cuando los discípulos estén activos y seanreconocidos por Cristo, llegará el momento en que nuevamente Él podrá caminarabiertamente entre los hombres; podrá ser reconocido públicamente y realizarasí Su tarea en los niveles externos e internos de la vida. Al despedirse deSus discípulos, Cristo les dijo: “Estaré siempre con vosotros, aún hasta el finde la era”.

Cuando Cristo venga, florecerá activamente la concienciacrística, una enorme reacción contra la potencia del odio. El odio, laseparatividad y la exclusión, serán considerados como el único pecado, pues sereconocerá que los denominados pecados derivan del odio o de su consecuencia,la conciencia antisocial. Segundo, innumerables hombres y mujeres de todos lospaíses, se unirán en grupos para promover la buena voluntad y establecer rectasrelaciones humanas. Su número será tan grande que de una minoría pequeña yrelativamente poco importante, se transformará en la más grande e influyentefuerza del mundo.

Desde el centro donde la voluntad de Dios es conocida,
Que el propósito guíe a las pequeñas voluntades de 1os hombres,
El propósito que los Maestros conocen y sirven
En las tres líneas de la tercera estrofa tenemos una plegaria para que 1a voluntad humana pueda estar de acuerdo con 1a voluntad divina, aunque no sea comprendida. Estastres líneas indican que la humanidad no puede captar todavía el propósito de Dios, ese aspecto de la voluntad divina que busca inmediata expresión en la tierra 

Debido a que el propósito de la Voluntad de Dios trata de ejercer influencia sobre la voluntad humana, indudablemente se expresa en términos humanos de buena voluntad y viviente determinación o firme intención de establecer rectas relaciones humanas.

La voluntad divina, tal como esencialmente, sigue siendo el gran misterio. Aún Cristo Mismo luchó con el problema de lavoluntad divina, y se dirigió al Padre en el preciso momento que comprendió,por primera vez la extensión y complejidad de Su misión como Salvador delmundo. Entonces exclamo: “Padre, no mi voluntad, sino la tuya sea hecha”. Estaspalabras significaron el abandono de los medios por los cuales Él trataba desalvar a la humanidad. Le señalaron lo que pudo aparecer en esos momentos unaparente fracaso, y que Su misión no fuera cumplida. Ha esperado casi dos milaños para llevar a la fructificación esa misión. El no puede proseguir con Sumisión asignada sin la acción recíproca de la humanidad.

Esta invocación es, peculiar y esencialmente, el propioMántram de Cristo que, al ser pronunciado por Él y utilizado por la Jerarquíaespiritual,  su “sonido se ha difundido” por el mundo. Sus palabrasdeben ser difundidas ahora en todo el mundo, mediante su pronunciación por loshombres de todas partes, y su significado debe ser expresado por las masas a sudebido tiempo. Entonces Cristo podrá “descender a la Tierra” nuevamente y “verlos afanes de Su Alma y quedar satisfecho”

Desde el centro que llamamos la raza de los hombres.
Que se realice el Plan de Amor y de Luz
Y selle la puerta donde se halla el mal.

En las tres líneas de la cuarta estrofa se invocan los tres aspectos o potencias de laMente, el Amor y la Voluntad, indicando que todos estos poderes se han ancladoen la humanidad misma, en “el centro que llamamos la raza de los hombres”. Sóloen él pueden expresarse, en tiempo y espacio, las tres cualidades divinas yhallar su realización; sólo en él puede nacer verdaderamente el amor, actuarcorrectamente la inteligencia y la Voluntad de Dios demostrar su efectivavoluntad al  bien. Por medio de lahumanidad, sola y sin ayuda (excepto la que brinda el espíritu divino en cadaser humano), puede ser sellada “la puerta donde se halla el mal”.

La última línea de la cuarta estrofa quizás necesite unaexplicación. 
Es una manera simbólica de expresar la idea de hacer inactivos eineficaces los malos propósitos. No existe un lugar especial donde reside elmal; el libro de Revelaciones del Nuevo Testamento habla del mal.

La humanidad mantiene abierta “la puerta donde se halla elmal” por sus deseos egoístas, odio y separatividad, por su codicia y susbarreras raciales y nacionales, por sus bajas ambiciones personales y por suafición al poder y a la crueldad. A medida que la buena voluntad y la luzafluyan a las mentes y corazones de los hombres las malas cualidades y energíasdirigidas que mantienen abierta la puerta del mal, cederán su lugar al anhelode establecer rectas relaciones humanas, a la determinación de crear un mundomejor y más pacífico y a la expresión mundial de la voluntad - al - bien. Amedida que estas cualidades superan las viejas e indeseables, la puerta dondese halla el mal, lenta y simbólicamente, se cerrará por el simple peso de laopinión pública y el correcto deseo humano. Nada podrá evitarlo.

Así se restaurará el Plan original sobre la Tierra. 
Simultáneamente, se abrirá ante la humanidad, la puerta al mundo de la realidadespiritual y se cerrará aquella donde se halla el mal. Así, mediante “el centroque llamamos la raza de los hombres”, el Plan de Amor y de Luz se restableceráy asestará el golpe mortal al mal, al egoísmo y a la separatividad sellándoloen la tumba de la muerte para siempre; así también el propósito del TodoCreador será cumplido.

Que la Luz, el Amor y el Poder restablezcan el Plan en laTierra.

Es evidente que las tres primeras estrofaso versículos invocan, demandan o apelan a los tres aspectos universalmentereconocidos de la vida divina: la mente de Dios, el amor de Dios y la voluntado propósito de Dios; la cuarta estrofa señala la relación de la humanidad conestas tres energías de inteligencia, amor y voluntad, y la profunda responsabilidadde la raza humana de realizar la difusión del amor y la luz sobre la Tierra afin de restaurar el Plan. Este Plan, exhorta a la Humanidad a manifestar Amor einsta a los hombres a dejar brillar su luz”. Luego viene la solemne y finaldemanda de que este “plan de Amor y Luz”, desarrollándose a través de lahumanidad, pueda “sellar la puerta donde se halla el mal”.

La última línea contiene la idea de la restauración, eindica la técnica para el futuro; que llegará el día en que la idea original deDios y Su intención inicial ya no serán frustrados por el libre albedrío y lamaldad humanos: materialismo y egoísmo puros, entonces debido a los cambiosproducidos en los corazones y metas de la humanidad, el propósito divino serácumplido

Significados más profundos de laGran Invocación


Si se divulga ampliamente esta Gran Invocación, podrá serpara 1a nueva religión mundial lo que el Padre Nuestro ha sido para lacristiandad, y el Salmo 23 para el judío espiritual. Existen tres tipos deacercamiento a esta gran Plegaria o Invocación:

1. Del público en general.

2. De los esoteristas o losaspirantes y de los discípulos del mundo.

3. De los miembros de laJerarquía.

Primero elpúblico en general, laconsiderará como plegaria a Dios Trascendente, aunque no lo reconozca comoinmanente en Su creación, y la elevará en alas de la esperanza: esperanza deluz, de amor y de paz, que todos anhelan incesantemente. También seráconsiderada como plegaria para iluminar a los gobernantes y dirigentes de todoslos grupos que manejan los asuntos mundiales; como ruego para que fluya amor ycomprensión entre los hombres y vivan mutuamente en paz; como demanda paracumplir la voluntad de Dios, sobre la cual la gente nada puede saber yconsidera tan inescrutable y omnicluyente que su reacción normal es esperar ycreer; como plegaria para fortalecer el sentido de responsabilidad humana, afin de que los reconocidos males actuales - que tanto angustian y confunden ala humanidad- puedan ser eliminados y refrenada alguna indefinida fuente delmal; finalmente será considerada como oración para restablecer una condiciónprimordial, también indefinida, de beatífica felicidad y desaparición de todosufrimiento y dolor en la Tierra. Todo esto es bueno y útil para los pueblos yes lo único que puede efectuarse en forma inmediata.

Segundo, losesoteristas, los aspirantes y quienes están espiritualmente orientados,lograrán un acercamiento más profundo y comprensivo. Reconocerán el mundo delas causas y a Quienes se hallan subjetivamente detrás de los asuntosmundiales, los Dirigentes espirituales de nuestra vida. Ellos están preparadospara alentar e indicar, a quienes poseen verdadera visión, no sólo la razón delos acontecimientos suscitados en los distintos sectores de la vida humana, sinotambién revelarse aquello que permitirá a la humanidad pasar de la oscuridad ala luz. Si se adopta esta actitud fundamental, será evidente la necesidad dedifundir ampliamente los hechos subyacentes, iniciándose una era de divulgaciónespiritual, ideada por los discípulos y llevada a cabo por los esoteristas.Esta era comenzó en 1875 cuando se proclamó la realidad dela existencia de los Maestros de Sabiduría, prosperando a pesar del escarnio,la negación y las erróneas interpretaciones de la naturaleza sustancial de loque puede ser corroborado y la respuesta intuitiva de los estudiantesesotéricos y de muchos intelectuales de todo el mundo.

Un nuevo tipo de místico se está reconociendo; difiere delos místicos del pasado porque se interesa en forma práctica por losacontecimientos mundiales y no únicamente por las cuestiones religiosas yeclesiásticas; se caracteriza por la falta de interés en su desarrollopersonal, por su capacidad para ver a Dios Inmanente en todo credo, no sólo ensu propia y determinada creencia religiosa, y también por la capacidad de vivirsu vida a la luz de la divina Presencia. Todos los místicos han podido hacerloen mayor o menor grado, pero el místico moderno es capaz de indicar a los demás, con toda claridad lastécnicas a seguir en el Sendero;combina mente y corazón, inteligencia y sentimiento, más una percepciónintuitiva de que hasta ahora carecía. No sólo la paz de su propia alma sinotambién la clara luz de la Jerarquía espiritual, iluminan ahora el camino delmístico moderno, y esto irá acrecentándose.

Tercero, ambos grupos, el público en general y losaspirantes mundiales en sus diversos grados, tienen entre ellos, quienes sedestacan de lo común porque poseen una más profunda visión y comprensión;ocupan la “tierra de nadie” por un lado entre las masas y los esoteristas y porotro entre los esoteristas y los Miembros de la Jerarquía. No olvidar que Ellostambién emplean la Gran Invocación,y que no pasa día sin que Cristo Mismo la entone.

El empleo de esta Invocación o plegaria, más la acrecentadaexpectativa por la venida de Cristo, ofrecen hoy la máxima esperanza para lahumanidad. Egregios Hijos de Dios siempre han venido en respuesta a la demandade la humanidad y siempre vendrán, y Aquel a quien todos los hombres esperan, estáen camino.

Invocación y Oración


La ciencia de la invocación constituye, enrealidad, la organización inteligente de la energía espiritual y de las fuerzasdel amor, y éstas, al ser efectivas, evocarán la respuesta de Seresespirituales Que pueden trabajar abiertamente entre los hombres y establecerasí una estrecha relación y constante comunicación entre la humanidad y laJerarquía espiritual.

Podría decirse que la Invocación es de tres tipos. Tenemosla demanda masiva, expresada inconscientemente, y el angustioso llamadoproviniendo de los corazones de los hombres, en los momentos de crisis como elactual. Este grito invocador se eleva incesantemente de todos los que viven enmedio del desastre; va dirigido a ese poder, fuera de sí mismos, y sienten quepuede y debería venir en su ayuda en los momentos de aguda necesidad. Esta grany silenciosa invocación se eleva hoy en todas partes. Tenemos luego el espírituinvocador, evidenciado por los hombres sinceros que participan en los ritos desu religión y aprovechan la oportunidad de la veneración y oración unidas, parapresentar ante Dios sus demandas dé ayuda. Este grupo, sumado a la masa, creaun gran grupo de invocadores, que en la actualidad evidencia grandemente suintención masiva y eleva su invocación hasta el Altísimo. Tenemos finalmente,los discípulos entrenados y los aspirantes del mundo que, al utilizar ciertascombinaciones de palabras, algunas invocaciones cuidadosamente definidas,enfocan el grito y el llamado invocador de los otros dos grupos,proporcionándoles correcta dirección y poder. Estos tres grupos están,consciente o inconscientemente, entrando actualmente en actividad, y surefuerzo unido garantiza la resultante evocación.

Por la oración invocadora o aspiración—no importa quepalabras se empleen- son extraídas y puestas en actividad las energíasespirituales y, mediante el claro pensar, el pensamiento dirigido y lapercepción mental, pueden transformarse en objetivos del deseo humano.

Esta Invocación es esencialmente una plegaria que sintetizael deseo más elevado, la aspiración y la demanda espiritual del alma misma dela humanidad, debiendo utilizarse así.

Cuando la emplea el discípulo entrenado o el aspirante enentrenamiento, asume la actitud de meditación, es decir, una actitud deconcentración, dirección y receptividad espiritual.Entonces ora.Asume la actitud de meditación (actitud mental interna y de firme confianza),pero emplea el método de la oración, medio potente para establecer y mantenercorrectas relaciones humanas y espirituales. Cuando se halla en actitud demeditación y utiliza la herramienta de la oración (mediante la Invocación),establece una relación con toda la humanidad, que de otro modo no seríaposible, complementa su reconocida aunque inexpresada necesidad, uniéndosetambién con la Jerarquía espiritual, evocada por el deseo de la masa humana.

Una gigantesca meditación grupal se está llevando a cabo ennumerosos y distintos sectores de nuestro planeta. Todos aquellos que meditan ylos grupos que reflexionan, están relacionados mutuamente por la unidad delmóvil espiritual; buscan una estrecha colaboración y se esfuerzan por llevar sutrabajo de meditación, consciente o inconscientemente, a un estado detranquilidad universal positiva, a fin de que el deseo espiritual sea llevadoexitosamente adelante, y la recepción de energía espiritual sea unarecepción unida. Se está realizando un gran esfuerzo para obtener esealineamiento mediante la plegaria, la meditación y la invocación individuales,que a medida que se va fortaleciendo, puede servir a toda la humanidad.

Cada uno debe prestar ayuda, regular sus pensamientos yconceptos, cultivar un espíritu amoroso y emplear la Gran Invocación, mediantela cual estas energías y fuerzas espirituales - extremadamente  necesarias- pueden ser invocadas.

Deben concentrarse sobre la Invocación, teniendo en cuentael punto de vista de que personifica la intención divina y resume lasconclusiones del pensamiento de Dios. Concentrar sobre ello el pensamientomeditativo y su poder reflexivo. Descubrirla idea abstracta subyacente en esta Invocación. Está allí. Utilizar sus frases como eslabones para llegara ciertos niveles mentales no alcanzados hasta ahora.

Origen de la Invocación


El hombre invoca el acercamiento divino de diferentesmaneras; por el llamado vago, inexpresado, o el grito invocador de las masas;también por la invocación planeada y definida de los aspirantes de ideas yorientación espirituales y del trabajador inteligente y convencido.

Poca atención se ha puesto sobre el factor invocación, comolo expresan los pueblos del mundo; no obstante en el transcurso de las edades,el llamado invocador de la humanidad se ha elevado hasta la Jerarquíaespiritual y ha traído respuesta. Lo ilustra la declaración espiritual de ShriKrishna, expuesta en el Canto del Señor, el Bhagavad Gita; fue la enunciaciónque previno la venida de Cristo. En ese Canto Él dice:

“Siempre que haya un quebrantamiento de la Ley
y un surgimiento de la ilegalidad en todas partes,
entonces Yo me manifiesto.

Para la salvación de los justos
 y la destrucción delos que hacen el mal,
 para el firmeestablecimiento de la Ley,
Yo vuelvo a nacer edad tras edad“.

En la época licenciosa y en el maligno período del ImperioRomano vino Cristo.
Otro ejemplo de una invocación notable y muyantigua lo tenemos en el Gayatri, donde la gente invoca al Sol con lassiguientes palabras:

“Descúbrenos la faz del verdadero Sol
oculto por un disco de luz dorada,
para que conozcamos la Verdad
y cumplamos con todo nuestro deber
a medida que nos acercamos a Tus sagrados pies”

Agreguemos también a ello las Cuatro Nobles Verdades enunciadas por Buda, conocidas por todos nosotros, puestoque sintetizan las causas y fuentes de todas las dificultades que preocupan ala humanidad. Existen muchas traducciones de estas verdades; todas indican elmismo anhelo, llamado y significado. Durante la Dispensación Judía se hizo unadeclaración referente a la conducta humana en las palabras le los DiezMandamientos; sobre estos se ha basado la ley humana y también se han fundadolas leyes que rigen las relaciones de los pueblos occidentales. Luego vinoCristo y nos dio la ley fundamental del universo, la ley del amor, también laoración del Señor (el Padre Nuestro), con su énfasis sobre la Paternidad deDios, el advenimiento de Su Reino y el establecimiento de rectas relacioneshumanas.

La humanidad se encuentra hoy en un peculiar y excepcionalpunto medio entre un pasado desventurado y un futuro lleno de promesas, siempreque se reconozca la reaparición de Cristo y se lleve a cabo la preparación paraSu venida. El presente está lleno de promesas y también de dificultades;actualmente y en el presente inmediato la humanidad tiene en sus manos eldestino del mundo - o si puede expresarse así, con toda reverencia- laactividad inmediata de Cristo. La agonía de la guerra y la angustia de todo elgénero humano condujo al Cristo en 1945 a tomar una gran decisión, manifestadaen dos declaraciones muy importantes. Anuncio a la Jerarquía espiritual y atodos Sus servidores y discípulos en la tierra, Su decisión de emergernuevamente, estableciendo contacto físico con la humanidad, si llevaba a cabolas etapas iniciales para el establecimiento de rectas relaciones humanas.Luego dio al mundo (para ser recitadas por el hombre común) una de las másantiguas plegarias conocidas, pero hasta ahora sólo se la ha permitido utilizara los Seres más excelsos. Se dice qué El Mismo la utilizó por primera vez en1945 durante la Luna llena de Junio, reconocida como la 1una llena de Cristo,así como la Luna llena de Mayo, El Festival de Wesak, es la del Buda. No fuefácil traducir estas frases antiguas (tan antiguas que no tienen fecha niantecedente alguno) en palabras modernas, pero ello se ha hecho, y la GranInvocación puede eventualmente ser una plegaria mundial.

El pensamiento humano es tan reaccionario queevocará la crítica. La afirmación de que constituye una de las más grandesplegarias mundiales, a la par que otras expresiones verbales del deseo y de laintención espiritual. Ello no tiene importancia. Solamente unos pocos, muypocos emplearon el Padre Nuestro en los primeros días del cristianismo, porqueera necesario registrarlo y expresarlo en términos comprensibles, y traducirloadecuadamente antes de ser utilizado ampliamente. Este esfuerzo llevó siglos.Tenemos hoy todos los medios para una rápida distribución, y han sido empleadospara divulgar esta Gran Invocación.

El Destino de la Humanidad


Estos pocos conceptos podrían servir para qué la Invocaciónreviva en sus mentes y adquiera una nueva y vital vivencia. Está relacionadaexcepcionalmente con todas las creencias antiguas y verdaderas. Brindaesperanzas para el futuro y tiene suma importancia práctica para el presente.No se expresa en forma vaga y nebulosa. Expresa las necesidades fundamentalesde la humanidad actual: necesidad de luz y amor, comprender la voluntad divinay terminar con el mal. Demando triunfalmente: “Que la luz descienda a laTierra; que Cristo retorne a la Tierra; que el propósito guíe a las pequeñasvoluntades de los hombres; que el Plan selle la puerta donde se halla el mal”.Luego resume todo en estas vibrantes palabras: “Que la Luz, el Amor y el Poderrestablezcan el Plan en la Tierra”.

Habrán notado - al estudiar la Invocación- una estrecharelación entre la primera estrofa y la última; el destino de la humanidadconsiste en ser el exponente de la mente de Dios, expresando por lo tantointeligencia activa, motivada por el amor y realizada por la voluntad. El momentono ha llegado aún, pero si el sentido humano del tiempo es correcto y eladecuado deseo es suficientemente poderoso, por primera vez en la historiahumana este destino puede ser reconocido públicamente e impeler a los pueblos,en forma creciente y voluntaria, hacia una actividad que es específicamente supropio destino. Este constituye también uno de los objetivos primordiales de laInvocación; su empleo constante producirá el incluyente concepto del desarrolloespiritual e impartirá la síntesis del pensar humano, de que hasta ahora habíacarecido. A medida “que la luz afluye a las mentes de los hombres” el Plandivino será percibido con mayor amplitud y la voluntad - al - bien será másgeneralmente deseada e invocada.

Este gran llamado invocador es triple. Constituye lademanda de que afluya luz en el camino y en los lugares oscuros de la tierra;también demanda más amor en el mundo, tal como lo expresan los hombres de buenavoluntad y las actitudes humanitarias; finalmente es el llamado intuitivo, de losaspirantes y discípulos del mundo, para expresar la Voluntad de Dios. Lahumanidad común instintiva, los hombres y mujeres de buena voluntad y losdiscípulos del mundo, están todos implicados en esta invocación, que introducelos atributos del instinto, de la inteligencia y de la intuición, fusionadostodos en la Gran Invocación. Además se ha de recordar constantemente estafusión básica, la cual se está expresando ahora oralmente, y se ha de extraeraliento del acercamiento masivo a la Fuente de toda vida, amor y luz. Nadapuede resistir la demanda unida de los hombres, en graduadas y apretadas filas,de todas partes.

El trascendental significado de esta presentación de unejercicio de alineamiento, plegaria o invocación, cósmico, planetario eindividual, consiste en que inducirá, como resultado de su correcto empleo unaafluencia espiritual directamente al corazón de la humanidad, proveniente delas fuentes más elevadas.

Lo excepcional de esta Invocación estriba en que realmentees un gran método de integración. Vincula al Padre, al Cristo y a la humanidaden una gran relación. Cristo puso siempre énfasis en la Paternidad de Dios, ensustitución del cruel, celoso y tribal Jehová. En el capítulo 17 del Evangeliode San Juan (otra de las más grandes declaraciones espirituales del mundo),Cristo puso de relieve la relación de la conciencia crística con la concienciade la Deidad Misma. Vinculó el concepto del Espíritu con el hombre plenamentedesarrollado e inspirado en su alma, y la unidad subyacente que existe en todoslos seres en todas las formas y en el Padre. La Gran Invocación relaciona lavoluntad del Padre, el amor de la Jerarquía espiritual y el servicio que prestala humanidad, en un gran Triángulo de Energías. Este triángulo tendrá dosresultados fundamentales: “sellar la puerta donde se halla el mal” y larealización del Plan de Amor y de Luz, mediante el poder de Dios liberado sobrela Tierra, a través de la Invocación.

Esta Invocación también es única, en el sentido que invocasimultáneamente los tres aspectos divinos.

Nadie puede emplear esta invocación u oración, para lailuminación y el amor, sin causar poderosos cambios en sus propias actitudes eintención en la vida; además modificará el carácter y las metas y alterará lavida, haciéndola espiritualmente útil. “Como el hombre piensa en su corazón,así es él” constituye una ley básica de la naturaleza; la constante direcciónde los pensamientos hacia esa necesidad de 1uz y perspectiva de iluminación, nopuede ser ineficaz ni lo será.

Lo único que le preocupa a la Jerarquía espiritual delplaneta es que toda la humanidad aproveche la oportunidad espiritual, la cualse halla presente hoy en forma más destacada que nunca. Se nos ha dado la GranInvocación, en estos momentos de oportunidad. Para que la utilicemos encolaboración con Aquellos que la emplean en bien de la humanidad.

La Invocación no es propiedad de ningún individuo o grupo. 
Pertenece a toda la humanidad. 
Miles de personas de buena voluntad en el mundola recitan todos los días.

La culminación de esta continua llamada invocatoria tienelugar el día de la Luna llena de Junio (el plenilunio de Géminis a veces cae enMayo. Todo el mundo reconoce el momento del plenilunio, no siendo afectado porlas diferencias del calendario). En ese día se recita, simultánea ymundialmente la Invocación,  como un granllamado invocador de toda la humanidad.

El Festival de Junio, tan característico de Cristo y quehace resaltar Su relación con la humanidad, en realidad abarca tres días,teniendo cada uno, una nota clave distinta:

  1. La nota clave del Amor, en su sentido jerárquico, libre de todo sentimiento, emoción y énfasis personal, un amor que se sacrifica y comprende, que actúa con fuerza y decisión en bien de la totalidad y no en favor de algún grupo o individuo.
2. La nota de Resurrección, queacentúa la nueva nota de la vivencia, del Cristo viviente y de esa “vida másabundante” que la guerra ha hecho posible, obligando a retornar a losverdaderos valores.

3. La nota clave del Contacto, deuna relación más estrecha entre Cristo y Su pueblo, entre la Jerarquía y laHumanidad.

Las palabras “nota-clave” se han elegido deliberadamente ysignifican el sonido que precede a cada una de las principales afluencias delFestival de Wesak; dichas energías serán liberadas en una solemne ceremonia, encada uno de los tres días. En cada ceremonia Cristo recitará El sólo, laInvocación; y luego La Jerarquía, en conjunto, entonará la estrofa sola queinvoca luz, amor y voluntad al bien (una en cada uno de los tres días). Elresultado de estos solemnes tres días de invocación, será seguido por un díaculminante, donde la Jerarquía, en forma unida y conducida por Cristo,pronunciará la entera Invocación, precediendo a cada estrofa su nota claveapropiada, entonada también al unísono.

QUE LA LUZ, ELAMOR Y EL PODER RESTABLEZCAN
EL PLAN EN LATIERRA 

BuenaVoluntad Mundia Archivo distribuido por: 

Red  Gidgi  Argentina 

 Descargue este archivo y otros desde:

15.4.14

EL LIBRO DE ORO DE LA HERMANDAD SAINT GERMAIN

EL LIBRO DE ORO DE SAINT GERMAIN
Esta es la Sagrada Enseñanza que el Ascendido Maestro Saint Germain ha dispuesto para esta Su Era de Oro, y que forma el Tercer Ciclo de Enseñanza de la Hermandad Saint Germain, después de lo cual el discípulo queda en conoci miento pleno de su PRESENCIA «YO SOY».
Cuanto más estudies y medites el contenido de este libro, más protegido y más elevado serás, aunque también se te hace notar que el Amado Maestro no titubea ni usa ningún disimulo para ponerte en cuenta de los peligros y castigos que te acarreas si enfocas tu atención en leyes, pasos y vi braciones inferiores a lo que El aquí te enseña.
Aquí están, pues, los Reglamentos Divinos. El cumpli miento de estos Reglamentos depende de ti.

CAPITULO I
La vida, en todas sus actividades, dondequie ra que ella se manifieste, es DIOS EN ACCIÓN. Es por la falta de conocimientos en la forma de aplicar el pensamiento-sentimiento, que los humanos es tán siempre interrumpiéndole el paso a la Esencia de Vida. De no ser por esa razón, la Vida expresaría su per fección con toda naturalidad y en todas partes.
La tendencia natural de la Vida es Amor, Paz, Belleza, Armonía y Opulencia. A ella le es indiferente quien la use y continuamente está surgiendo para manifestar de más en más su perfección, y siempre con ese impulso vivificador que le es inherente.
«YO SOY»  «YO SOY» es la actividad de la Vida. ¡Qué extraño es que los estudiantes más sinceros no siempre lleguen a captar el significado verdadero de esas dos palabras!
Cuando tú dices «YO SOY», sintiéndolo, abres la fuente de la Vida Eterna para que corra sin obstáculos a lo largo de su curso; en otras palabras, le abres la puerta ancha a su flujo natural. Cuando dices «Yo no Soy», tiras la puerta en plena cara de esta Magna Energía.
«YO SOY» es la plena actividad de Dios. Te he coloca do frente a frente infinidad de veces la Verdad de «DIOS EN ACCIÓN». Quiero que comprendas que la primera expre sión de todo ser individualizado en cualquier parte del Uni verso, bien sea en pensamiento, sentimiento o palabra, es «YO SOY», reconociendo así su Propia Victoriosa Divini dad.
El estudiante, al tratar de comprender y aplicar estas po tentes, aunque sencillas leyes, tiene que mantener una guar dia estricta sobre su pensamiento y expresión, ya que cada vez que uno piensa o dice «no Soy», «no puedo» o «no ten go» está ahorcando la Magna Presencia Interior, consciente o inconscientemente y en forma tan tangible como si se co locaran las manos alrededor del cuello de alguien; sólo que con respecto a una forma exterior el pensamiento puede ha cer que la mano lo suelte en cualquier momento, mientras que cuando uno hace una declaración de no ser, no poder o no tener se pone en movimiento la energía ilimitada que continúa actuando hasta que uno mismo la ataja y transmu ta la acción.
Esto te mostrará el enorme poder que tú tienes para cali ficar, determinar u ordenar la forma en que quieres que ac túe la gran energía de Dios. Y te digo, amado estudiante, que la dinamita es menos peligrosa. Una carga de dinamita sólo desintegrará tu cuerpo, mientras que LOS PENSAMIENTOS IGNORANTES LANZADOS SIN CONTROL NI GOBIERNO ATAN A LA RUEDA DE LA REENCARNACIÓN INDEFINIDAMENTE#, o sea que, mientras dure un decreto sin atajar, sin transmutar o disolver, conti núa imperando per sécula seculorum, ¡y por disposición del propio individuo!
Por esto verás cuan importante es que tú sepas lo que es tás haciendo cuando usas expresiones incorrectas impensa damente, ya que estarás empleando el más potente y Divino Principio de Actividad en el Universo, o sea, el «YO SOY».
No comprendas mal. No se trata de una expresión o idea oriental, extranjera, vana, liviana, ni de ninguna exagera ción. Se trata ni más ni menos que del más alto Principio de Vida usado y expresado a través de todas las civilizaciones que hayan existido. Recuerda que lo primero que toda for ma de vida consciente de sí misma expresa, es «YO SOY». Es mucho más que «yo existo». Es después, en su contacto con lo exterior, con actividades incorrectamente calificadas, que él comienza a aceptar cosas menores que «YO SOY».
Ahora ves, amado discípulo, que cuando tú dices «yo es toy enfermo» estás deliberadamente inviniendo la perfec ción natural que encierra el proceso vital. ¿No ves que lo es tás bautizando con algo ajeno que jamás poseyó?
A través de largas centurias de ignorancia e incompren sión, la humanidad ha cargado de falsedad e irrealidad hasta la atmósfera que la rodea, pues no tengo que repetirte que cuando tú anuncias «estoy enfermo» es una mentira flagran te respecto a la Divinidad. ¡Ella (YO) jamás puede ser sino Perfecta y llena de Vida y Salud!
TE PIDO, AMADO ESTUDIANTE, EN EL NOMBRE DE DIOS, QUE CESES DE EMPLEAR ESAS EXPRESIONES FALSAS RESPECTO A TU DIVI NIDAD, PUES ES IMPOSIBLE QUE TENGAS LIBERTAD MIENTRAS CONTI NÚES USÁNDOLAS. NO PODRÉ JAMÁS INSISTIR DEMASIADO CONTIGO EN QUE CUANDO VERDADERAMENTE RECONOZCAS Y ACEPTES LA MAGNA PRESENCIA DE DIOS «YO SOY» EN TU INTERIOR, POSITI VAMENTE, CATEGÓRICAMENTE, NO TENDRÁS MÁS CONDICIONES AD VERSAS.
En nombre de Dios te suplico que cada vez que te encuentres comenzando a decir o a comentar que estás en fermo, pobre, o en otras situaciones adversas, instantánea mente inviertas la condición fatal para tu progreso, y de clares mentalmente, pero con toda la intensidad de tu «YO SOY», ya que Él es todo salud, opulencia, felicidad, paz y perfección. Cesa de darles poder a las condiciones ex teriores, a personas, lugares y cosas. El «YO SOY» es el poder de reconocer la Perfección en cada uno y en todas partes.
Cuando piensas en la expresión «YO SOY», significa que tú ya sabes que tienes a Dios en Acción expresando en tu vida. No permitas que las falsas apreciaciones y expresiones continúen gobernándote y limitándote. Rememora constante mente: «YO SOY», POR CONSIGUIENTE SOY DIOS EN ACCIÓN; «YO SOY» VIDA, OPULENCIA, VERDAD, MANIFESTADOS YA.
Así, recordándote esta Presencia Invencible, mantienes la puerta abierta para que ÉL (la Presencia «YO SOY») teja en tu manifestación exterior toda Su Perfección.
Por Dios, no creas que puedes continuar usando decre tos errados y que de alguna manera se van a enderezar y vas a manifestar cosas buenas, porque es imposible que eso suceda. En los hatos usan hierros para marcar con fuego a las reses. ¡Yo quisiera poder marcarte con un hie rro que te fijara en la conciencia «YO SOY», y que no pudieras apartarte del uso constante de esa Presencia Grande y Gloriosa que eres!
EN CUANTO CUALQUIER CONDICIÓN MENOS QUE PERFECTA APA REZCA EN TU EXPERIENCIA, DECLARA VEHEMENTEMENTE QUE NO ES VERDAD. QUE TÚ ACEPTAS SÓLO A DIOS, LA PERFECCIÓN, EN TU VIDA. CADA VEZ QUE ACEPTES LAS FALSAS APARIENCIAS, LAS TENDRÁS EX PRESADAS Y MANIFESTADAS EN TU VIDA Y TUS EXPERIENCIAS. Y no se trata de que tú creas o no lo que te estoy diciendo. ESTO ES UNA LEY. Comprobada a través de eones de ex periencia. Hoy te la entregamos para liberarte.
Tú sabes que al mundo occidental le gusta engañarse con la idea de que le basta con no creer o no aceptar la antigua idea oriental de la brujería, para estar liberado de ella. LA BRUJERÍA NO ES SINO EL MAL USO DE LOS PODERES ESPIRITUALES, los mismísimos que usamos para el bien. La peor clase de bru jería es empleada hoy por la política, con el uso del poder mental mal calificado. Si esta misma tremenda fuerza fuera empleada en sentido inverso, o sea, para recordar que la Ac ción de Dios está en cada persona que ocupa un puesto ofi cial, el que la emplea en esta forma no solamente se libera ría él mismo, sino que llenaría el mundo político de libertad y justicia y viviríamos pronto en un mundo natural en don de la Acción de Dios sería imperante en todo momento.
Como lo fue en Egipto lo es hoy. Aquellos que mal usan el poder mental, se atan ellos mismos a la inarmonía, encar nación tras encarnación. Hazte tú el propósito:
YO NO ACEP TO NI ADOPTO CONDICIONES DEL AMBIENTE AJENO NI DE NADA DE LO QUE ME RODEA. SÓLO DE DIOS, DEL BIEN, DE MI «YO SOY».
Necesitas adquirir el hábito de gobernar tu energía. Si no siéntate varias veces al día y aquiétate. Aquieta tu ser exterior. Esto permite que se te supla con energía. Apren de a ordenarla y controlarla. Si quieres que ella (tu energía) esté quieta, manténte quieto. Si la necesitas activa, ponte activo. TIENES QUE ENFRENTARTE A LAS COSAS Y ELEVAR TE POR ENCIMA DE ELLAS.

El estudiante debe estar alerta para reconocer en sí mismo sus hábitos. No debe esperar que alguien se lo diga. DEBE EXAMINARSE Y CORTAR TODO LO QUE NO SEA PERFEC TO. LA FORMA DE HACERLO ES DECLARANDO QUE NO SE TIENE TAL O CUAL HÁBITO INDESEABLE. LUEGO, SIENDO YO CREACIÓN DE DIOS, SOY HIJO DE DIOS PERFECTO. ESTO TRAE UNA LIBERACIÓN QUE NO ES POSIBLE CONSEGUIRLA DE NINGUNA OTRA FORMA.
Mantenerse en viejas costumbres es como vestirse de ropa antigua. Recuerda: NO DEBES ESPERAR QUE OTRO TE LAS RECUERDE. NADIE LO PUEDE HACER POR TI; DEBES HACERLO TÚ MISMO.

En este trabajo, en esta enseñanza y en esta radiación, todas las cosas viejas en el individuo salen para ser consumi das. Antes de quejarte de cada cosa que experimentes en ti y en tu mundo, recuerda que vienen para que te las quites, para que las transmutes. TEN CUIDADO DE NO FIJAR LA ATENCIÓN EN AQUELLAS COSAS DE LAS CUALES TE QUIERES LIMPIAR. Y ES RI DÍCULO ESTAR RECORDANDO LAS COSAS QUE NO RESULTARON. ¿No es algo maravilloso que después de siglos que tienes construyéndote limitaciones, puedas en poco tiempo limpiarlas y liberarte por medio de tu propia atención y esfuerzo? ¿No vale bien la pena? LA FORMA MÁS RÁPIDA DE LOGRARLO ES EM PLEANDO HUMORISMO. LA SENSACIÓN LIVIANA Y CAMPANTE QUE DA EL HUMORISMO PERMITE HACER MARAVILLOSAS MANIFESTACIO NES.
Si tú te empeñas e invocas la Ley del Perdón, puedes consumir todas las malas creaciones del pasado con la Lla ma Violeta Transmutadora y ser libre. Debes estar cons ciente de que la Llama Violeta es la Activa Presencia de Dios actuando.
CUANDO SIENTAS UN DESEO DE HACER ALGO CONSTRUCTIVO, HAZ LO. EMPÉÑATE Y LÓGRALO, ASÍ SE CAIGA EL MUNDO. QUE VEAS O NO LA MANIFESTACIÓN NO TE DEBE PREOCUPAR.
Aún cuando los estudiantes sólo conocen las cosas inte lectualmente, no deben permitir que sus mentes se la pasen regresando a las condiciones malas o erradas, ya que ellos saben que esa actividad les estropea el éxito. Es increíble que las personas no dominen este enemigo. Ningún estu diante puede triunfar hasta que deje de regresar a las condi ciones negativas que está tratando de superar.
El trabajo íntegro de un Maestro es el de tratar de hacer le comprender al estudiante lo que significa aceptar. AQUE LLO CON QUE EL INDIVIDUO ESTÁ DE ACUERDO MENTALMENTE, ESO ESTÁ ACEPTADO POR ÉL. SI ÉL FIJA SU ATENCIÓN EN UNA COSA, SE ES TARÁ HACIENDO UNO O UNIFICÁNDOSE CON LA COSA. ESTARÁ IDENTI FICÁNDOSE CON AQUELLO, MALO O BUENO. CUANDO LA MENTE ACEPTA O ESTÁ DE ACUERDO CON ALGUNA COSA O CONDICIÓN, EL IN DIVIDUO ESTÁ DECRETANDO AQUELLO EN SU MUNDO.
Aquello que tú escuches o que medites con atención, es tarás aceptándolo, poniéndote de acuerdo, identificándote con ello por virtud de tu atención. ¿Crees tú que un hombre que ve una serpiente cascabel enroscada camina deliberada mente hacia ella para que lo muerda? ¡Por supuesto que no! Pues esto es lo que los estudiantes hacen cuando permiten que su atención regrese a los problemas.
La actividad interior gobierna de acuerdo con el Plan de Perfección. El exterior, cuando se le deja hacer, siempre go bierna erradamente. Cuando un cuadro constructivo se ilu mina en tu mente, es una realidad, y surge a la realidad siempre que tú lo mantengas en tu recuerdo. Es posible ha cerse tan consciente de la Presencia de Dios, que en cual quier momento se puede ver y sentir Su radiación derra mándose en uno.
Para todo lo que él no quiere, el estudiante demuestra toda la confianza en el mundo exterior. Para todo lo que sí desea, debe obligarse a tener la misma confianza en lo espi ritual. Debe siempre confiar en sí mismo, y debe pensar:
¿Cómo puedo yo usar las indicaciones que se me han dado para intensificar esta actividad?

CAPITULO II
CUANDO Jesús dijo: «Yo Soy la Resurrección y la Vida», emitió una de las más grandes expresiones que se puedan hacer.
Cuando El dijo «YO SOY», no se refería a la expresión exterior, sino a la Magna, Maestra Presencia del Dios Inte rior, porque dijo repetidamente: «Yo de mi ser propio no puedo hacer nada. Es el Padre nuestro, el "YO SOY", el que hace las obras».
También dijo Jesús: «YO SOY el Sendero, la Vida y la Verdad», reconociendo así el único Poder: Dios en Acción dentro de Él.
También dijo: «YO SOY la Luz que ilumina cada hom bre que viene al mundo», anunciando cada dicho de impor tancia vital con las palabras «YO SOY». Una de las formas más poderosas de liberar el poder de Dios: Amor, Sabiduría, Verdad, y ponerlo en acción en la experiencia exterior, es esa declaración «YO SOY» en todo y en cualquier cosa que se desee.
Ahora vamos a referimos al dicho más poderoso de to dos, tal vez uno de los más grandes que haya sido lanzado a la experiencia exterior por medio de la palabra:
«YO SOY LA PUERTA ABIERTA QUE NINGÚN HOMBRE PUEDE CERRAR». 
¿Tú no ves cuán vital es esto? Cuando llegues a comprender plena mente esas afirmaciones magnas, te darás cuenta de la gran deza de su alcance.
CUANDO TÚ RECONOCES Y ACEPTAS PLENAMENTE EL «YO SOY» COMO LA MAGNA PRESENCIA DE DIOS EN TI, EN ACCIÓN, HABRÁS TOMADO UNO DE LOS MAYORES PASOS HACIA LA LIBERA CIÓN.
Ahora bien, fíjate bien en la afirmación: «YO SOY la puerta abierta que ningún hombre puede cerrar». Si tú pu dieras realizarlo, tienes la llave que te permite atravesar el velo de la carne, y llevando contigo toda la conciencia im perfecta que hayas acumulado, la puedes transmutar, o ele varla a esa perfección a la cual has entrado.
No podré jamás ponderar demasiado la importancia de meditar en el «YO SOY» todo lo más posible, como siendo la Magna, Activa Presencia de Dios en ti, en tu hogar, en tu mundo y en tus asuntos. Cada respiración es Dios en Ac ción en ti. El poder de expresar tu pensamiento y tu senti miento es Dios Activo en ti. Como tú tienes libre albedrío, es asunto tuyo calificar la energía que proyectas en pensa miento y sentimiento, determinando cómo quieres que ac túen para ti.
Nadie puede preguntar: ¿Y cómo es que yo hago para calificar la energía? Todo el mundo conoce la diferencia en tre lo destructivo y lo constructivo en pensamiento, senti miento y acción.
El estudiante, al recibir esta instrucción, debe constante mente analizar el motivo que lo impele para detectar si hay algún sentimiento de orgullo intelectual, de arrogancia o de testarudez en la mente y cuerpo exterior. Si hay algún deseo solapado de discutir o de probar que la instrucción está erra da, en lugar de recibir la Bendición y la Verdad, el indivi duo ha cerrado inconscientemente la puerta, y por el mo mento ha anulado su habilidad de recibir el bien ofrecido.
También quiero recordarles a los discípulos, que no obstante sus opiniones personales respecto a lo que debe ser o no la Verdad, yo he comprobado a través de muchas centu rias estas instrucciones condensadas que ahora les estamos dando. Si se quiere recibir mayor beneficio posible y obte ner la comprensión que da la absoluta liberación, hay que oír con una mente enteramente abierta; con la conciencia de que el «YO SOY», la activa Presencia de Dios en ti, es tu habilidad certera de recibir, aceptar y aplicar sus limitacio nes, la instrucción que se te está dando, acompañada por la radiación. Esto permitirá a todos los estudiantes compren der estas sencillas, aunque magnas, aseveraciones de la Ver dad, que los bendecirán y los liberarán grandemente.

Tu habilidad para levantar la mano y la vida que fluye a través del sistema nervioso de tu cuerpo es Dios en Acción. Amados estudiantes, traten de utilizar esta forma sencilla de recordar a Dios en Acción dentro de ustedes.
Cuando camines por la calle piensa por un momento:
«Esta es la Inteligencia Divina y el Poder que me hace ca minar, y ésta es la Inteligencia que me dice a dónde voy». Verás que ya no es posible que continúes sin comprender que cada movimiento que hagas es Dios en Acción. Cada pensamiento en tu mente es Energía Divina que te permite pensar. Ya que sabes que éste es un hecho indiscutible (ya que no tiene discusión posible) ¿por qué no adorar y dar plena confianza, fe y aceptación a esta Magna Presencia de Dios en cada uno, en lugar de mirar la expresión externa que está calificada y coloreada por el concepto humano de las cosas?
Cada forma exterior no es sino una parte de la vida por medio de la cual cada individuo puede lograr saber el origen verdadero de su ser (esto lo aprende a través de su propia experiencia); luego vuelve a la plenitud de perfección de origen apoyado en la auto-conciencia que ha adquirido.
La expresión exterior de vida no es sino un constante y cambiante cuadro que la mente exterior ha creado, presumiendo ser el actor verdadero. De modo que la atención está constantemente fija en la apariencia externa que sólo con tiene imperfecciones, y lo cual ha hecho que los hijos de Dios hayan olvidado su propia Divinidad, teniendo de nue vo que regresar a ella.
Dios es el Dador, el Recibidor y el Don, y es el único Dueño de toda la Inteligencia, Sustancia, Energía y Opulen cia que existen en el Universo. Si los hijos de Dios aprendie ran a dar, únicamente por el gozo de dar, sea amor, dinero, servicio o lo que fuera, la expresión externa no podría care cer de una sola cosa. Sería imposible.
Lo desafortunado en la humanidad, que ha causado tan to egoísmo y condenación sin precedentes entre una y otra persona, es la insistencia en la posesión personal de las ma ravillosas bendiciones de Dios. No hay sino un Amor ac tuando, una Inteligencia, Poder y Sustancia en cada indivi duo, y eso es Dios. LA ALERTA QUE SE LE PUEDE DAR A CADA ESTU DIANTE ES CONTRA EL DESEO DE RECLAMAR Y APROPIARSE PODER PARA SÍ ÚNICAMENTE.
Si en cada acto de la personalidad se le diera pleno crédi to y poder a Dios únicamente, ocurrirían transformaciones increíbles en aquel que así le entrega todo el crédito a quien le pertenece.
Raramente se ha logrado comprender la oferta y la de manda. Positivamente hay abundante y omnipresente ofer ta, pero la demanda tiene que ser estipulada antes de que la Ley del Universo le permita surgir a la expresión y uso del individuo.
 individuo, ya que tiene libre albedrío, debe hacer la petición o la demanda conscientemente y con plena deter minación, y ya verá cómo no puede dejar de expresarse no importa lo que sea, siempre que el individuo mantenga una conciencia resuelta y sin debilidades. La siguiente afirma ción sencilla, usada con sincera determinación, le traerá al individuo todo lo que él pueda posiblemente desear: YO SOY la gran opulencia de Dios hecha visible en mi uso aho ra y continuamente.
 elemento limitador que tantos estudiantes sienten es, por ejemplo, que ellos comienzan declarando la Verdad cuando usan la afirmación antes dicha, pero antes que hayan pasado muchas horas, si se analizan ellos conscientemente encontrarán que en sus sentimientos hay trazas de duda o temor. Estos dos sentimientos, naturalmente, neutra lizan en gran parte la fuerza constructiva que traería rápida mente el deseo o la demanda.
Una vez que el estudiante puede darse cuenta de que todo buen deseo es Dios en Acción impulsando Su energía hacia el pleno cumplimiento, y que es autosostenida, com prenderá el amor sin límites, el poder y la inteligencia que posee y con los que podrá lograr cualquier propósito.
Con esta sencilla comprensión, la palabra fracaso sería completamente borrada de su mundo y, en poco tiempo, de su conciencia, porque vería que está manejando una inteli gencia y un poder que no pueden fracasar. Así, estudiantes e individuos entrarían en su pleno dominio de acuerdo con la intención de Dios.
Jamás ha sido el propósito de nuestro gran Padre, todo Amor y Sabiduría, que a ninguno de ellos (sus hijos) les fal tara nada. Es porque ellos permiten que se les fije la aten ción en la apariencia exterior, la cual es como la cambiante arena del desierto. De manera que ellos consciente o inconscientemente se separan de la Gran Inteligencia y Opulencia.
Esta gran opulencia es la herencia de la cual todo el mundo puede disponer, siempre que se vuelvan de nuevo hacia el «YO SOY», el Principio Activo de Dios, eterna mente dentro de nosotros mismos, como hacia la única fuente de vida activa, inteligencia y opulencia.
A través de todas las edades han existido ciertas normas de conducta, necesarias para todo estudiante que desee al canzar ciertos logros. Se trata de la conservación y gobierno de la fuerza vital a través del sexo.
Para el individuo que ha estado usando esta energía sin pensar en gobernarla, el hecho de decir «Yo voy a dejar esto», sin la comprensión de la actitud correcta de concien cia, no sería sino simplemente suprimir un flujo de energía que él ha provocado que fluya en dirección diferente.
Para el estudiante que desea gobernarse, va esta afirma ción que es lo más eficaz de todo lo que se le pudiera dar, si la usa con comprensión. Es la Magna afirmación de Jesús:
«YO SOY LA RESURRECCIÓN Y LA VIDA». Esta afirmación no solamente purifica el pensamiento, sino que es la fuerza ele vadora y ajustadora más poderosa que se puede usar para la corrección de lo que es la más grande de las barreras a la al tura del logro espiritual. Todo el que empiece a sentir el im pulso interior de corregir esta condición, y que use la afir mación continua y firmemente, elevará esta maravillosa co rriente de energía hacia el punto más alto del cerebro, como fue originalmente proyectado.  individuo sentirá su mente inundada con las más maravillosas ideas, con abundante po der sostenedor, y con habilidad que sale a la expresión y uso para bendecir a toda la humanidad.
Yo le pido a cualquier estudiante que observe y ensaye los resultados en su mente y cuerpo. Sientan profundamente el dicho de Jesús: « YO SOY la Resurrección y la Vida», re pitiendo tres veces en silencio o audiblemente, y observen el ascenso de conciencia que van a experimentar. Hay algunos que necesitarán varias repeticiones para sentir la elevación sorprendente que otros sienten a la primera vez. Esto les de mostrará en una forma pequeña lo que se puede lograr con su uso continuo.
NO HAY SINO UNA SOLA MANERA DE LIBERARSE DE ALGO NEGATI VO, Y ES QUE DESPUÉS QUE TÚ SEPAS EL ERROR QUE TIENES QUE SU PERAR, QUITARLE TU ATENCIÓN EXTERIOR COMPLETAMENTE, FIJÁNDO LA FIRMEMENTE EN LA MENCIONADA AFIRMACIÓN.
Cualquier condición de la experiencia externa que uno desee superar, lo puede lograr con el uso de esta afirmación, así como también para cambiar el flujo de la energía mal di rigida. Yo tuve un estudiante que sintió el impulso de redirigir esta gran energía, y con el uso de esta única energía lo gró ascender su cuerpo. En un año, una transformación ma ravillosa se operó en toda su apariencia externa. Es increíble que de todas las afirmaciones que nos vienen de Jesús, y que no es sino una parte de lo que Él enseñó, tan pocos huma nos reciban el tremendo impacto de esas maravillosas palabras de sabiduría.
En toda la historia del mundo no han sido dadas tantas grandes afirmaciones como las que Él enseñó, cada una de las cuales, usada conscientemente, contiene la radiación acompañante que Él logró. De manera que no solamente tienen ustedes este poder del «YO SOY», sino también su asistencia individual cuando usan Sus afirmaciones. Siem pre se debe contemplar el verdadero significado de estas grandes afirmaciones del Maestro Jesús.
Cuando tú logras comprender que el pensamiento, senti miento y expresión tuya del «YO SOY» ponen en acción el Poder de Dios sin límite alguno, entonces recibes lo que tú deseas. No debe ser ningún problema para el estudiante el ver y comprender que la apariencia externa no es sino la distorsionada creación del hombre, el cual está creyendo que en el exterior hay una fuente de poder aparte, cuando un momento de reflexión le hará realizar que no existe sino un solo amor, una sola inteligencia y un solo poder que puedan actuar, y que eso es Dios.
Los defectos humanos o las discrepancias externas no tienen nada que ver con la Perfección Omnipresente de Dios, ya que todo lo imperfecto es sólo creación del concep to exterior humano. Si el hombre se volviera hacia su Yo Superior sabiendo que Este es Dios, sabiendo que Él es toda Perfección y que la apariencia externa no es sino creación humana, por el mal uso de su poder Divino; si él medita sinceramente y acepta la Perfección de Dios, verá en segui da que en su vida y experiencia se manifiesta esta misma perfección.
No hay otra forma posible de traer esta perfección a tu mente, cuerpo y experiencia, sino por medio de la acepta ción de la Gran Presencia de Dios en ti. Este reconocimien to pleno hará que el poder interior proyecte dicha perfección de Dios a tu experiencia visible.
Dile a los estudiantes que yo te estoy enseñando como mensajero de la Verdad afirmaciones de la Verdad que te producirán resultados positivos si las usas y las mantienes sin titubeos. Los Metafísicos saben que la Verdad no les fun ciona porque hoy hacen las afirmaciones y las olvidan du rante toda la próxima semana.
El deseo de Luz y Verdad es la Presencia de Dios en el deseo, proyectándose hacia la acción. Para lograr ilumina ción usa esta frase:
«YO SOY LA PLENA COMPRENSIÓN E ILUMI NACIÓN DE ESTA COSA QUE QUIERO SABER Y COMPRENDER».
EL DÍA QUE SE ABRAN TUS OJOS Y VEAS ALGUNOS DE ESTOS MARA VILLOSOS SERES ASCENDIDOS, EL GOZO TE DURARÁ PARA TODA LA ETERNIDAD. SI TÚ NO ACEPTAS LA VERDAD DE QUE TÚ TIENES LA HA BILIDAD PARA LOGRAR ESTO, JAMÁS LO LOGRARÁS.
En el mismo momento en que tú expresas «YO SOY la Resurrección y la Vida», inmediatamente surge toda la energía de tu ser hacia el centro de tu cerebro, que es la fuente del ser individualizado. Yo no podré jamás ponderar demasiado el poder de esta afirmación. No hay límites para lo que puedes hacer con ella. Fue la que usó Jesús en sus más grandes pruebas.
Debes saber que cuando tú decretas algo constructivo, es Dios el que te está impulsando a actuar. Es lo más tonto del mundo preguntar: «¿Y tú has comprobado esto en tu propia experiencia?» porque cada individuo tiene que comprobarlo por él mismo, o no le significará nada hasta que él mismo haga la prueba.
El sentimiento lleva consigo cierta visión coexistente. Uno, a menudo siente la cosa con tal claridad que verdade ramente la ve desde la posición interna.
A medida que entras en el estado ascendido, se manifies tan simultáneamente el pensamiento, el sentimiento, la vi sión y el color.
El sonido armonioso es tranquilo. Es por esto que la mú sica más deleitosa es aquietante en sus efectos, mientras que la música ruidosa es enteramente opuesta.

CAPITULO III

Desde la radiación de la Gran Cintura Electrónica les proyecto estoy hoy; desde el corazón de la Ciu dad de Oro# se proyectan los Rayos Gemelos so bre los cuales están la palabra, la luz y el sonido.
El tiempo nos ha alcanzado rápidamente y debemos es tar más despiertos respecto a los grandes cinturones electró nicos que rodean toda la creación desde la Deidad hasta el individuo.
La cintura electrónica que rodea la Ciudad de Oro es im penetrable mucho más que lo que podría ser un muro de acero de muchos pies de anchura. Así, en un grado menor, el individuo que tiene suficiente comprensión del principio activo de su Ser Divino, puede rodearse de un círculo o cin tura electrónica, la cual él puede calificar de la manera que se le antoje, pero ¡ay de aquel individuo que la califique des tructivamente! Si alguno tuviera la temeridad de hacerlo, se encontraría que este cinturón de fuerza electrónica encerra ría su forma exterior
 y la consumiría; pero aquellos que construyen y califican con sabiduría, con el amor grande de Dios, y con poder constructivo, se encontrarán moviéndose en un mundo intocado por la ignorancia humana.
HA LLEGADO EL PERÍODO CÓSMICO EN QUE AQUELLOS QUE HAN LOGRADO CIERTO GRADO DE COMPRENSIÓN DEBEN CREAR, APLICAR Y USAR ESTE MARAVILLOSO CÍRCULO ELECTRÓNICO. Cada creación, que es acción autoconsciente, tiene este círculo de fuerza electrónica rodeándolo con toda naturalidad, pero hasta cierto grado su fuerza está descontrolada y, por consiguien te, disipada.
Al crear conscientemente este gran anillo de fuerza elec trónica pura, detienes toda filtración de tu esencia ilimitada y la mantienes en reserva para uso directo y consciente. Después de unos meses de esta actividad creadora y cons ciente dentro de este anillo electrónico hay que tener mucho cuidado al dirigir esta fuerza. Que no sea en ninguna otra forma que la del Amor Divino.
En los principios de la individualización del hombre, él estaba naturalmente rodeado de este círculo mágico; pero a medida que su conciencia iba descendiendo se hacían rasga duras en el gran círculo de fuerza, causando filtraciones, hasta que desapareció. El círculo no fue una creación cons ciente  del hombre; era un círculo natural envolvente, por su
estado puro de conciencia.
Ahora los estudiantes de la Luz tienen que ponerse a la obra conscientemente, y sin titubeos crear este Círculo Elec trónico en contorno a sí mismos, visualizándolo perfecto, sin quebraduras en su construcción. Así será posible cons cientemente alcanzar más adentro en la Cintura Electrónica de la Divinidad, y allí recibir Sabiduría, Amor y Luz sin lí mites, como también aprender la aplicación de leyes senci llas por medio de las cuales, todo poder creador es posible. A pesar de que al estudiante le es recomendado mirar siem pre, sin jamás olvidarlo, hacia su propio Ser Superior, crea dor de su individualización, sin embargo, no se ha obtenido un solo logro en el cual no se haya dado la asistencia de aquellos más adelantados.
Como no hay sino un solo Dios, una sola Presencia y Su Actividad Todopoderosa, resulta que aquel más adelantado no es sino un poco más del Ser Divino en Acción. En este reconocimiento vas a comprender por qué es que puedes sentir «YO SOY aquí y YO SOY allá», puesto que no hay sino un solo Ser Divino en todas partes.

CUANDO EL ESTUDIANTE POR FIN COMPRENDA QUE LA ASCENDI DA HUESTE DE MAESTROS NO ES OTRA COSA QUE SU PROPIA CON CIENCIA MÁS ADELANTADA, ENTONCES VA A SENTIR LAS GRANDES PO SIBILIDADES A SU ALCANCE, ASÍ SEA QUE SE DIRIJA A DIOS DIRECTA MENTE, A UNO DE LOS ASCENDIDOS MAESTROS DE LUZ O A SU PRO PIO «YO SOY». EN REALIDAD NO HAY DIFERENCIA, PORQUE TODOS SON UNO SOLO. Pero hasta que no se llega a este estado de conciencia sí hay diferencia, porque el individuo es casi se guro que sentirá una división del Ser Único, cosa que no es posible sino en la ignorancia de la actividad externa mental.
Cuando el estudiante piensa en esa expresión, exterior, debe en todo momento recordar que es la actividad externa de la INTELIGENCIA ÚNICA, guardándose así él mismo contra la división —en su propia conciencia— de este mag no y único poder Divino centrado en él.
De nuevo debo recordarte que este Gran Poder Ilimitado de Dios no puede introducirse en tu uso exterior sino por virtud de tu propia invitación. No hay sino una sola clase de invitación que pueda hacer que fluya, y es tu sentimiento profundo de amor y devoción.
Cuando uno haya generado el Círculo Electrónico en contorno a sí mismo, no hay otro poder que lo pueda pene trar sino el Amor Divino. Y en cuanto a penetrar en el Ra diante, Candente Círculo de la Deidad, es sólo TU Concien cia de Amor Divino lo que puede penetrarlo, y a través del cual la Deidad retoma su Gran Derrame, el cual te llega a través de Mensajeros tan Trascendentes que sobrepasan en tal forma tu concepto actual, que no es posible transmitirte en palabras la Majestad del Amor, Sabiduría y Poder de es tos Grandes Seres.
Permíteme recordarte de nuevo que aquel estudiante que «ose y calle» se encontrará elevado a la radiante trascenden cia de esta ESFERA INTERNA. Y será por medio de su vi sión y experiencia que logrará comprender esto que te estoy diciendo. El Alma que posee suficiente fuerza para vestirse de su armadura de Amor Divino y avanzar, no encontrará obstrucción alguna, pues no hay nada entre su presente con ciencia y esa Esfera de Magna Trascendencia Interna que obstruya el acercamiento del Amor Divino.
Cuando tú hayas mirado y tocado dentro de este Círculo Interno, vas a comprender cuan imperfecta es la presente expresión del Amor Divino. Una vez que uno hace concien cia de estas Grandes Esferas, a las cuales uno puede llegar, se encuentra sin temor alcanzando más y más profunda mente la radiación interior de ese Gran Eje Inteligente del cual han procedido toda Creación y todos los mundos.
Hay entre ustedes almas fuertes y valientes, que com prenderán esto y que pueden usarlo para gran bendición propia y de los demás. Hay también otros que comprende rán que la Presencia que late en cada corazón es Dios, que la esencia que surge para vitalizar la forma exterior es Dios en Acción, que la actividad que hace circular la sangre por todo el cuerpo es Dios. Entonces, Amado Estudiante, pon atención a lo siguiente: ¿No ves tú qué gran error es hundir se en la ignorancia del ser exterior y sentir dolor, molestias, perturbaciones, todo creado por la ignorancia y actividad de ese ser, cuando unos momentos de meditación te harán reali zar que no puede haber sino una Presencia, una Inteligen cia, un Poder que es Dios actuando en la mente y el cuerpo?
¿Ves tú ahora cuán sencilla, aunque poderosa, es esta Conciencia dentro de ti, que puede soltar el pleno reconoci miento de la Grande y Pura Actividad de Dios a la mente y el cuerpo, y que permite que la maravillosa y trascendente Esencia llene cada célula hasta derramarse?
A mí me parece que tú no puedes menos que captar la sencillez de tu propio Ser Interno actuando en ti mismo. Vuélvete constantemente hacia Él. Ámalo, alábalo, ordéna le que surja en cada célula del cuerpo, en cada necesidad de la actividad externa, en el hogar, con los negocios, etc. Cuando tu deseo se proyecte revestido en la Presencia, Po der e Inteligencia de Dios, no puede fallar. Tiene que traer aquello que tú necesitas o deseas, ya que el deseo no es sino una actividad menor que un decreto y el decreto es el reconocimiento del deseo cumplido. Yo te aseguro que no debes jamás tener ningún temor respecto al uso de este gran Po der.
Bien lo sabes tú sin que se te diga que si lo usas mal, ge nerarás inarmonía. Si lo usas constructivamente, te traerá tales bendiciones que no puedes sino vivir alabando y dando gracias. Este Poder está esperando tu dirección consciente.
La persona que dijo un día bíblico: «¿Quién de vosotros puede con el pensamiento añadir un codo a la estatura?», ahogó la actividad y el progreso individual, ya que el pensa miento y el sentimiento son el Poder Creador de Dios en Acción.
El uso incontrolado del pensamiento y el sentimiento han traído toda clase de discordias, enfermedades y moles tias. Sin embargo, pocos son los que creen esto, y continúan creando caos en sus mundos con sus pensamientos y deseos desordenados cuando podrían, tan fácil como respirar, tor nar a usar su pensamiento constructivo, y con el motivo del Amor, construirse un paraíso perfecto en un período de dos años.
Hasta la Ciencia ha comprobado que la forma exterior y el cuerpo interior se renuevan completamente en pocos me ses; de manera, pues, que por medio de la aplicación de las leyes verdaderas del Ser ¡cuán fácil es causar la perfección del cuerpo exterior entero, y que cada órgano recobre su ac tividad normal y perfecta en poco tiempo! Sería imposible que la inarmonía entrara en el pensamiento o en el cuerpo. Esta es la puerta abierta de Dios ante ti que ninguno puede cerrar sino tú; que nadie puede obstruir ni interferir. Usa valientemente tu dominio y poder Divino y sé libre.
No puedes mantener esta libertad perfecta sino por me dio del conocimiento consciente y aplicado. Te voy a dar un secreto, que si fuera comprendido por el individuo iracundo o discordante lo arrancaría de esa actividad destructiva, aunque no fuera sino por un motivo puramente egoísta. La persona iracunda, condenadora, que envía pensamientos y palabras destructivas hacia otra, recibe de vuelta la cualidad negativa con que cargó sus sentimientos, palabras y pensa mientos. En cambio, la otra, si está estabilizada en su poder Divino, recibe la energía que le haga falta, calificándola. Así el creador de discordias a través de su ira y condenación, se está destruyendo él mismo y a su mundo y asuntos.
He aquí un punto vital que deben comprender los estu diantes. Cuando uno conscientemente busca alcanzar el Círculo Electrónico Interior de Dios, hace de su expresión y actividad exterior un canal incesante para el flujo de la Esencia pura que le viene de la Divinidad. Esto en sí, aun que él se conserve completamente silencioso, es uno de los más grandes servicios, conocido por pocos seres que están conscientes de lo que significa para la humanidad.
Aquel que está tratando de alcanzar el interior del Círcu lo Interior electrónico llega a ser un manantial continuo; y la propia radiación es una bendición para la raza humana.
Así, centuria tras centuria, han habido aquellos altruistas mensajeros de Dios a través de los cuales es derramada, para la bendición de los que no comprenden, la Presencia Eleva dora de esa energía fluyente. Cuando se encuentran uno o más que puedan ser un canal para esta gran presencia acumulada, semeja los primeros goteritos de una filtración en una represa.
A medida que se mantiene firme la conciencia, y a medi da que se aumenta la brecha en la represa, mayor volumen de agua pasa y, al final, toda obstrucción es eliminada y se proyecta íntegra la fuerza para ser utilizada.
Al contrario del agua estancada que se desborda, disi pándose porque no tiene dirección, el Poder Divino, así sol tado, va directamente al canal de conciencia más receptivo, y allí se amontona esperando la oportunidad de manifestar se más y más.
Así, el estudiante de la Luz, aparte de su actividad en dispensar la Verdad, se convierte, como quien dice, en un pozo artesiano de cuyas profundidades fluye esta magna esencia de Dios.
LOS ESTUDIANTES DEBEN EN TODO MOMENTO RECORDAR QUE NO IMPORTA LO QUE HAYAN COMETIDO EN ERRORES. DIOS JAMÁS CRITI CA NI CONDENA, SINO QUE EN CADA TROPIEZO DICE DULCE Y AMO ROSAMENTE «LEVÁNTATE, HIJO, Y COMIENZA DE NUEVO, CONTINÚA ENSAYANDO HASTA QUE LOGRES LA VERDADERA VICTORIA Y LA LIBER TAD DE TU DOMINIO DIVINO».
Siempre, cuando uno se hace consciente de haber come tido un error, el primer acto debe ser invocar la Ley del Per dón y pedir fuerza y sabiduría para no repetir el error una segunda vez. Dios, todo amor, tiene una infinita paciencia y no importa el número de nuestros errores siempre se puede decir «elévate y sube al Padre». Tal es el amor y la libertad en que los Hijos de Dios tienen el privilegio de actuar.

No hay sino un solo proceso invencible, evolucionador y es a través del poder de generar conscientemente el Amor Divi no. El Amor, siendo el eje de toda vida, cuanto más lo use mos conscientemente, más fácil y rápidamente libraremos el magno Poder de Dios que, como una gran fuerza acumula da, siempre está esperando una apertura para proyectarse por nuestra propia conciencia.
Por primera vez en muchas centurias, los faros o rayos de la Ciudad Dorada, situada en el Plano Etérico sobre el Desierto de Sahara, están puestos en operación activa sobre América y la Tierra toda. Puede que haya algunos indivi duos que puedan ver estos Rayos sin saber lo que significan.
El hombre no puede seguir pensando que puede conti nuar generando fuerzas destructivas y seguir sobreviviendo. Aquellos que pueden esparcir el conocimiento del Círculo Electrónico, ya no deben ser privados de sus beneficios. Que lo divulguen junto con la alerta.
Usa esta afirmación:
«YO SOY LA ACTIVIDAD CUMPLIDA Y EL PODER SOSTENEDOR DE TODA COSA CONSTRUCTIVA QUE YO DESEE». 
Úsalo como un decreto general, porque el poder sostenedor está en todo lo que existe. «YO SOY» aquí y «YO SOY» allí, decretado en todo lo que quieras lograr, es un estupen do decreto para usar la Única Actividad y para elevarse por encima de la conciencia de separación.

CAPITULO IV
EL FUEGO CREADOR que «YO SOY» es la Llama de Dios. Su Presencia Maestra está anclada en  el corazón de todos los hijos de Dios, aunque en algunos no es sino una chispa. Sin embargo, al tratarla correctamente, esa chispa puede convertirse en un gran Fuego Creador y una Llama Consumidora.
Esta Magna Presencia en sus actividades múltiples, es la actividad omnipresente que todos pueden usar sin limita ción, solamente si pudieran quitar de su conciencia aquello que no es sino apariencia y que los ha atado a través de años sin fin.
Hoy, el Cetro de Poder y Autoridad está a la vista frente a cada estudiante que va adelantando. Al principio puede alcanzarlo mentalmente y tomar ese Cetro de Autoridad y usarlo; pero pronto se dará cuenta de que lo puede usar casi tangible y visiblemente.
No es una promesa vana que aquellos que buscan la luz recibirán este dominio. Cuando atravesamos un bosque sa bemos que podemos regresar por el mismo sendero, pero la decisión es nuestra. Asimismo, después de centenares de años buscando poder y autoridad en lo exterior, encontra mos que mañana habrá desaparecido, como si estuviera so bre arena movediza.
Por la aceptación gozosa de tu dominio Divino puedes pisar firmemente la base segura de la Roca de la Verdad, que es Dios mismo, y de la cual ningún disturbio exterior puede jamás tocarla una vez que tú lo hayas aprendido por experiencia propia.
Los estudiantes de la Verdad se preguntan por qué vaci lan ellos en su decisión de mantenerse firmemente asidos o anclados en la PRESENCIA DE DIOS, ya que esto repre senta el dominio que andan buscando. No analizan la forma en que están actuando para indagar qué es lo que están ha ciendo que les cause tal perturbación y duda; pero para aquellos que aprovechan la autoridad que les pertenece e in vestigan profundamente en sus propias causas, les será muy fácil separar la cizaña de los granos de oro y sentirse pronto libres de la perturbación que les hace dudar de ellos mis mos, y hasta de la PRESENCIA DE DIOS, que late en sus corazones.
Cuando los estudiantes tengan consigo mismos y con Dios, la PRESENCIA «YO SOY», la suficiente honradez para arrancar todo lo que esté causando ese disturbio inte rior, sentirán esa Magna Luz, irradiación del Gran Ser Divi no, y encontrarán que con poco esfuerzo e inteligencia se convierte en Poder. Fuerza y Seguridad asidos a esa Roca de la Verdad que es una de estas Grandes Joyas del Reino de Dios; y esta Luz deslumbradora los envolverá a la más leve invitación.
¡Oh estudiante de hoy! Manténte asido a esta Magna Pre sencia que late en tu corazón, cuya vida fluye a través de tus venas, cuya energía se derrama en tu mente. Tú tienes libre albedrío y puedes calificarla y bendecirla para que te perfec cione o te haga imperfecto. Recuerda siempre que por aque llo de no invocar esta Magna Presencia te has encontrado creando inarmonías y desórdenes. TIENES QUE DARTE EL TIEM PO SUFICIENTE PARA LOGRAR EL PLENO RECONOCIMIENTO A ESTE GRAN PODER Y ENTREGARLE TODA LA ACTIVIDAD DE TU VIDA.
NO TE IMPACIENTES PORQUE LAS COSAS NO SE COMPONGAN TAN RÁPIDAMENTE COMO A TI TE GUSTARÍA. ELLAS FUNCIONAN DE ACUER DO CON LA VELOCIDAD DE TU PROPIA ACEPTACIÓN Y LA INTENSIDAD DE TUS SENTIMIENTOS.
Esta gran energía que surge a través de tu cuerpo y men te, es la pura energía electrónica de Dios, la Gran Presencia «YO SOY». Si tus pensamientos son mantenidos gozosa mente en tu ser divino, como origen de tu ser y tu vida, esa energía pura electrónica actuará sin cesar, e incontaminada, por calificación discordante humana.
Pero si tú permites, consciente o inconscientemente, que tu pensamiento comience a infestarse con la discordia que a menudo lo rodea, tú mismo le cambias el color y la calidad de esta energía radiante y pura.   Ella está obligada a actuar, y tú eres el que dicta cómo ha de comportarse hacia ti. No creas jamás que tú puedes escapar de este hecho sencillo. Es una Ley inmutable y nin gún ser humano puede cambiarla. Los estudiantes tienen que comprender y mantener esta actitud si desean hacer progresos continuos.
Yo les digo amados míos, que por más que duden, te man y se rebelen ante la autocorrección, ella es la puerta abierta a su propia gran iluminación y libertad de toda la li mitación humana exterior.
Hay muchos estudiantes que cuando llegan a un cierto grado de comprensión, los resultados de sus actividades pu rificadoras les son revelados y enfrentándose a los muchos errores cometidos y que hay que corregir, se desconsuelan criticándose y condenándose ellos mismos y a Dios. Este es otro gran error. Todo aquello que les es revelado para ser corregido, debe alegrarles grandemente, puesto que es una oportunidad para adelantar corrigiéndose errores que antes estaban ocultos. Conociendo que Dios es el poder de pensar, saben que tienen dentro el poder de corregirse y deben po ner manos a la obra.
La vida de Dios que les late en el pecho es prueba sufi ciente de que poseen la inteligencia y el Poder de Dios con que disolver y consumir todos los errores y creaciones dis cordantes que han fabricado en su contorno, consciente o inconscientemente, y pueden decirles a estas creaciones in deseables:
«YO SOY LA MAGNA LLAMA CONSUMIDORA QUE AHORA Y PARA SIEMPRE DISUELVE TODO ERROR PASADO Y PRESENTE, SU CAUSA Y SU NÚCLEO Y TODA CREACIÓN INDESEABLE, POR LO CUAL MI SER EXTERNO SEA RESPONSABLE».
Es extraño, pero parece que los estudiantes tienen difi cultades para anclarse en el reconocimiento del poder ilimi tado que manejan cuando pronuncian «YO SOY», cuando hasta el intelecto, que es sólo la actividad externa, sabe esto. Los estudiantes deben intensificarlo con todo su empeño, sintiendo intensamente la verdad de ello, y entonces encon trarán gran rapidez y poder adicional al usarlo. Yo te digo, amado estudiante, que ha llegado el momento en que pue das usar este poder con gran autoridad para desatarte de las cadenas de limitación que te han aprisionado por tanto tiempo.
Ponte con determinación a ordenar tu casa. Si fueras a albergar un huésped distinguido, no dudo que pasarías días trabajando con ahínco, puliendo y preparando todo para re cibirlo. ¡Cuánto más importante es el preparar para este gran principio de amor y paz, el principio del Fuego Consu midor que habita dentro de ti y controla el elemento fuego!
Cuando uno piensa en Oromasis, príncipe del elemento Fuego, está pensando en la llama del fuego creador y está invocando su ayuda en el avivamiento de este poder crea dor, lo cual trae resultados inimaginables.
Cuando tú hablas en el Nombre, Poder y Autoridad del Gran «YO SOY», estás soltando energías sin límites para que se cumplan tus deseos. ¿Por qué, entonces, seguir per mitiendo que la duda y el temor te acosen cuando «YO SOY» es la puerta abierta de la opulencia de Dios, esperando para derramarse en salud, bendiciones y prosperidad? Atrévete a ser, a sentir y a utilizar esta Magna Autoridad, Dios en cada uno.
¡Amado estudiante! ¿No te das cuenta de que puedes ma nifestar la perfección en unos minutos o en unas pocas ho ras, tomando la determinación de afirmar con suficiente in tensidad.
«YO SOY LA INMENSA ENERGÍA ELECTRÓNICA QUE FLUYE, QUE RENUEVA, QUE LLENA CADA CÉLULA DE MI MENTE Y MI CUERPO YA, EN ESTE MISMO MOMENTO?». ¿No ves tú que a po cos minutos u horas puedes disipar cualquier disturbio de mente o cuerpo y permitir que esa pura Magna Energía haga su labor sin influencia, sin ser afectada o colorida por elemento alguno de tu propio pensamiento? Si tú puedes re novar un nervio, un órgano, construir cualquier miembro de tu cuerpo a su original perfección, casi inmediatamente, ¿por qué no sentirlo y utilizarlo? Y a medida que experi mentes los resultados admirables, asombrosos, tu fe y con fianza saltarán a efectuar su perfecta actividad y tu mente adquirirá toda la confianza necesaria en esta gran Presencia y Poder y su uso Omnipresente e ilimitado#.
Cuando parezca haber una falla de energía, plántate ale gre y seguro con determinación, y declara:
«YO SOY LA MAGNA PRESENCIA DE ESTA ENERGÍA ALERTA Y RADIANTE QUE SURGE A TRAVÉS DE MI MENTE Y MI CUERPO, DISOLVIENDO TODO LO QUE SEA DIFERENTE A ELLA MISMA. YO ME PLANTO PARA SIEMPRE EN ESTA ALERTA Y RADIANTE ENERGÍA Y GOZO PARA SIEMPRE».

Tú puedes pasar esta energía pura por tu mente y tu cuerpo así como paso yo mi mano por tu frente. En mi me moria no existe un momento en que haya habido tanta asis tencia al alcance del estudiante de la luz y tú debes aprovecharlo con intenso gozo.
Al principio, si no sientes ninguna fuerza electrónica pa sar a través de ti, de ninguna manera creas que no has reci bido esta gran energía, ya que tú la has ordenado con la au toridad de Dios «YO SOY», a que fluya por tu mente y tu cuerpo.
Lo mismo se puede hacer por los negocios o asuntos que no estén manifestando todo el orden y armonía que se desee. Puedes ponerte de pie (porque esto te hace sentir la autori dad) e invocar a tu gran presencia «YO SOY» y mandarla al mundo de tus negocios. Ordénale que consuma todo lo que no sea igual a ella misma y que lo reemplace con la perfec ción de Dios que «YO SOY». Ordénale que se mantenga a sí misma, que manifieste su autoridad incesante y que lim pie tu mundo de toda cosa discordante. Y terminas decla rando:
«YO SOY LA SUPREMA AUTORIDAD, DIOS EN ACCIÓN».
No es necesario ponerse tenso ni tampoco permitir que el cuerpo se ponga tenso, sólo debemos subir en la suprema cía y dignidad de nuestra autoridad divina y limpiar todo lo que necesite ser limpio. Al hacer esto, no es necesario ha blar con voz fuerte, sino con voz baja, pero con tono de Maestría.
Ponte de pie en tu cuarto y declara:
«YO SOY DUEÑO DE MI PROPIO MUNDO. YO SOY LA VICTORIOSA INTELIGENCIA QUE LO GOBIERNA. YO ORDENO A ESTA GRAN RADIANTE E INTELIGENTE ENERGÍA DE DIOS QUE ENTRE A MI MUNDO, LE ORDENO QUE ME TRAIGA LA OPULENCIA DE DIOS, HECHA VISIBLE A MIS MANOS Y PARA MI USO. LE ORDENO QUE CREE TODA LA PERFECCIÓN. YO NO SOY YA MÁS EL NIÑO EN CRISTO, SINO LA PRESENCIA MAESTRA QUE HA ALCANZADO SU PLENA ESTATURA. YO HABLO Y ORDENO CON AUTORIDAD».

Se pueden disolver los errores cometidos y recrear inme diatamente la perfección que se desea. Saber que es autosostenida, siempre que no se mezcle con actividades destructi vas del pensamiento y el sentimiento.
Yo deseo mucho que tú sientas que ERES LA ÚNICA AUTORI DAD EN TU MUNDO. No temas jamás que al perfeccionar tu mundo vas a desfigurar el mundo de otro o de otros mien tras tú no tengas intención de dañar a alguien. Tampoco im porta lo que digan los demás, o cuánto intenten ellos inte rrumpirte con sus dudas, temores y limitaciones. Tú eres la suprema autoridad en tu mundo y todo lo que tienes que hacer es decir, cuando te acosen esas condiciones:
«YO SOY EL GRAN CIRCULO MÁGICO DE PROTECCIÓN ALREDEDOR MÍO QUE ES INVENCIBLE, QUE REPELE TODO ELEMENTO DISCORDANTE QUE INTENTA ENTRAR A MOLESTARME. YO SOY LA PERFECCIÓN DE MI MUNDO Y ÉSTA ES AUTOSOSTENIDA».
¡Oh amado! Ya no es necesario vacilar, inquirir y pre guntar acerca de que «YO SOY la Autoridad». Anda, atré vete, usa esta autoridad de Dios que se expresa en el «YO SOY» de todo cuanto existe. Porque tú has estado deseando la Presencia de los grandes Seres Ascendidos. Pues decreta:
«YO SOY LA PRESENCIA VISIBLE DE AQUELLOS LLAMADOS ASCEN DIDOS MAESTROS QUE DESEO VER APARECER AQUÍ ANTE MI Y CUYA ASISTENCIA INVOCO».

Ha llegado el punto en que puedes descargar toda discor dia de tu mente. Llena tu mente con esta esencia electrónica pura y ninguna discordia podrá entrar mientras tú la man tengas llena con esta Presencia. Te repito que tú eres la au toridad en tu mundo y si tu pensamiento está lleno de esta Esencia, no puede tocarlo siquiera ninguna discordia. Va mos a tomar esta autoridad y la vamos a usar, vamos a lim piar toda discordia y vamos a declarar sin vacilación alguna:
«YO SOY LA SUPREMACÍA DEL HOMBRE». A DONDE QUIERA QUE YO ME DIRIJA. "YO SOY" DIOS EN ACCIÓN».

CAPITULO V
 La gran necesidad de hoy es la curación de las  Naciones y los individuos. Así como se ayuda al  individuo derramando en él la energía electrónica a través de su mente y su cuerpo y por medio de su «YO SOY», llenando cada célula, así, en un grado mayor de ex pansión, se puede tratar a una Nación. Una Nación es un gran cuerpo de individuos y de creaciones de la naturaleza. Tenemos el mismo poder para efectuar esto, siendo como lo somos, la presencia de Dios Individualizado. Sabemos, pues, que «YO SOY» está presente en todas partes, y cuando la conciencia se apodere de esta expansión, la energía se lanza a actuar en todas partes, tanto en las células del cuerpo mundial como en las células individuales. Debemos darnos cuenta de que la Presencia Activa de Dios Todopoderoso está presente en todas partes, que no hay la más diminuta porción en que esté ausente, que esta presencia activa liga a toda la creación humana y consume al instante todo lo inarmonioso o indeseable, y que lo único que la detiene es el li bre albedrío del individuo a través de su ignorancia y su propia creencia.
A través del «YO SOY» la Divina Sabiduría actúa repe liendo todo lo que no deba entrar en el sistema. La Omnipresente Sabiduría, a través de nuestra acción consciente, siempre nos está insinuando el no aceptar nada de aquello que en nuestros sentimientos, pensamientos o alimentos pu diera perturbar nuestra actividad armoniosa.
Las corrientes de energía cósmica pura están siempre fluyendo por todas partes como los rayos de un faro. Nues tras actividades exteriores siempre deben estar receptivas a estas corrientes de vida que son energía cósmica pura y que siempre están fluyendo en la atmósfera de la tierra.
Es verdad que donde las condiciones son demasiado den sas para que esta energía las penetre, ella las rodea por enci ma y por debajo y sigue su camino. Desde el año 1932, cada individuo camina dentro de grandes corrientes sanadoras. Por el poder de Ciclópea (Vista), la estrella secreta de amor, y los rayos provenientes de la Ciudad Dorada, las tremendas corrientes sanadoras son dirigidas conscientemente a través de la atmósfera de la tierra. Estas, como comprenderás, son la Energía de Dios en Acción y naturalmente autosostenida. La conciencia individual de esta Presencia te permitirá con tactar estos rayos en cualquier momento.
A los estudiantes que posean un sentido de patriotismo y que deseen ayudar a su propia Nación, les diré que estas co rrientes sanadoras llegan no sólo a individuos, sino a condi ciones, ambientes y lugares oficiales, como una llama inteli gente y que en la actualidad están haciendo una labor de protección y elevación para los hijos de la tierra, como ja más anteriormente, desde la creación de este planeta; y que mientras más personas se dan cuenta de esta operación, me jores serán en el papel de mensajeros y asistentes en este tra bajo extraordinario.
Hay una influencia siniestra con la cual nos estamos en frentando en la actividad terrena; es una fuerza mental que respalda las guerras y se manifiesta conscientemente. Los que deseen trabajar para disolver esta situación deben medi tar la idea siguiente hasta que capten el pleno significado que encierra: Deben saber que si ellos dirigen esta energía electrónica a través de la tierra, ella irá directamente y sin interrupción al sitio indicado y verá obrar la energía en for ma insospechada.
Hay individuos que siendo muy bondadosos y dedicados, se dan cuenta de pronto de que tienen que abandonar cier tos alimentos y ciertas actividades, lo que les produce una especie de shock. Yo les diré que la Divina Inteligencia den tro de cada uno les hará que dejen con naturalidad las cosas que no estén de acuerdo con la Gran Presencia, a cada paso y cuando sea necesario. Para que un individuo se abstenga de algo conscientemente, tiene que sentir que hay algo más fuerte que merezca anclarse en ello. A medida que los estu diantes se hacen conscientes de esto, les viene la fuerza y la confianza para dar el paso.
Aquéllos que vienen a tu casa merecen la protección di vina que a ti te gusta darles. Yo sugiero que una vez por día cargues la atmósfera de tu casa con pura energía electrónica, o sea, con la Presencia de Dios, para que no entren en tu casa ni comida ni presencias indeseables. Envuelve a tus vi sitas en el manto electrónico de la Presencia «YO SOY», pero no fuerces estas cosas en personas que no las hayan pe dido.


Cuando tú dices «YO SOY», reconoces el poder que des truye toda barrera y oposición. El ser humano es como un león muerto de hambre en la selva. Rompería cualquier cosa para obtener la comida. La conciencia rompería en pe dazos a su mejor amigo para salirse con las suyas.
En todo elemento astral hay el elemento del deseo hu mano. A menos que la mente se cierre completamente al mundo astral, se encontrará uno constantemente interrum pido en toda buena decisión, porque se le habrá dejado la puerta abierta a una fuerza mucho más sutil, que toda fuer za que haya en el mundo físico. MUCHOS PIENSAN QUE HAY FUERZAS BUENAS EN EL MUNDO ASTRAL; YO TE DIGO QUE NINGUNA FUERZA QUE VENGA DEL ASTRAL ES JAMÁS BUENA. Cualquier fuer za buena que parezca venir de allí, ha fabricado su propio túnel para poder pasar.
En primer lugar, ¿qué forma el mundo astral? No hay sino un solo lugar donde se pueda albergar una creación in deseable humana, y es en el próximo escalón de actividad humana, EL REINO ASTRAL. Este plano de actividad as tral contiene todas las formas indeseables acumuladas a tra vés de los siglos. De manera que es fácil ver que nada bueno puede salir de contacto alguno con el plano astral. No con tiene absolutamente nada del Cristo.
Algunos tienen una confusión que denominan «La Es trella Astral», pero eso está errado. Se llama en realidad «La Estrella Astrea». Este es un Ser Cósmico de la Cuarta Esfe ra, y cuyo trabajo es el de consumir todo lo más posible de lo que pertenezca al Reino Astral, como también el de lla mar la atención de individuos atraídos al Plano Astral. Este gran Ser, al fin y al cabo, aclara la comprensión de estos in dividuos y disuelve sus deseos de mantener algún contacto con ese reino infeliz. No hay niños en el Plano Astral. El hogar de los niños que dejan la tierra es el Plano Etérico. La gente encarnada, cuando está dormida, se encuentra en la misma esfera que los desencarnados.
La Presencia «YO SOY» posee una conciencia autosostenedora de tal magnitud, que si uno sale con ella al dormir se, se pueden alcanzar alturas increíbles. Si tú tienes con ciencia de tu «YO SOY» en tu conciencia exterior, y te lle vas esta conciencia cuando entres a otros planos, es una pre sencia sostenedora increíble.
Hay un momento en la experiencia de nuestra vida en la cual tenemos necesidad del uso y reconocimiento consciente de la frase: «YO SOY la Presencia de Dios en Acción». Cuando tú tengas esa conciencia y la lleves voluntariamente a través del velo del sueño, tu alma fuera del cuerpo actúa con poderes ilimitados.
Suponiendo que en el estado de vigilia tengas necesidad de algo, antes de dormirte puedes muy bien expresar lo si guiente: A TRAVÉS DEL MAGNO PODER, E INTELIGENCIA QUE "YO SOY", MIENTRAS MI CUERPO DUERME, HAGO EL CONTACTO NECE SARIO QUE ME CUMPLIRÁ ABUNDANTEMENTE ESTE REQUERI MIENTO, NO IMPORTA CUÁL SEA.
Debes conocer que esta actividad autosostenida no pue de fallar en absoluto, y que es una forma grandiosa de poner en movimiento a la Presencia «YO SOY», ya que cualquier cosa que el «YO SOY» ordene mientras el cuerpo duerma tiene que ser obedecido. Yo conocí un caso en que había ne cesidad de protección. El que la usó tenía cierta conciencia de la Presencia. El individuo cayó por un barranco, pero la Presencia «YO SOY» al instante construyó una forma que atrapó al individuo y lo puso a salvo antes que la caída con tinuara.
CUANDO SE TIENE CONCIENCIA ESPIRITUAL Y SE VA A CUALQUIER AMBIENTE DONDE EXISTA PELIGRO, DEBE HACERSE UN TRATAMIENTO RÁPIDO PARA SU PROPIA PROTECCIÓN, ya que mientras uno no haya ascendido, el cuerpo tiene tendencia de contactar el pensamiento exterior de la humanidad. Si el estudiante sube una montaña, debe hacer un trabajo protector, consistente en afirmaciones protectoras. Si mantiene siempre esa labor protectora puede muy bien evitar la destrucción de terceros. Ejemplo: «Dios es el Poder Omnipotente protegiendo y diri giendo este avión (barco, tren o carro), de manera que se mueva en una zona absolutamente a salvo».




En el camino tienes que estar en acción consciente todo el tiempo. Habrá quienes piensen que esto significa temor, pero no es así; por el contrario, es el reconocimiento del Po der Protector Omnipresente.
Dios todo lo ve y todo lo conoce. Él mira hacia adelante y evitará contactos indeseables. Cuando tú digas: «Dios está manejando este vehículo» la vista divina va delante mirando cuadras y kilómetros y vendrá el impulso de salir a vías libres de interrupciones de tráfico. Nuestro paso será sin obs trucción de ninguna clase porque es Dios quien está mane jando el vehículo.
Hay dos motivos que causan accidentes en los estudian tes. El primero, que enfadándose, dejan abierta su aura y la puerta astral. Segundo, que se olvidan de hacer el trabajito protector. Cada vez que hacemos algo con actitud positiva y dinámica, el exterior va adquiriendo más confianza, más fe y no puede fallar.
Otra forma de protegerse es la de proyectar el cinturón electrónico en contorno nuestro o de terceros, diciendo:
«YO SOY EL CINTURÓN O EL ANILLO O EL CÍRCULO PROTECTOR ALRE DEDOR MÍO» (O DE FULANO). Ese cinturón electrónico se forma al instante y es impenetrable e invulnerable a toda cosa ne gativa. Date cuenta que cuando tú dices «YO SOY», lo que quiera que tú ordenes es Todopoderoso e instantáneamente cumplido. No puedes usar la presencia «YO SOY» sin que logres actividad instantánea.
Repite a menudo: «YO SOY LA INTELIGENCIA PROTECTORA OMNIPRESENTE Y OMNIPOTENTE QUE GOBIERNA ESTA MENTE Y ESTE CUERPO». Esto es instantáneamente cumplido y en acción porque has dicho «YO SOY». El «YO SOY» que está en to das partes presente está en ese punto haciendo el trabajo en ese momento. Esta es la forma como pones en acción la Todopoderosa presencia «YO SOY», por los medios más directos. Ella es TODO EN TODOS. Y recuérdale a tu con ciencia exterior que cuando tú dices «YO SOY» has puesto en función todos los atributos de la Divinidad: Estás ya en un punto en que debes ver actividad instantánea. Cuando tú dices «YO SOY», en cualquier condición, significa que se está efectuando una acción instantánea por el poder más grande del Universo. En el mismo momento en que te haces consciente de que el «YO SOY» es la plena actividad de Dios, y que contiene todos los atributos de Dios, entras en pleno uso de ese magno poder.
Di a menudo: «YO SOY LA PRESENCIA QUE PRODUCE ESTE HOGAR MAESTRO». Cuando tú dices: «YO SOY LA ASCENSIÓN DE ESTE CUERPO FÍSICO AHORA», has aceptado y entrado en esa acción en el mismo instante. Cuando estás luchando por ad quirir luz en acción ilimitada, estás esforzándote por lograr la cosa más grande que existe en el mundo. Llena tu mundo con la presencia «YO SOY» y cuando lo hagas, siente que lo estás haciendo conscientemente.
Si tú dices en conciencia «YO SOY LA PERFECTA ACTIVIDAD DE CADA ÓRGANO Y CÉLULA DE MI CUERPO», tiene que manifes tarse. Sólo tienes que estar consciente de esto y se hará. Usa a menudo «YO SOY LA PERFECTA SALUD MANIFESTADA AHORA, EN CADA ÓRGANO DE MI CUERPO». Pon tu confianza en tu «YO SOY», en vez de ponerla en una medicina exterior. No pue des decir, por ejemplo: «YO SOY la perfecta actividad inte ligente en este cuerpo» y al mismo tiempo estar pensando en que vas a tener que tomar una medicina.
Para limpiar la mente di: « YO SOY la Inteligencia per fecta activa en este cerebro» Para los ojos y los oídos di:
«YO SOY LA PERFECTA VISIÓN MIRANDO A TRAVÉS DE ESTOS OJOS»; «YO SOY LA PERFECTA AUDICIÓN OYENDO A TRAVÉS DE ESTOS OÍ DOS». Ponte a hacer estos tratamientos con empeño y no puedes fallar. Tienes las riendas; úsalas y evita toda palabra que recuerde la condición limitada anterior. Cuando estés consciente del «YO SOY», no te importa lo que haga nadie en este mundo; y no debe preocuparte otra cosa que tu pro pio mundo, ya que tú has realizado que el «YO SOY» está en todo.
Para cuadrar el círculo usa la actividad «YO SOY». No hagas caso a lo que diga nadie. Sólo di, específicamente, lo que tú quieras producir. Repite, repite, repite: «YO SOY LA ÚNICA PRESENCIA ACTUANDO EN ESTO, YO SOY LA ÚNICA PRE SENCIA ACTUANDO EN MI MUNDO».
Para encontrar cosas perdidas: « YO SOY LA INTELIGENCIA Y EL OJO TODO AVIZOR QUE ENCUENTRA TODO». Te va a asombrar la sensación que te va creciendo por dentro cuando tú no tengas que mirar a ninguna otra cosa sino a tu amado y magno «YO SOY».
Borra de tu mente todo menos la operación consciente de «YO SOY», pues es el más alto poder. Lograrás la idea de que todos estos aparentes milagros se producen con faci lidad.
Suponiendo que tú quieres iluminar una habitación, di:
«YO SOY LA ILUMINACIÓN DE ESTE CUARTO». Entonces actúa sobre los electrones del cuarto, ya que iluminar la atmósfera de un cuarto es tan fácil como levantar la mano. Tu capaci dad para iluminar un cuarto es tan adecuada como el lo grarlo a través de una lámpara eléctrica. Tú puedes tan fá cilmente conducir la corriente eléctrica universal a través de ti, como la electricidad corriente es conducida a través de los cables. Para hacer visible la iluminación que está dentro de tu propio cuerpo, o sea, para irradiarla visiblemente, di:
«YO SOY LA ILUMINACIÓN VISIBLE A TRAVÉS DE ESTE CUERPO AHORA». Dentro de ti hay un punto focal.
El «YO SOY» que está en ti creó todo en el Universo. Cuando tú entres en la confianza de tu «YO SOY», Él bo rrara toda obstrucción. Usa a menudo: «YO SOY EL PODER Y LA PRESENCIA CONSUMIDORA DE TODO TEMOR, DUDA Y CONFUSIÓN QUE PUEDA HABER EN MI MENTE EXTERIOR, SOBRE LA INVENCIBLE ACTIVIDAD DEL YO SOY». Continúa este ejercicio y siempre sabrás instantáneamente lo que debes hacer.
La conciencia del individuo encubre la forma con los conceptos pertenecientes a Él y cuando éstos son agrupados alrededor del individuo que ha generado cierta energía, no le impone a éste otras condiciones que las de su propio mundo.
Cada vez que te sientas gozoso y lleno de impulso apro véchalo, úsalo y decreta.


CAPITULO VI

Constantemente recuérdale a la conciencia exterior que cuando tú dices «YO SOY», pensan do en el poder infinito de Dios, has puesto en fun ción ese poder para cumplir con éxito la idea que tienes en conciencia.
Los estudiantes sinceros no deben olvidar esto por un solo momento, hasta que la verdad se radique y actúe auto máticamente. Verán, pues, qué ridículo es decir «estoy en fermo, estoy económicamente restringido», cuando parezca faltar cualquier cosa.
Yo te digo que es imposible que seas afectado si te man tienes en la idea anterior. Úsala. Cuando tienes catarro, no necesitas que se te diga que debes usar un pañuelo. Enton ces, ¿por qué necesitas que se te recuerde que la actividad exterior no tiene sino sólo un poder que le permite moverse, y que es la presencia «YO SOY» Dios en ti? Lo malo de los estudiantes sinceros, es que no meditan lo suficiente a me nudo sobre esta verdad, para que su Maravillosa Presencia entre en actividad.
Por ejemplo, si tú dices «YO SOY LA MAJESTUOSA Y VIC TORIOSA PRESENCIA QUE LLENA TODOS LOS CARGOS OFICIALES» te da rás cuenta cuán bendecido serás por hacerlo.
Cuida tus contactos exteriores constantemente para que no aceptes en ignorancia la apariencia de cosas, o el temor de aquellos que se llaman financistas. Dios gobierna tu mundo, tu hogar, tus negocios y eso es todo lo que te con cierne.
No creas jamás que estás dejando que la imaginación se desborde porque sientes la cercanía de la Gran Presencia In dividualizada. Regocíjate, cree en esa Gran Presencia que mantiene en ti todo lo que tú puedas desear o usar. Tú no dependes de cosas exteriores. Con esta feliz entrada a este Magno Poder y Presencia que contiene todo, ¿no ves tú que si todo se acabara, tú siempre estarías provisto? Yo quiero que sientas, que aceptes gozoso y que con todo tu ser conoz cas que el poder de precipitación no es un mito; es real. Los que entren en este sentimiento con suficiente profundidad tendrán la precipitación de todo lo que desean.
Hay niños que han sido castigados por ver seres angéli cos y por manifestar que tienen una percepción interior. Son los padres de esos niños los que deberían ser castigados por atreverse a interferir en el don divino de la libertad del niño. Si los grandes vivieran más en el imaginar consciente y en la aceptación de la Gran Presencia, cuya existencia duda la humanidad, sentirían esa presencia elevándolos y dándoles su inteligencia.
¡Mi amado!, si de pronto sientes que necesitas FUERZA O VALOR, expresa:
«YO ESTOY AQUÍ SURGIENDO Y SUPLIENDO INSTANTÁNEAMENTE».
Si tú necesitas ARMONÍA, de mente o cuerpo:
«YO ESTOY ALLÍ SUPLIÉNDOTE INSTANTÁNEAMENTE Y NO NECESITAS ESPERAR».
No le des un pensamiento al mundo o a los individuos que no comprenden estas cosas. Continúa regocijado en la presencia activa, visible, de lo que tú desees manifestar y ver precipitado en tu vida y tu uso: «YO SOY LA PRESENCIA AC TIVA Y VISIBLE DE ESTO QUE YO DESEO, YA MANIFESTADO».
Nuestro sentido común debe decirnos que a menos que nosotros esperemos, aceptemos y gocemos ya aquello que deseamos, ¿cómo lo vamos a lograr? El pobre e insignifican te ser exterior se pavonea diciendo:
«YO SOY DEMASIADO IMPORTANTE PARA PONER ATENCIÓN A SEMEJANTES CUENTOS DE HA DAS». Pues permíteme informarte que algún día los indivi duos que hablan así van a ponerse muy contentos con estos cuentos de hadas y llenarán su mente con esas ideas para verlas surgir.
En cada contacto con el mundo exterior de los negocios y cada vez que haya una condición negativa que aparente tocar tu mundo, instantáneamente toma esta determinación:
«YO SOY LA PRECIPITACIÓN Y LA PRESENCIA VISIBLE DE CUAL QUIER COSA QUE YO DESEE Y NO HAY HOMBRE NI COSA QUE PUEDA INTERFERIR EN ELLO».
Cuando yo hablo de precipitación, no sólo me refiero a la apertura de los canales invisibles, sino a cualquier canal, ya que todo es precipitación, lo creado y lo no creado aún, y no hay sino una pequeña diferencia de actividad.
Cuando yo reconozco quien «YO SOY», he entrado en el gran silencio donde está la más grande actividad de Dios. Este reconocimiento debe traer grandes revelaciones al indi viduo si él acepta esto gozosamente.
En tu experiencia exterior, la práctica de cualquier acti vidad desarrolla más y más tu eficacia, ¿no es así? Si uno puede aplicar esto a una actividad exterior, ¿no ves tú cuán to más importante lo es para una actividad interior? Cuanto más lo uses mayor poder manifestarás. Sabes tú que puedes hacerlo con las cosas espirituales, de manera más grande y rápida que con lo exterior, ya que en el espíritu el poder ac túa instantáneamente. No hay espera cuando el «YO SOY» actúa.
El hecho de que la musculatura se desarrolla con el ejer cicio, te debe hacer comprender que el mismo esfuerzo por el poder interno, naturalmente tiene que producir muchos mayores resultados. Por ejemplo, los hombres creen que tienen que hacer ejercicios físicos para desarrollar los múscu los. Pues yo he hecho muchas veces que mis estudiantes de sarrollen un bello y simétrico cuerpo con músculos podero sos sin haber hecho un solo ejercicio físico. En todo desarro llo, tanto del exterior como del interior, la primera parte del ejercicio es mental. Debemos saber que no hay sino un solo poder y energía y que viene de la presencia «YO SOY» en cada uno. Por consiguiente, el ejercicio de tus facultades in teriores es llamado mental; pero yo te digo que es Dios en acción, porque tú no puedes formar un solo pensamiento sin la inteligencia y la energía de Dios para lograrlo. Por lo tanto tu actividad mental es la energía de Dios en acción. Ahora verás, pues, cuan fácil y posible es producir un cuer po físico, fuerte y simétrico, sin hacer ejercicios físicos para lograrlo.
La mayoría de los hombres científicos, médicos o profe sores de cultura física, negarán esto; pero yo les aseguro que es solamente que no se han penetrado profundamente res pecto a la energía o el poder que está actuando, pues ningu na actividad puede tener lugar si no es por el uso de esta energía y poder interior. La gente permite que le entren du das y temores con respecto a los conocimientos de estas grandes facultades que son libres y para el uso de quien las quiere utilizar en cualquier momento. Lo que pasa es que se encuentran sumergidas como un corcho mantenido debajo del agua, el cual, apenas se le suelta, salta a la superficie. Yo te aseguro que es lamentable que los estudiantes sinceros pasen tantos años esforzándose, ensayando y dejando el uso de estas facultades, y luego, porque no las ven operar inme diatamente, se dejan caer de nuevo en un estado de inactivi dad hasta que algo los vuelve a animar, para recaer de nue vo.
El reconocimiento persistente y determinado de esta Pre sencia «YO SOY» te llevará al logro absolutamente cierto, a menos que tú lo abandones.
Yo veo en este momento a un buen número de indivi duos que con un poquito de incentivo y la descripción sen cilla de estas prácticas, saltarán a la libertad, especialmente aquellos que reciben la instrucción verbal junto con la ra diación que la acompaña.
¿No es desastroso que los hijos e hijas de Dios se some tan a las limitaciones cuando con un esfuerzo persistente y determinado abrirían la puerta y entrarían en esta gran cá mara interior llena de luz, joyas, oro y substancia de todos los alimentos del universo? Y luego con esta verdad plena frente a ellos, estos individuos vacilan aún por la imposibili dad de creer que pueden dar el paso, tomar este cetro y ser libres.
Amado, de nuevo te digo: canta la gran melodía de la Presencia Conquistadora del «YO SOY». Canta en tu cora zón continuamente, siéntela con toda tu habilidad, agárrate fuertemente a esa determinación. El conocimiento y el sen dero de esa maestría, se te abrirá y se te manifestará la liber tad eterna. Simplemente continúa recordándote que ya has traspasado el velo.


CUALQUIER MAESTRÍA QUE EL INDIVIDUO HAYA ADQUIRIDO SO BRE SUS ASUNTOS Y SU MUNDO ES, Y SIEMPRE DEBE SER, UN RETIRO SAGRADO, UN SANTUARIO INTERIOR, EN DONDE NINGÚN OTRO INDIVI DUO INQUISIDOR PUEDA ENTRAR. NADIE PUEDE LOGRAR LA MAESTRÍA PRETENDIENDO ENCONTRAR ESA MAESTRÍA EN OTROS.
BUSCAR, ENCONTRAR Y APLICAR LA LEY DEL PROPIO SER ES EL CAMINO SEGURO HACIA LA MAESTRÍA, Y ÚNICAMENTE CUANDO EL INDIVIDUO LA HA LOGRADO ES QUE PUEDE COMPRENDER REALMENTE LO QUE ES LA VERDADERA MAESTRÍA. NO HAY SINO UN DOMINIO QUE BUSCAR Y ES EL DOMINIO SOBRE EL PROPIO SER EXTERIOR.
Puedes marchar al lado de un Maestro durante años y no descubrirlo hasta que las propias facultades interiores se lo revelen a uno. Se puede vivir en la misma casa con un Maestro durante años y no saberlo hasta que surge una crisis y el poder real se revela.
Que un maestro discuta o revele sus propios logros sería disipar sus fuerzas y eso no se debe hacer jamás.
Si un estudiante tiene la dicha de una bella experiencia y luego la comenta con terceros, generalmente hay tantas du das que surgen en los oyentes y que se derraman sobre él, que pronto comienza a dudar de sí mismo. Es verdadera mente cómico ver cuán convincentes son los argumentos aje nos. El estudiante que escucha esos argumentos ajenos debe hacerse justicia a sí mismo, a su Yo Superior, y escuchar lo expresado por esa su experiencia interior.
En el propio momento en que comienza a entrar la duda, si se le permite la entrada, continuará entrando a rau dales. Igual cosa ocurre con el «YO SOY». Si vuelves a Él tu atención, allí se precipita la energía. Amado mío, ¿no ves que cuando deseas alguna revelación o inspiración al decir «YO SOY» eso, pones en movimiento el poder con todas sus facultades, con todas las substancias y que tiene que asu mir cualquier forma en que se fije la atención?
El «YO SOY» es la mente insondable de Dios. Al buscar comprensión, el estudiante corriente sólo está contactando la memoria de lo que ha sido, en lugar de ir al Corazón de Dios y extraer aquello que aún no ha sido.
Los discípulos a veces no realizan que han existido mu chas civilizaciones con vastos logros totalmente desconoci dos hoy en día. Atlántida, Lemuria y la Tierra de Mu, son sólo fragmentos de otras grandes civilizaciones que han exis tido.
Para lograr hacer cosas poco comunes, aquellos estu diantes que lo deseen, deben tomar la decisión siguiente:
« YO SOY EL CORAZÓN DE DIOS Y AHORA PRODUZCO IDEAS Y CO METIDOS QUE JAMÁS HAN SIDO PRODUCIDOS ANTERIORMENTE».
Considera que SOMOS AQUELLO QUE DESEAMOS VER PRODUCIDO. La presencia «YO SOY» es pues el Corazón de Dios. Se entra inmediatamente en el Gran Silencio en el mismo mo mento en que se pronuncia «YO SOY». Si tú reconoces que tú eres «YO SOY», entonces lo que sea que tú declares que da instantáneamente manifestado.
Creer es tener fe en lo que tú crees que es la Verdad. Hay, pues, un entretejido entre la creencia y la fe. Al princi pio se hace la creencia; si se mantiene se convierte en fe. Si tú no crees que algo es verdad, no lo puedes traer a la mani festación. Si tú no puedes creer en tus propias palabras cuando pronuncias «YO SOY tal o cual cosa», ¿cómo pue de establecerse y manifestarse el dicho de Shakespeare: «NO HAY NADA BUENO NI MALO, EL PENSAR LO HACE ASÍ»? ES ABSOLUTA VERDAD.


Si ya sabes que la Energía Divina le entra al individuo en un estado de pureza perfecta, entonces tienes que realizar que es el propio individuo quien recalifica a esa energía, im poniéndole su propia impureza. Esta energía le entra al hombre continuamente con el latido del corazón y él la tiñe con su propia calidad y la proyecta hacia fuera. Este es su privilegio como Creador, a Imagen y Semejanza del Padre. Nuestra conciencia individual está siendo proyectada, for mando ambiente en contorno nuestro. Por eso recibe vibraciones de pesar, de tristeza, de alegría, de amor, bondad, etc. Y las siente como si fueran propias. Si son buenas, no tiene nada de qué preocuparse; pero si son de impaciencia o de tristeza, debe decirles que se retiren y ordenar que se tras muten para no continuar expandiendo esa atmósfera y con tagiando a otros.
Cada uno de nosotros tiene color y sonido. Cada activi dad nuestra es, pues, de un color y de un arpegio con una frase musical. Si es distorsionada, sale un sonido feo, diso nante y de color sucio. A cada persona que lanza una crea ción afeante se le devuelve la responsabilidad de aquello. Todo contiene inteligencia.
No consideres el elemento tiempo. Cuando afirmes algo que desees sea manifestado, hazlo con gozo y manténlo fir memente hasta que se manifieste. Si mantienes constante la presencia “YO SOY”, mientras haces aquello que tú deseas, entrarás en la plenitud y perfección de todo lo que ya está preparado para tu uso. Todo logro permanente debe ser el resultado del esfuerzo consciente de cada individuo.
¿QUÉ ES LA LÁSTIMA? ES PONERSE DE ACUERDO CON LO IMPERFECTO. No te dejes jamás invadir por la lástima, pues es como si te dejaras arrastrar a las arenas movedizas teniendo alas con qué elevarte a las alturas, por encima de toda cosa destructiva, elevando al mismo tiempo aquello que estás atestiguando y que quiere producirte esa lástima. No juzgues; manténte firme en la presencia “YO SOY” y todo manifestará la perfección.
Para toda condición imperfecta que tú veas, especialmente la vejez, di:
“YO SOY LA PERFECCIÓN DE ESE INDIVIDUO QUE TIENE LA APARIENCIA DE VEJEZ”.
Así habrás puesto en acción a Dios dentro del individuo, ya que Él también pronuncia el “YO SOY”, aunque no sea sino despectivamente. En este caso lo has impulsado a usarlo constructivamente.
No importa lo que tú oigas decir o conversar en el mundo exterior; manténte firme. No te dejes afectar, pues tú estás produciendo perfección y tienes que hacerla manifestar conscientemente.
SI NO ESTÁS ATENTO, PUEDE QUE DEJES ENTRAR UNA EXPRESIÓN QUE TE PERSEGUIRÁ POR AÑOS SI NO LA BORRAS. Cuando conscientemente estés usando la gran Ley, conoce que el poder activo del pensamiento de Dios sabe perfectamente la dirección hacia donde va y actúa.
Conscientemente dile a tu “YO SOY” que haga lo que sea necesario, dile: “YO SOY LA INTELIGENCIA QUE CALIFICA ESTO CON LO QUE SEA NECESARIO”. Esto, por supuesto, si te encuentras en el caso de no saber qué hacer en un momento dado. El todo es que vuelvas tu mente al “YO SOY” que te guía y te mantiene.
Yo tuve un discípulo que calificó en tal forma su círculo electrónico con el poder de curación, que lo llamaban “la sombra sanadora”. En el instante en que uno hacía contacto con su círculo electrónico era sanado.
¿Por qué se individualizó Dios?: Para tener algo a qué amar.
¿Por qué fueron divididos los rayos?: Para expresar amor. El amor es el Principio Activo de Dios. Cuando tú amas, estás envolviendo aquello que amas en ese Manto de Dios, en aquella Presencia Radiante. Jamás critiques.
Cuando aparentes ver una actividad sexual incorrecta, levanta la conciencia del personaje a un ideal, de manera que el pensamiento de él entre en control consciente y así su actividad sexual se eleve a un plano superior.


El uso limpio y apropiado del sexo es para la expansión del amor en la procreación de una forma, de manera que el alma que viene pueda tener un carácter y un temperamento armonioso y amoroso. El pensamiento y sentimiento de los padres son la actividad modeladora. La naturaleza del principio Vida en el individuo es amar.
La diferencia entre la compasión y la lástima es la siguiente: en la compasión se invoca a la presencia “YO SOY” para que produzca la perfección. La lástima es energía con una sensación de imperfección y sólo intensifica la imperfección que se está manifestando.
Para controlar a un animal usa el “Yo estoy aquí y Yo estoy allí”. Ordeno el Silencio. O se le mira a los ojos y se conoce que el amor de Dios lo controla.






CAPITULO VII

Cuando se dio la orden «Hágase la Luz», la primera actividad fue la obediencia. Surgió la luz en cantidades ilimitadas, y así ocurre con todo lo que se refiere a la actividad exterior del único Principio Ac tivo: Dios. Quiero decir que la primera actividad de todo lo externo es la obediencia perfecta a la presencia «YO SOY», pues sólo así se puede expresar armoniosamente la esencia pura.
Hay que esforzarse por mantener tranquila en todo mo mento la expresión exterior; así sea entre amigos, parientes, socios o lo que sea, de cualquier condición o edad, pues cada vez que surge el impulso de discutir, criticar o resistir, es la señal de que la conciencia carnal se está entrometiendo para llamar la atención sobre ella. Ese es el momento de darle la orden de observar obediencia y silencio. Lo impor tante es conservarse en calma, en Gracia de Amor, Luz y Obediencia.
Es inútil discutir; silencia tú el exterior. Cuando el estu diante entra ya en el sendero consciente, la menor aparien cia de resistencia o de perturbación le indica que debe de cretar
«YO SOY LA OBEDIENTE E INTELIGENTE ACTIVIDAD DE MI MENTE Y CUERPO; YO SOY EL PODER QUE GOBIERNA Y ORDENA TODO ARMONIOSAMENTE». Todavía no puedo entrar a enume rar los elementos perturbadores de las actividades exteriores, porque sería impulsar en el estudiante una resistencia o, tal vez, un complejo de culpabilidad. Cuando los estudiantes estén lo suficientemente fuertes para escuchar estas verda des, se les darán. Basta con la mención hecha de que deben estar en guardia para no aceptar resistencia ni tentaciones de criticar. Cada uno debe usar muy a menudo la declara ción: « YO SOY LA GUARDIA INVENCIBLE ESTABLECIDA Y SOSTENI DA EN MI MENTE, MI CUERPO, MI HOGAR, MI MUNDO Y MIS ASUNTOS». Esta guardia es la presencia «YO SOY», y, natu ralmente, es Infinita Inteligencia. La conciencia de esto esta blecerá esa guardia de actividad inteligente, que no tendrá que ser repetida constantemente una vez que sea establecido el impulso, o sea, el momentum.
Volvamos al punto de que cada vez que usamos el «YO SOY», sabemos que está actuando el poder del Amor, la Sa biduría y la Inteligencia Divinas. Usa también la declara ción: «YO SOY LA ACCIÓN PLENAMENTE LIBERADORA DEL AMOR DIVINO». (Recuerda que el Amor, como virtud o atribución de Dios, es una entidad viviente, ya que Dios es Vida, y to dos Sus atributos están vivientes.)
Yo sugiero como actividad preparatoria para cada día que los estudiantes declaren con firmeza y con gozo (sabien do de antemano que el propio poder dentro de la declara ción la hace mantenerse vigente): « YO SOY EL AMOR, LA SA BIDURÍA Y EL PODER CON SU INTELIGENCIA ACTIVA, LO QUE ESTARÁ ACTUANDO EN TODO LO QUE YO PIENSE Y HAGA HOY. YO LE ORDENO A ESTA ACTIVIDAD INFINITA QUE SEA MI PROTECCIÓN Y QUE ACTÚE EN TODO MOMENTO, HACIENDO QUE YO ME MUEVA, HABLE Y PRO CEDA ÚNICAMENTE EN ORDEN DIVINO».
Y es bueno que durante el día se declare: «YO SOY LA PRESENCIA GOBERNANTE QUE ME PRECEDE A DONDE YO VAYA DU RANTE ESTE DÍA, ORDENANDO PERFECTA PAZ Y ARMONÍA EN TODAS MIS ACTIVIDADES».
De esta manera se deja la puerta abierta para el flujo constante de la presencia interior que transformará tu mun do, te impedirá el contacto con la desarmonía y hará que la paz y la armonía se hagan en todo contacto exterior.
No importa cuál sea la manifestación dentro o fuera del cuerpo; el estudiante debe adoptar la firme determinación de que su cuerpo es el Templo del Altísimo.
Esta es una verdad incontrovertible, y esta actitud man tenida conscientemente traerá el cuerpo a la actividad per fecta, como es la intención divina. Yo les recuerdo en todo momento a los estudiantes que no hay otra forma de lograr adquirir una cualidad o un atributo deseado, sino reclamán dolo, sabiendo que existe en nuestro espíritu perfecto. El ex terior se ha acostumbrado a creer en la imperfección del ser humano y, por consiguiente, no puede manifestar perfeccio nes bajo tales condiciones.
El pensamiento del estudiante, en general, es el siguiente: «Bueno, ya comprobé que no manifiesto esta cualidad que yo deseo y debe ser porque no estoy lo suficientemente adelantado». Pero yo te aseguro que no importa lo que esté manifestando el cuerpo o ser hu mano, el fracaso es imposible cuando se ha puesto en movi miento el «YO SOY», ya que se ha pronunciado la Verdad, además de movilizar los atributos de Dios. Muchas veces he visto a mis discípulos a punto de manifestar una gran victo ria, y no solamente han fallado en el último momento, por la duda y la falta de persistencia, sino que le han cerrado la puerta por tiempo indefinido.
El estudiante debe obligarse a mantener en su mente que cuando se ha puesto en movimiento el Poder de Dios, al pronunciar el «YO SOY», primero ocurre el caos universal antes de dejar de cumplirse la afirmación. No puede jamás dejar de actuar la actividad «YO SOY», a menos que el ex terior se lo impida. Esto puede ocurrir cuando la precipitación asoma ya en el plano terrenal y la «efluvia»# ataca para destrozarla.
Todo estudiante debe vigilarse con gran atención para no usar el «YO SOY» en expresión negativa, porque cuan do se dice: « Yo estoy enfermo, o Yo he fracasado, o Yo no estoy actuando correctamente», se está lanzando esta magna energía para destrozar aquello que deseas lograr. Esto ocurre siempre que se usa el pronombre «YO», como ya lo sabes, pues ésa es la válvula que abre el «Poder Universal». Cono ciendo que «YO SOY» eres tú mismo, cuando dices: «me duele la cabeza, tengo el estómago malo», etc., estás lanzan do la energía para que actúe en esos órganos en la forma que estás decretando, pues es igual cuando usas diferentes verbos y el pronombre posesivo. Se refieren éstos a una persona. «YO». No hay sino una sola persona que pueda afirmar en tu mundo, TU. Cualquier expresión que únicamente pue da ser apropiada por ti, para ti, está incluyendo la energía y la actividad de la presencia «YO SOY». La actitud correcta es que si un órgano aparenta estar rebelde, hay que declarar y mantener con firmeza:
«YO SOY LA ÚNICA Y PERFECTA ENERGÍA ACTUANDO AQUÍ, POR LO TANTO, TODA APARIENCIA DE PER TURBACIÓN ES INSTANTÁNEAMENTE CORREGIDA».
Este es el punto importante que hay que mantenerles a los estudiantes, y si por la fuerza de la costumbre usas algún agente exterior, como por ejemplo, un medicamento, úsalo parcamente, siempre aclarándote a ti mismo la verdad, hasta que adquie ras la maestría suficiente para gobernar enteramente por vía de tu presencia «YO SOY».
Yo te aseguro que aunque creas que el agente medica mentoso te ha aliviado, siempre es la presencia «YO SOY» la que le ha comunicado al medicamento el poder de ali viarte. Por ejemplo, YO, Saint Germain, he observado el mundo médico por muchos siglos, y cada vez que un indivi duo en autoridad dice que tal o cual medicina ya no sirve, al poco tiempo la medicina desaparece por completo del esce nario. Lo que ocurre en la mente de todo individuo pensan te es que consideran que ciertas hierbas o substancias tienen una acción química que corresponde al elemento dentro del cuerpo. Y yo te digo: ¿Qué es lo que te da la afinidad quími ca? El poder de tu «YO SOY» que te permite pensar. Así cuando le das la vuelta al «Círculo de Actividad», encuen tras que no hay sino una Inteligencia y Presencia actuando, el «YO SOY DIOS EN TÍ».
Entonces, pues, ¿por qué no te enfrentas a esta verdad? Plántate sin vacilación y piensa: « YO SOY ESA PRESENCIA EN ACCIÓN». Es la misma Vida en mí y en todos los remedios a los cuales les da su poder.
¿No es mucho mejor ir directamente a la Suprema Fuen te de todo, y recibir su Omnipotente e Inagotable asistencia, que no puede fallar, en lugar de concederle a algo interior que te lleva a otro algo exterior, a lo cual tú le has concedi do el Poder de aliviar la condición a la cual diste el poder de molestarte?

Yo sé que no es fácil dejar muy viejas costumbres. Pero un poco de meditación obligará al raciocinio exterior a sol tar su dependencia en estos remedios exteriores y depender exclusivamente de la gran presencia «YO SOY».
Por supuesto que no hay otro modo de convencer a un estudiante respecto a esta cuestión vital, sino por la aplica ción de estas verdades con determinación y firmeza. Ade más NADIE PUEDE DEMOSTRARLE HASTA QUÉ GRADO SE PUEDE APLI CAR LA VERDAD; SÓLO ÉL PUEDE DETERMINAR ESE GRADO. A veces la energía interior, acumulada por el deseo, es de tal magni tud, que el individuo se asombra ante los resultados.
La palabra que emplean los orientales es OM. Significa lo mismo que «YO SOY» (I am). A mí personalmente me gusta más el «YO SOY», porque el estudiante siente más la acción de Dios en él. Para los orientales «OM» es una pre sencia universal, y no da la conciencia que da la presencia «YO SOY» actuando en el individuo. Esto explica la condi ción que existe hoy en la India, que por la confusión de tan tas castas, han caído en el error de creer que lo que es im portante es la entonación en que cantan «OM». Sí es verdad que impone una actividad, pero no la de energizar la acción del individuo y, por consiguiente, la diferencia de entona ción es de poco beneficio.
El sistema de los Maestros Ascendidos desde tiempo in memorial ha sido el uso consciente de la Presencia «YO SOY». El reconocimiento y plena aceptación de DIOS EN ACCIÓN en el individuo es lo que imparte más y más la in teligente actividad, plena y completa, de la Presencia de Dios. Esto es la práctica de la Presencia de Dios, o sea, la Deidad.
Aquellos orientales que han alcanzado grandes alturas, y que los hay sin duda, lo han logrado a fuerza de meditar so bre esta verdadera actividad. Tal vez la verdad más sencilla y más poderosa que el individuo puede sostener es que cuando él diga «YO SOY» pone en acción dentro de sí mis mo, consciente o inconscientemente, la plena energía de Dios sin adulteración alguna. La energía se convierte en po der, a través del uso consciente. El hecho de que un indivi duo está encarnado como ser humano es una orden de ele var su mundo a un estado de actividad perfecta. Cuando la conciencia del individuo es elevada, todo el mundo de ese ser es subido al plano de actividad interior.
La frase oriental «O mani padme hum» significa «Dios actuando en el individuo». Usa el «YO SOY» en lugar de «OM» en todo momento, porque tal vez tú has vivido en camado en cuerpos hindúes. Conociste ese uso, y para im pedir que se invoque un uso inferior, emplea el «YO SOY», para que te lleve a la altura completa.
Cada vez que tú usas el «YO SOY», pones la pura ener gía en Dios en movimiento, sin color ni tinte de concepto humano. Es la única forma de mantener la pura energía de Dios incontaminada por calificaciones humanas. Enormes resultados se logran en corto tiempo por medio del uso de las afirmaciones siguientes:
«YO SOY LA PURA INSPIRACIÓN; YO SOY LA LUZ PURA. EN ACCIÓN AQUÍ» (visualiza esto en y a través del cuerpo en el propio momento); «YO SOY LA PURA REVELACIÓN DE TODO LO QUE YO QUIERO SABER».
Mantén para siempre dentro de ti las riendas del poder. La gente teme abrazar el Gran Poder de Dios y dejarlo obrar. ¿Y qué puede haber en Dios que te dé temor? Tienes que reclamar o apropiarte lo que tú desees. Di:
«YO SOY AHORA EL SER ASCENDIDO QUE DESEO SER». Esto te envuelve in mediatamente en la Presencia Ascendente.
«YO SOY LA ETERNA LIBERACIÓN DE TODA IMPERFECCIÓN HU MANA». Esto realiza quien es «YO SOY».
«YO SOY ACEPTO AHORA MI PERFECCIÓN COMPLETA Y TERMI NADA YA».
Usa las explicaciones de las afirmaciones para tu propia comprensión, pues la conciencia carnal es un Santo Tomás, incrédulo y criticón. No lo dejes dudar. Di: «ESTE CUERPO MÍO ES EL TEMPLO DE DIOS VIVIENTE Y ES ASCENDIDO AHORA».
Las instrucciones generalmente son para que el estudian te se compruebe la Ley a sí mismo. Di a menudo: «YO SOY EL PODER QUE GOBIERNA ESTA ACTIVIDAD Y, POR CONSIGUIEN TE, SIEMPRE ES NORMAL».
En todo el Universo no hay un individuo que pueda re conocer el «YO SOY» ajeno para ninguna otra persona. Uno puede dirigirse al «YO SOY» colectivo y, por supues to, porque en ese «YO SOY» entra uno también, pero no es lo mismo cuando se trata del «YO SOY» individual. Cada paso alcanzado por ti en el reconocimiento de que eres, es una adquisición permanente y no se puede retrogradar.


CAPITULO VIII

 Todo el mundo anda buscando la felicidad, a veces llamada dicha, y, sin embargo, muchos de los que la buscan con tanto ahínco continúan pa sando de largo ante la llave de esa felicidad.
LA LLAVE SIMPLE DE LA DICHA PERFECTA Y EL PODER INHERENTE QUE LA MANTIENE CONSTANTE ES EL AUTOCONTROL Y LA AUTOCORRECCIÓN. PERO ESTO ES FACILÍSIMO DE LOGRAR UNA VEZ QUE SE APREN DE LA VERDAD DE QUE UNO MISMO ES LA PRESENCIA «YO SOY» Y LA INTELIGENCIA QUE CONTROLA Y ORDENA TODAS LAS COSAS.
Alrededor de cada individuo hay todo un mundo de pen samientos creados por él mismo. Dentro de este mundo mental está la semilla, la Presencia Divina, el «YO SOY», que es la única Presencia que actúa en el Universo y la cual dirige toda energía. Esta energía puede ser intensificada más allá de todos los límites por medio de la actividad conscien te del individuo.
La Presencia Divina Interior puede ser comparada con la semilla de un durazno. El mundo de pensamientos que la envuelve semeja la pulpa. La pulpa representa no sólo el mundo mental creado por el individuo, sino la sustancia electrónica universal, siempre en espera de ser activada por la determinación consciente del individuo, para ser precipitada a su uso visible en la forma que a él le convenga o de see.
El camino seguro hacia la comprensión y uso de este po der consciente nos viene por medio del autocontrol. ¿Qué quiero yo decir con esa palabra «autocontrol»?:
el reconocimiento de la Inteligencia «YO SOY» como única Presencia activa;
que sabiendo esto, sabemos tam bién que no existen límites o limitaciones para el poder de su uso y,
que los humanos, habiendo recibido libre albedrío, libre selección y libre actuación lo que crean en su mundo circundante es todo aquello en que fijan su atención.
Ha llegado el momento por fin cuando todos deben com prender que el pensamiento y el sentimiento forman el po der creador más grande en la vida y en el universo. La única forma de usar ese pleno poder de pensamiento-sentimiento, que llamamos «DIOS EN ACCIÓN», es empleando el auto -control y la autocorrección, con los cuales se puede rápida mente alcanzar la comprensión con que usar y dirigir este poder del pensamiento, sin limitación alguna. Cuando se ha logrado el suficiente autocontrol, el individuo puede mante ner su pensamiento fijo en cualquier deseo, al igual que una llama de acetileno que se mantiene inmóvil sobre una solda dura. Así cuando se mantiene inamovible la conciencia en cualquier deseo, sabiendo que la Presencia «YO SOY» es la que está pensando, o sea, que es Dios en Acción, entonces se comprenderá que se puede traer a la visibilidad, o preci pitar, lo que quiera que se desee o se necesite. No es que no se pueda pensar en otra cosa; si así fuera, ¿cómo podría uno realizar los mil y un deberes que colman nuestros días? Es que cada vez que se tenga que recordar el punto en cuestión, se recuerda invariablemente que es DIOS, o la Presencia «YO SOY» con todo su poder, la que está actuando para precipitamos el deseo.
Oye bien; ha sido comprobado en miles de formas que el efecto de una cosa no puede traer felicidad. Sólo por la comprensión de la causa que opera es que el individuo se hace maestro o dueño de su mundo.
El autocontrol se ejerce pensando y diciendo inmediata mente frente a todo lo inarmonioso que se presente: «No se ñor. Esto no puede ser verdad porque mi «YO SOY» es per fecto. Borro, pues, todo lo que esté hecho por mi concien cia exterior y no acepto sino la perfección manifestada». ¿Qué pasa entonces? Que le has abierto la entrada a Dios «YO SOY», y Él endereza todo lo exterior.
Dice Saint Germain: «Amado estudiante, si pudieras comprender el esplendor magnificente que se manifiesta en ti, cuando afirmas así tu autocontrol ante la actividad exte rior, duplicarías todos tus esfuerzos para lograr ese autocon trol y maestría sobre toda expresión exterior. Así es que se le permite a la Magna Presencia «YO SOY» liberar su gran Poder en nuestra conciencia y uso exterior».


Ahora vamos a quitar de la mente de los amados estu diantes el sentido de tiempo, espacio y distancia.
La llave que abre la entrada a todas las esferas superio res, los planos superiores, está en la sencillez y firmeza del autocontrol. Todo estudiante debe recordar esa gran verdad de que «DONDE ESTÁ TU CONCIENCIA ESTÁS TÚ», y que el «YO SOY» está en todas partes.
La conciencia de que hay espacio, distancia y tiempo es sólo una creación del hombre. Pasar a través del velo finísi mo que separa la conciencia de su pleno poder y actividad interior es sólo un asunto de estado de conciencia, o sea, de pensamiento y sentimiento. Aquellos que están esforzándo se por alcanzar la Luz, están viviendo constantemente en esas altas esferas. La belleza de estas esferas sobrepasa toda imaginación. Cuando entres en ellas consciente y volunta riamente, encontrarás que todas las creaciones que existen allí son tangibles como cualesquiera de nuestros edificios de aquí.
Con la afirmación «YO SOY EL PODER DE MI AUTOCONTROL COMPLETO PARA SIEMPRE SOSTENIDO» les será más fácil lograr esta maestría. Los estudiantes deben hacerse conscientes de que cuando ellos reconozcan la actuación de la Presencia «YO SOY», es imposible que ella sea interrumpida o que se le interfiera en forma alguna. Al saber que no hay ni tiempo ni espacio, se tiene al alcance el conocimiento de la eterni dad.
Para entrar en una esfera más alta que el mundo físico, plenamente consciente, sólo hay que ajustar o cambiar la conciencia. ¿Cómo hacerlo? Sabiendo que ya estás allí, conscientemente.
Afirma a menudo: POR EL PODER DEL CÍRCULO ELECTRÓNICO QUE YO HE CREADO EN CONTORNO MÍO, NO PUEDO SER AFECTADO YA POR DUDAS Y TEMORES. YO TOMO GOZOSO EL CETRO DE MI «YO SOY» Y PISO RESUELTAMENTE CUALQUIERA DE LAS ALTAS ESFERAS EN QUE YO QUISIERA ENTRAR, Y CONSERVO LA CLARA Y PERFECTA ME MORIA DE MIS ACTIVIDADES ALLÍ.
Con esta práctica te encontrarás rápidamente gozando de la libertad ilimitada y la felicidad perfecta de actuar en cual quier plano que tú escojas.
El estar consciente de las cosas que están mil años ade lante es tan fácil y tan accesible como ir a tus repisas a to mar un libro que necesites. El gran obstáculo para la liber tad humana ha sido la gran ilusión del tiempo y el espacio en la creencia general.
Aquellos que han llegado a la gran desilusión de ver que la riqueza y los efectos exteriores de las cosas no pueden traer la dicha, comprenden la gran bendición que dentro de su propio pensamiento creativo, su propio poder y su pro pio pensamiento, tienen toda la dicha, la libertad perfecta y el dominio.
Cuando el estudiante comprenda que aquello en que él conecta su atención se le adhiere, se convierte en él, o él se convierte en aquello con toda la intensidad que él emplee, verá la importancia de mantener su atención lejos de todo lo destructivo en la experiencia humana. Aprende a invocar en estos momentos a la Amada Presencia «YO SOY», antes de fijar la atención en las cosas destructivas.
Al discutir y comentar los defectos de nuestros amigos, familiares y asociados, nos comunica esos defectos a nues tras propias conciencias y parece que aumenta el defecto que vemos en el otro. Esto es fijar la atención en lo destruc tivo y nos convierte en ello.
El hecho de que existen magos negros en el mundo (bru jos), o sea, ciertos hijos de Dios que dirigen mal y contami nan la energía electrónica que les viene de su Presencia YO SOY, no es razón para que permitamos que nuestra aten ción se fije en ese hecho, simplemente porque conocemos los hechos. Lo que nos incumbe es que mantengamos nues tra atención libre para que se fije en nuestro propio auto control impulsándolo a que se pose en lo que nos conviene.
Pocos se dan cuenta de que cuando vuelven a pensar o a estudiar un caso negativo y destructivo, o que cuando al guien les ha desagradado en alguna forma y ellos se permiten volver a repasar el incidente, se están grabando y fabricando ese caso en sus conciencias puras, ensuciándolas y atrayen do el resultado para que vuelva una y otra vez a ocurrir.

Pero yo quiero imprimir en las mentes de los estudiantes que es tonto dejarse afectar y perturbar por actividades, rea les o imaginarias, de la conciencia exterior; ya que una vez que sepan «YO SOY LA ÚNICA PRESENCIA TODOPODEROSA AC TUANDO EN MI MENTE, MI CUERPO Y MI MUNDO», ya no po drán ser afectados ni perturbados por ninguna asociación del mundo exterior. Deben saber que están enteramente in munes de las molestias y perturbaciones de la mente de otros, no importa lo que traten de hacemos.
CUANDO EL INDIVIDUO SE DA CUENTA DE QUE SU PROPIO PEN SAMIENTO Y SENTIMIENTO LE PUEDE PRODUCIR TODO LO QUE ÉL NE CESITE, SE SENTIRÁ LIBRE DEL DESEO DE LAS RIQUEZAS Y TODO LO QUE EL MUNDO EXTERIOR PUEDA OFRECERLE.
Les aseguro que no existe un mundo «sobrenatural». En cuanto pisamos una esfera superior a ésta, aquella se hace tan real y verdadera como ésta. Es simplemente otro estado de conciencia. Para alegría de tus familiares te diré que de aquí a cien años habrá centenares de personas que podrán usar los rayos cósmicos para limpiar y conservar sus casas, y cuando ya no sientan la necesidad de seguir las modas crea das por las ideas comercializadas, tejerán sus mantos «de un solo hilo y sin costuras» hechos con los rayos cósmicos.
Muchos estudiantes me preguntan cómo es que los maestros, con todos sus poderes creadores, prefieren vivir en habitaciones humildes. La explicación es sencilla. La mayor parte de sus actividades son en altas esferas, dirigiendo mag nos rayos de Luz para la bendición de la humanidad desde sus hogares de Luz y Sabiduría tan bellos y trascendentes, como para hacerse invisibles a aquellos que aún ocupan cuerpos físicos. Si los estudiantes lograran comprender esto les evitaría mucha confusión y les quedaría más tiempo para usar en la actividad de la Gran Presencia «YO SOY».
Esto los llevará al estado trascendente que consume la ansiedad por las riquezas del mundo exterior, todas las cua les no son sino basura en comparación al poder creador in herente en todo individuo. Este puede traer a la manifesta ción el poder trascendente a través del autocontrol y maes tría. Yo te digo, amado estudiante, hijo del Dios Único: ¿No vale la pena usar tu más sincero esfuerzo cuando sabes que no puedes fallar? Empuña el cetro de tu Magno Poder Crea dor y libérate para siempre de todas esas ataduras y limita ciones que han torturado a la humanidad a través de las edades. Yo te aseguro que todo el que se empeña en adquirir el cetro y esta maestría recibirá toda la ayuda necesaria.
Aquel que tenga la comprensión de su habilidad creado ra debe saber que él puede crear todo lo que se le antoje, no importa cuál la rata vibratoria, en la Luz, o en cualquier otra condensación que desee él mantener.
Tú sabes que tienes la habilidad de transferir tu pensa miento de Caracas a New York en el mismo instante, lo mismo que cambiar tu pensamiento desde una condición de Luz a una condensación muy espesa, tal como el hierro. Esto te hará ver que lo que tú haces en cada momento cons ciente y voluntariamente, puedes hacerlo con mucho más poder si fijas tu atención conscientemente manteniéndola en aquello que deseas manifestar.
El hecho de que tú no hayas precipitado aún de lo invisi ble a lo visible es lo que produce esa duda que te molesta. Hasta el día en que manifiestes una sencilla precipitación, tu valor y confianza surgirán y en el futuro no tendrás in conveniente en precipitar lo que quieras. LA ATENCIÓN ES EL CANAL POR MEDIO DEL CUAL LA MAGNA ENERGÍA ATRAÍDA FLUYE A SU REALIZACIÓN.
La humanidad, a través de las centurias, se ha formado estos muros de limitación. Ahora hay que derrumbarlos y consumirlos de cualquier manera que podamos. Al comien zo se necesita determinación para lograrlo, pero cuando uno sabe que el Poder de «YO SOY» es el que está actuando, también sabe que no es posible fallar. En exterior sólo tiene que mantener la atención fija sobre el objeto que quiere ha cer visible, se concentra, y de pronto lo encuentra plasmado y se asombra al constatar que ha vivido tanto tiempo sin ha cer uso de este poder.
El largo del rayo que se desprende de la sustancia preci pitada o condensación de Luz, es controlado por la concien cia del que lo usa. Si esa conciencia se eleva muy alto el ful gor es muy grande.
La «JOYA DE LUZ» está aún en su trascendente estado de perfección. La Joya es una sustancia condensada, tal como el diamante, esmeralda o rubí, pero, naturalmente, to mará la condición del que la lleva. Si la rata vibratoria de este es baja, la joya o piedra perderá su brillo, mientras que si el pensamiento es trascendente, esta piedra se pondrá muy luminosa#.
Cuando ya se es un estudiante sincero, que está alcan zando la Luz, tiene que calificar todo lo que hay en su am biente con la calidad de su Presencia «YO SOY», no impor ta qué apariencia tenga.
SI EL TEMOR TE HACE CREER EN UNA PRESENCIA PERTURBADORA, TÚ ERES EL RESPONSABLE, YA QUE SI HUBIERE UNA PRESENCIA PER TURBADORA Y TÚ LA CALIFICAS CON LA PRESENCIA «YO SOY», VE RÁS CUÁN IMPOSIBLE SERÍA QUE ELLA TE PUDIERA PERTURBAR. NO HAY SINO UNA SOLA ENERGÍA ACTUANDO, Y EN EL PROPIO MOMENTO EN QUE TÚ RECONOCES EN ELLA LA PRESENCIA «YO SOY», TÚ HAS RECALIFICADO AQUELLA ACTIVIDAD CON PERFECCIÓN.
La expectativa es una poderosa conciencia calificadora. La expectativa intensa es una cosa estupenda; ella siempre manifiesta. El hombre, a través de las centurias, ha creado un velo que le oculta estas esferas trascendentes. Ahora, si él lo ha creado, entonces el sentido común y la razón le dicen que él puede disolver esa creación.
Una radiación poderosa ha salido hacia los estudiantes, radiación que será sostenida hasta que ellos reciban este tra bajo que se ha dictado hoy. Pero transmitirles la sencillez, la facilidad y la seguridad con que puede ser materializada la idea, por medio del pensamiento y sentimiento creativos, es cosa que se debe meditar. Esto disolverá la acción de: «¿po dré yo?», y en su lugar dirá «YO PUEDO» y «YO SOY». A toda afirmación y decreto agreguen que desean conservar la memoria de cada experiencia y resultados.
Si los estudiantes se mantienen, de tiempo en tiempo re cibirán la iluminación que les dará toda la confianza nece saria. MANTÉNGANSE ASIDOS A UNA IDEA Y SEPAN QUE CUALQUIER CONOCIMIENTO QUE NECESITEN LES VENDRÁ INSTANTÁNEAMENTE.
CUANDO PERMITES QUE TU ATENCIÓN SE FIJE EN ALGO, EN ESE MOMENTO LE ESTÁS DANDO EL PODER DE ACTUAR EN TU MUNDO, ES DECIR, QUE NO PUEDE EXISTIR UNA CUALIDAD O UNA APARIENCIA EN TU MUNDO SINO AQUELLA QUE TÚ MISMO LE DES.

CAPITULO IX

Una de las cosas más importantes, aún para los es tudiantes más sinceros, es la necesidad de darle tiempo a la meditación por la mañana o por la noche, la de aquietar la actividad exterior para que la Pre sencia Interior pueda surgir sin obstrucción.
Meditar significa realmente sentir la activa Presencia de Dios, por eso cuando se entra en meditación no debemos arrastrar con nosotros todas las perturbaciones que nos han atacado hasta ese momento. Hay que quitar conscientemen te del sentimiento y de la atención todo aquello que pueda perturbar, pues es una actitud para sentir la Presencia de Dios y no para revolver todas las molestias. Cuando se dio aquella afirmación: «CONOCED LA VERDAD Y ELLA OS HARÁ LI BRES», la intención fue la de reconocer y aceptar la actividad de la Gran Presencia «YO SOY». Por eso,
Hazte cons ciente de que el «YO SOY» es el Primer Principio y que es la absoluta seguridad de liberación; ahora mismo.
Cono ce que «YO SOY es la activa Presencia que gobierna toda manifestación en tu Vida y tu Mundo perfectamente». Así habrás entrado a la Verdad que te dará toda libertad.
Debo hablar de una cosa que sería risible si no fuera tan seria. Tú castigarías a tu perrito si constantemente trajera huesos de la cocina a la alfombra de tu salón. Naturalmente te parecería que está haciendo algo inarmonioso. ¿No sabes, amado estudiante de la Verdad, que cuando permites que tus pensamientos remuevan experiencias desagradables estás haciendo algo mucho peor que lo del perrito? Lo malo, y que aparenta ser tan difícil de comprender, es que nunca, bajo ninguna circunstancia, se debe atajar el agua que ya pasó por debajo del puente. En otras palabras, LAS EXPERIEN CIAS DESAGRADABLES, LAS PÉRDIDAS, O CUALQUIER IMPERFECCIÓN QUE HAYA OCURRIDO EN TU VIDA NO DEBEN JAMÁS SER ABRAZADAS Y MANTENIDAS EN EL PRESENTE. YA PASARON; OLVIDA Y PERDONA. EL DAR Y PERDONAR ES DIVINO. Por ejemplo: Si un individuo ha entrado en un negocio y ha fracasado, es siempre por la inarmonía mental de su actitud y sus sentimientos. Si cada individuo en circunstancias semejantes mantuviera con fir meza que sólo existe DIOS EN ACCIÓN, lograría el éxito más perfecto.
DESDE EL MOMENTO EN QUE TODOS TENEMOS LIBRE ALBEDRÍO, AQUEL QUE NO CONTROLE SU MUNDO SENSORIAL SE ENCONTRARÁ DES TROZÁNDOLO TODO, LO PROPIO Y LO AJENO. TAL ES LA GRAN LEY, A MENOS QUE EL INDIVIDUO CORRIJA SUS PENSAMIENTOS Y SENTI MIENTOS Y LOS MANTENGA CORREGIDOS.
Todo ser encarnado ha cometido cantidad de errores. Por esta razón nadie debe permitirse una actitud de: «YO SOY más santo que tú», sino que, por el contrario, se debe invocar la Ley del Perdón, ya que si se está sintiendo crítica, condenación u odio hacia otro hijo de Dios, sabrá que jamás podrá prosperar. En vez de ello debe decirle mentalmente a la persona en cuestión: «TE MANDO LA PLENITUD DE MI AMOR DIVINO PARA BENDECIRTE Y PARA QUE PROSPERES». Esta es la ac titud que libera de los fracasos de la actividad exterior.
Aquellos individuos que están constantemente dando vueltas en sus mentes y en sus discusiones a algún negocio que fracasó, deben saber que al final se destruirán ellos mismos si no apelan a la Ley del Perdón para borrar completamente aquella situación.
Aquel que se mantiene en actitud vengativa por algún mal imaginario o real, traerá sobre sí mismo la incapaci dad mental y física (parálisis o mal de Parquinson). Aquel dicho antiguo «A MENOS QUE TÚ PERDONES, ¿CÓMO ESPERAS SER PERDONADO?» es una de las más graves leyes en la ex periencia humana. ¡Si pudieras ver cómo se pegan las cosas que ya no se quieren, cuando se permiten repasar las discordias que se considera que ya no tienen remedio!

La cosa más grande que la humanidad está buscando en realidad es la Paz y la Libertad, que siempre son las puertas de la dicha. No hay sino una sola manera de re cibir esto y es conocer a Dios en la Presencia «YO SOY», y que esta Presencia es la única Inteligencia que actúa en tu vida y tu mundo en todo momento. Adopta esto, vívelo. Una de las cosas más asombrosas que he atestiguado des de que estoy en el Estado Ascendido, es la idea distor sionada de la Libertad financiera. No hay sino una roca segura sobre la cual se puede construir la libertad finan ciera eterna, y es la de conocer y sentir en todas las fibras del ser «YO SOY LA SUSTANCIA, LA OPULENCIA, YA PERFECCIO NADAS EN MI MUNDO, DE TODAS LAS COSAS CONSTRUCTIVAS QUE PUEDA YO CONCEBIR O DESEAR».
Esta es la libertad financiera verdadera. Este concepto te la traerá y no dejará que se te escape.
Por otra parte el hombre puede usar consciente o incons cientemente lo necesario de esta Presencia «YO SOY» o de esta Energía Divina para acumular a través de la actividad exterior millones de dólares. ¿Pero dónde está la seguridad de que los va a conservar? Yo te aseguro que es imposible que ningún ser en el mundo físico pueda conservar la riqueza acumulada si él no tiene en cuenta que Dios es el Poder que la produce y la mantiene. Tú ves frente a ti constan tes ejemplos de grandes riquezas que se van en una noche.
Hay miles que en recientes pasados años se han visto en este caso, y si aún después de haberla perdido toman la decisión consciente: «YO SOY la riqueza de Dios en acción ahora manifestada en mi vida y mi mundo», la puerta se les hubiera abierto inmediatamente para recibir de nuevo la abun dancia. ¿Por qué se dice «de nuevo»?, porque si estuvieron ricos habían construido un gran momentum de confianza. Todos los requisitos estaban a la mano para que las riquezas continuaran; pero en la mayoría de los casos de estas pérdi das se les permite la entrada a grandes depresiones, a menu do odios y condenación, que es lo que cierra la puerta al progreso.
Permíteme asegurarte, amado hijo de Dios, que jamás existió en este mundo una condición tan mala que estuviera fuera de la Activa Presencia de Dios «YO SOY» con su eterna fuerza y valor para reconstruir de nuevo la indepen dencia financiera. Yo quiero que los estudiantes entiendan lo siguiente: en estos días de derrumbe de tronos y gobier nos, de fortunas individuales, necesitan conocer y compren der que sus riquezas han volado por ignorancia e incom prensión. La Presencia «YO SOY» en ellos, Dios en Ac ción, es el reconstructor seguro de la fe, la confianza, la ri queza, o sea, lo que sea que quieran ellos enfocar con su atención consciente; y así permiten ellos que esta energía in terior fluya a través de sus deseos, pues éste es el único Po der que jamás no haya logrado algo.
Todo individuo que haya expresado una aparente pérdi da económica debe inmediatamente usar la maravillosa afir mación de Jesús: «YO SOY la Resurrección y la Vida»... (de mi negocio, mi comprensión o lo que sea pertinente). Te digo francamente, amado estudiante, que no hay esperanza alguna en el cielo o tierra para aquél que persista en mante ner en su conciencia pensamientos y sentimientos de crítica, condenación y odio de cualquier descripción, y esto incluye hasta un leve desagrado. Esto nos lleva al punto vital de que SÓLO TE CONCIERNE TU PROPIA ACTIVIDAD Y TU MUNDO. NO TE IN CUMBE JUZGAR A OTRO PORQUE TÚ NO CONOCES LAS FUERZAS QUE LO INFLUYEN A ÉL NI A SUS CONDICIONES. TÚ SÓLO CONOCES EL ÁNGULO QUE TÚ VES DE ÉL, y yo te digo que si alguien manda pensa mientos de crítica, condenación y odio a un tercero que fue ra enteramente inocente de todo intento de dañar al próji mo, éste estaría cometiendo algo peor que un asesinato físi co. ¿Por qué es esto? Porque el pensamiento y sentimien to forman el único poder creador y aunque dicho sentimien to y pensamiento pueden no dañar el objetivo, tienen que devolverse y arrastrar las condiciones enviadas por el indivi duo que las lanzó, y siempre con energía acumulada. Así es que tales pensamientos dañinos hacia otros están destruyen do los negocios y asuntos del que los manda. No hay forma posible de evitarlo excepto que aquel individuo se despierte y conscientemente invierta las corrientes.
Vamos a dar un paso más. A través de todas las edades han existido asociaciones comerciales en las cuales una o dos personas han tenido el intento deliberado de dañar, y otros individuos absolutamente inocentes han sido culpados y encarcelados. Yo te digo que es una Ley infalible que aquel o aquellos que puedan causar el encarcelamiento de personas inocentes, privándolas de su libertad de acción, se atraerán la misma experiencia en sus propias vidas hasta la tercera y cuarta encarnación siguiente.
Yo preferiría mil veces morir que ser el instrumento que pudiera privar de su libertad a cualquiera de los hijos de Dios. No hay crimen mayor en la experiencia humana de hoy en día que el uso de las evidencias circunstanciales, porque en noventa y nueve casos de cada cien se encuentra después que han sido enteramente falsas. Algunas veces la verdad no es conocida jamás por los sentidos exteriores.
De manera, amados estudiantes, que ninguno de aque llos que buscan la Luz se constituya en juez de ningún hijo de Dios.
Vamos a suponer que alguien a quien amamos mucho esté actuando disparatadamente. ¿Qué es lo primero que hace el mundo en general? Pues juzgarlo y criticarlo. La cosa más poderosa que se pueda hacer en pro de esa per dona es llenarlo de amor y conocer mentalmente «YO SOY DIOS EN ACCIÓN LA ÚNICA INTELIGENCIA Y ACTIVIDAD CONTRO LANDO A ESTE HERMANO O HERMANA». Continuar habiéndole mentalmente a su conciencia es la más grande ayuda que se puede dar.
Muchas veces los argumentos verbales con semejante individuo forman una condición antagónica, intensifican do en vez de borrar la actividad. En el trabajo silencioso lograrías tu objetivo con absoluta certeza.
Nadie puede conocer lo que la Presencia «YO SOY» de un tercero desea hacer. Estas son verdades vitales que al emplearlas traerían gran paz a las vidas de los demás. Muchas veces, el esfuerzo puesto en algunos negocios no puede impedir la ruina de los mismos porque hay en la conciencia de los actuantes un juicio y condenación ocul to o un sentimiento de odio disimulado hacia otro.
EL ESTUDIANTE O INDIVIDUO QUE DESEE PROGRESAR RÁPIDAMENTE EN LA LUZ NO DEBE JAMÁS DORMIRSE HASTA QUE HAYA ENVIADO SU AMOR A TODO INDIVIDUO QUE ÉL CONSIDERE QUE LE HA DAÑADO EN CUALQUIER MOMENTO. ESTE PENSAMIENTO DE AMOR SALE DERECHITO COMO UNA FLECHA HACIA LA CONCIENCIA DEL OTRO INDIVIDUO, PORQUE NO HAY NADA QUE LO PUEDA DETENER, Y GENERARÁ SU CA LIDAD Y PODER ALLÍ DONDE HA SIDO ENVIADO. ES SEGURO QUE SE DE VUELVE EN EL MISMO INSTANTE EN QUE ES ENVIADO. NO HAY NIN GÚN ELEMENTO QUE SEA CAUSANTE DE TANTOS MALESTARES DEL CUER PO Y DE LA MENTE COMO EL SENTIMIENTO DE ODIO ENVIADO HACIA OTRO INDIVIDUO. No se puede predecir cómo irá a reaccionar en la mente y el cuerpo del que lo envía. En uno puede que pro duzca un efecto, y en otro un efecto diferente. Que se entien da bien: el rencor o resentimiento no son sino otra forma de odio, odio de un grado menor.
Un pensamiento maravilloso para vivir con él siempre es el siguiente: «YO SOY EL PENSAMIENTO Y EL SENTIMIEN TO CREADOR PERFECTO PRESENTE EN TODAS LAS MENTES Y CORA ZONES DE TODO EL MUNDO EN TODAS PARTES». Es algo mara villoso. No solamente da paz y reposo al que lo envía o al que lo genera, sino que provoca dones sin límites que vienen de la Presencia.
Otro pensamiento es: «YO SOY LA MAGNA LEY DE JUS TICIA Y PROTECCIÓN DIVINA ACTUANDO EN LAS MENTES Y CORA ZONES DE TODO EL MUNDO». Puedes aplicar y usar esto con enorme fuerza y poder en todas las circunstancias. Otro es: «YO SOY EL AMOR DIVINO QUE LLENA LAS MENTES Y CO RAZONES EN TODAS PARTES».
Absolutamente todo en la experiencia humana puede ser gobernado por la Presencia «YO SOY». El uso de la Presencia «YO SOY» es la más alta actividad que se pue de enseñar. Cuando tú dices «YO SOY» pones a Dios en actividad. Cuando sientas y conozcas la enormidad del uso de esta expresión, realizarás el enorme poder del «YO SOY». Cuando tú dices «YO SOY el Poder de Dios Todo poderoso», no hay otro poder que pueda actuar, habrás liberado y soltado la plena actividad de Dios.
Otra afirmación: «YO SOY LA MEMORIA CONSCIENTE Y LA COMPRENSIÓN EN EL USO DE ESTAS COSAS». Cuando tú digas «LA PRESENCIA YO SOY ME VISTE CON MI TRAJE DE LUZ ETERNA Y TRANSCENDENTE», esto actúa realmente en ese momento.
El lugar secreto del Altísimo es esta Presencia «YO SOY». Las cosas sagradas que te estoy revelando no de bes ponerlas a un lado. Son como perlas. Procura conocer siempre: «YO SOY EL PERFECTO APLOMO EN MI HABLAR Y EN MI ACTUACIÓN EN TODO MOMENTO PORQUE YO SOY LA PRESENCIA PROTECTORA». Entonces la guardia siempre está montada.
La energía de Dios está siempre en espera para ser dirigida. Inherente en la expresión «YO SOY» está contenida la actividad autosostenida. Ahora sabes que el tiempo no exis te; esto te trae a la acción instantánea y tu precipitación pronto tendrá lugar. Precediendo a la manifestación sentirás siempre una quietud absoluta.
Afirmaciones metafísicas para la persona que está en pleno caso judicial:
«YO SOY» LA LEY. «YO SOY» LA JUSTICIA. «YO SOY» EL JUEZ. «YO SOY» EL JURADO.
Sabiendo que el «YO SOY» es Todopoderoso, afirma entonces que sólo la Justicia Divina puede hacerse aquí.

CAPITULO X

De los siglos de actividad hemos llegado al  punto focal donde las experiencias de las edades  entran en acción instantánea, donde todo tiempo y espacio se convierte en la Única Presencia de Dios en Ac ción Ahora.
Sabiendo que es la Presencia de Dios «YO SOY» que late en tu corazón, sabes entonces que tu corazón es la Voz de Dios y que a medida que tú meditas y dices: «YO SOY LA SUPREMA E INTELIGENTE ACTIVIDAD DE MI MENTE Y MI CORA ZÓN», traerás a éste el verdadero y divino sentimiento en que puedes confiar.
Tanto tiempo ha venido la humanidad amando sólo con la periferia del círculo, que una vez que el estudiante se dé verdadera cuenta que Dios es Amor y que la actividad de DIOS AMOR se proyecta por el corazón, comprenderá que al enfocar su atención en el deseo de proyectar amor hacia cualquier propósito, puede generar amor a un grado ilimita do; y que éste es el privilegio supremo de la actividad exte rior de la conciencia. La humanidad no ha comprendido hasta ahora que el Amor Divino es un Poder, una Presen cia, una Inteligencia, una Luz, y una Entidad que puede ser engrandecida al tamaño de una llamarada sin límites, que está en la capacidad de todo individuo, especialmente si es estudiante de la Luz, el generar esta Presencia de Amor que se convierte en una invencible, inagotable, pacificadora en tidad, presente en donde quiera el individuo la dirija.
Hay quienes dicen y creen que «al Amor no se le puede mandar». Y yo te digo que el Amor es el Primer Principio de la vida y puede ser generado a cualquier grado y sin límite alguno, para uso infinito. Tal es el privilegio majestuoso y el uso y dirección conscientes que se le puede dar al Amor.
Cuando digo «generar» quiero decir el abrirle la puerta por devoción consciente a la emanación de esta fuente inago table de Amor Divino que es el Corazón de tu Ser, el Cora zón del Universo.
Por la contemplación de este poder infinito del Amor, los estudiantes se convertirán en una fuente tal de emana ción, que podrán disponer del uso infinito dirigiéndolo conscientemente.
Cuando mis amados estudiantes deseen apresurar su libe ración de tales o cuales actividades exteriores, molestias dolorosas, etc., yo les recomiendo afirmar: «YO SOY LA PRE SENCIA QUE ORDENA LA ENERGÍA INAGOTABLE, LA SABIDURÍA DIVI NA HACIENDO QUE MI DESEO SEA CUMPLIDO». Esto te hará libre de cualquier condición indeseable, y es la forma que es per mitida por la propia Ley de tu Ser. Y ya que conoces esto, puedes saber también además: «ESTA PRESENCIA YO SOY AHORA PERMANECE INTOCADA POR TODA CONDICIÓN EXTERIOR PER TURBADORA. SERENO YO PLIEGO MIS ALAS Y MORO EN LA ACCIÓN PERFECTA DE LA LEY DIVINA Y EN LA JUSTICIA DE MI SER, ORDE NANDO QUE TODO EN MI CÍRCULO APAREZCA EN PERFECTO ORDEN DIVINO».
Este es el mayor privilegio del estudiante y debe ser su mandato en todo momento. Aquí te diré algo que debe serte muy animador. Cada estudiante que está luchando por alcan zar la luz está siendo templado tal como el mejor acero, para que dure el mayor tiempo, soporte mejor todo y sea lo más fuerte. Esto es lo que la experiencia de la vida le trae al in dividuo. Cuando uno ansía ser liberado y siguen apareciendo experiencias atribulantes, no son éstas sino el fortalecimiento del carácter para darle la última, perfecta y eterna Maestría sobre todas las cosas exteriores. Puedes, pues, con esta com prensión, regocijarte de la experiencia, ya que te está vol viendo hacia la gloriosa, maravillosa Presencia «YO SOY» para que te asolees en Ella.
Así, amado estudiante, no te desesperes en medio de las experiencias que aparentan pesar sobre ti. Enfréntate a ellas con regocijo, porque cada paso hacia adelante lleva a la Meta Eterna y no tiene que ser repetido. Que el estudiante recuerde siempre usar la afirmación siguiente: «YO SOY LA FUERZA, EL CORAJE, EL PODER DE ADELANTAR A TRAVÉS DE TODA EX PERIENCIA, CUALQUIERA QUE SEA, Y PERMANEZCO ALEGRE, ELEVA DO, LLENO DE PAZ Y ARMONÍA EN TODO MOMENTO, POR LA GLORIOSA PRESENCIA QUE YO SOY».
Para el atleta, el momento antes de la carrera está lle no de gloriosa anticipación, pero a medida que se aproxi ma a la meta y el adversario se le va acercando, él pone todos sus últimos esfuerzos, el aliento se le agota y con el último salto alcanza la línea de la victoria. Así mismo ocurre con los estudiantes en el sendero. Sabes que con la práctica de la Presencia «YO SOY» no pueden fallar, de modo que todo lo que falta es apretarse el cinturón, ar marse para lo que sea necesario y decirle adiós con la mano al adversario. Pero más afortunado que el atleta es el estudiante que sabe desde el principio que él no puede fracasar porque «YO SOY LA ENERGÍA INAGOTABLE E INTELI GENTE SOSTENIÉNDOME».
El poder de precipitación está dentro de la Presencia «YO SOY». Esto debe ser recordado en todo momento. «YO SOY el Principio vital en éste mi cuerpo. En todas par tes hasta en el Corazón de Dios, soy la Inteligencia gober nante del Universo. Luego cuando yo quiera precipitar algo, no importa qué cosa sea, yo sé que "YO SOY" el Po der actuante, "YO SOY" la Inteligencia dirigente, "YO SOY" la Sustancia que está siendo utilizada, y ahora la traigo a la manifestación visible para mi uso».
La meditación de esta frase que acabo de expresar le permitirá al estudiante entrar en esta actividad sin tensión ni ansiedad.
Lo que enfrenta al estudiante en este asunto de la preci pitación, es el asunto dinero. La primera pregunta es siem pre: ¿Cómo se puede precipitar dinero sin interferir o sobre pasar el límite asignado por el Tesoro Nacional? Desde que se estableció el dinero como patrón de cambio, y siendo, como quien dice, el oro lo que respalda o ampara este pa trón, o sea, la seguridad de toda emisión, hay que recordar que han habido innumerables desastres de toda forma, en los que se ha perdido el oro o las remesas de dinero por va lor de billones. De la misma manera han desaparecido miles de toneladas de oro de diversos países, sumergidas en el océano y enterradas en lo profundo por cataclismos ocurri dos. Por lo tanto, como la precipitación se hace del aire, es oro en su estado natural y tendría que ser en cantidades grandísimas para que existiera el peligro de pasar el límite del permiso legal para su uso. Además, el oro es siempre le gal en su uso y como el mundo tiene ofrecida una prima para que sean producidas mayores cantidades de oro, ¿por qué no precipitarlo y así beneficiar al mundo? Ahora, no me hago responsable por las preguntas que les sean hechas cuando ustedes presenten su precipitación de oro. Ustedes no se dan cuenta del alcance de la curiosidad de la mente exterior en cuanto se alborota la atención respecto al oro. A menos que se sepa de la posesión de una mina de donde ex traerlo, por ejemplo, la mente humana se enciende de inme diato. Toda demanda por inquirir el origen de vuestro oro es una sutil forma de indagación para descubrir vuestra fuente «e ir pegado». Mi opinión es que se responda a esas inquisitorias: «Esto es oro. A usted no le importa en dónde lo he adquirido. Pruébelo, analícelo. Si no es cien por ciento oro, puede rechazarlo, y si es oro puro, usted está obligado a recibirlo por la Ley de su Gobierno».
Sin embargo, no olviden que la Presencia «YO SOY» es quien lo gobierna. Ella es quien lo precipita y quien lo hace circular sin tropiezos.
CAPITULO XI
EL DIOS HIMALAYA

ESTA es la primera vez que la Presencia de esta Entidad Luminosa es traída al conocimiento del mundo exterior. De Él es que reciben sus nombres los Montes Himalayas. Desde que éstos fueron conocidos han constituido una corriente de vida sagrada y manteni da inflexible. Por esto, aquellas almas que entraron en su radiación fueron elevadas a la unión con la Forma Fulgu rante de Él, de donde ellas han estado enviando sus Ra yos de Actividad para bendición de la humanidad. De ello deriva el gran magnetismo del Tibet.
Así como el destino de la India y de América ha sido en tretejido como dos lianas que reúnen el Árbol de la Vida, así de nuevo viene la ayuda radiante para fundir en armonía las mentes de manera que su progreso prosiga sin interrupción.
Hoy existen miles, que procedentes de la India, han reencarnado en América. Asimismo hay miles de america nos renaciendo en la India para traer su mixtura y su proceso balanceador a ambas secciones de la Tierra.
Esta gran Entidad que te ha sido presentada después de muchas centurias en el Gran Silencio, da este paso hacia acá para ejercer el proceso consciente de espíritu y manifesta ción, ofreciéndote el cáliz de fuego líquido espiritual, derra mándolo en los corazones de la humanidad para provocar en ella un deseo mayor de luz proveniente de la Gran Fuen te de Luz «YO SOY» Dios en Acción en todas partes.
La entrada de esta Gran Presencia a la actividad humana se regará como un hilo de luz a través de todas las Américas; y expandiendo su Luminosa Presencia como un manto de nieve dorada que va cayendo suavemente será absorbida por las mentes humanas, la mayoría de las cuales no se da rá cuenta, aunque algunas sentirán esa Presencia penetran te interior.
Si aquellos que están bajo esta radiación continúan en un bello y armonioso progreso, será posible traerles a la atención ciertas actividades del fluido nervioso que apresu rará sus maestrías sobre la forma exterior, lo que quiere de cir, maestría sobre todas las condiciones que aparentan apri sionarlos.
Debes estar alerta, lo mismo tus discípulos, para invertir todas las condiciones negativas que aparezcan a los sentidos. Para darte un ejemplo: si sientes frío, invierte la conciencia y asegúrate que eso no es cierto y que lo normal es la buena temperatura. Si sientes calor, inviértelo con la conciencia del frescor normal. Si estás exuberante de alegría por causa de una buena noticia, hay que decir: «PAZ, AQUIÉTATE». No conviene obligar la balanza alterando la Ley del Ritmo. De creta la calma, el reposo y seguridad. El ideal en todas las comunicaciones de los sentidos es el moverse en la vía del medio, el equilibrio, conservando la tranquila maestría del «YO SOY». Esto permitirá el establecimiento de una co rriente fluídica, continua, de energía e ideas creativas vi niendo del corazón del Gran Sol Central, de donde viene este Gran Ser, el Dios Himalaya. Esto también te capacitará para recibir y usar inmensamente más de la radiante energía que Él emana. La razón por la cual te he atraído la atención sobre Él es para que puedas recibir en forma ilimitada esa energía. Además de la que extraes por tus esfuerzos cons cientes.
LOS ESTUDIANTES DEBEN COMPRENDER QUE LOS MAESTROS NO VIENEN A ELLOS POR INICIATIVA INDIVIDUAL DE ELLOS, SINO QUE SON LOS MAESTROS LOS QUE HAN ESCOGIDO A LOS ESTUDIANTES PARA QUE ÉSTOS RECIBAN SU RADIACIÓN. ES UN PRIVILEGIO QUE NO SE PUE DE CALIFICAR EN PALABRAS. SÓLO SE PUEDE SENTIR O VER. ADEMÁS, LA MISIÓN DEL MAESTRO NO ES LA DE ASUMIR VUESTRAS RESPONSA BILIDADES NI RESOLVER VUESTROS PROBLEMAS, SINO LA DE COMUNI CAR LA COMPRENSIÓN INTELIGENTE QUE LOS DISCÍPULOS PUEDAN APLICAR EN SUS VIDAS, Y ASÍ RESOLVER SUS PROPIOS PROBLEMAS. ASÍ ADQUIEREN LA FUERZA, EL VALOR Y LA CONFIANZA PARA CONTI NUAR PASO A PASO EN LA MAESTRÍA CONSCIENTE QUE DOMINA EL SER Y EL MUNDO EXTERIOR.
Al llegar un momento en el crecimiento espiritual, noso tros oímos a los estudiantes invocándonos con gran sinceri dad: «GRANDES MAESTROS, AYÚDENNOS A RESOLVER NUESTROS PRO BLEMAS». Para darles ánimo y fuerzas les diré que no se tiene la menor idea de la Radiante Presencia de los Maestros de rramándoles fuerza, valor, confianza y luz. Los estudiantes están totalmente inconscientes de esto. No hay sino una sola forma que todo aquel que posee sabiduría puede emplear para dar una ayuda permanente a aquellos hermanos que piden asistencia, y es la de instruirlos en estas simples leyes que les darán la victoria y el dominio sobre el ser y el mun do exterior. Porque hacer lo que piden estos estudiantes, o sea, que se les resuelvan sus problemas, sólo logra retardar su progreso y debilitarlos inmensamente. Únicamente de cretando su propia fuerza se logran las victorias y se gana la confianza que no puede venir de ninguna otra forma. Así entra el estudiante en la plenitud de sus propios poderes. Con la práctica consciente de su Poderosa Presencia «YO SOY», el estudiante adelanta sin ninguna vacilación hacia su meta de victoria.
La razón por la cual no se le informa al estudiante sobre la asistencia que los Maestros le estamos dando es para impedir que se recueste sobre un soporte exterior. Sería el error más grande que pudiéramos cometer, hacer o decir lo que haría conocer nuestra Presencia, por lo cual el estudiante se apoyaría en nosotros. Por lo demás, el estudiante no tiene nada que temer, y debe saber que le damos siempre toda la asistencia posible, y de acuerdo al grado de adelanto que va logrando.
La Presencia «YO SOY», la Hueste Ascendida y el Maestro Jesús son todos una misma cosa. A través del uso y el reconocimiento de la Presencia «YO SOY», yo te aseguro que puedes positivamente producir cualquier cua lidad que desees manifestar en la Conciencia exterior. No tienes sino que ensayarlo.
Lo que todos necesitan recordarle constantemente a la conciencia exterior es que cuando se dice «YO SOY» esto a aquello, se está poniendo a Dios en Acción, y que esto es la propia vida individualizada, la Vida del Universo, la Energía del Universo, la Inteligencia en el Corazón del Universo gobernándolo todo, absolutamente todo. Es esen cial, vital, recordarle constantemente esta Verdad a la conciencia exterior. Esta conciencia produce el entusias mo gozoso que irá aumentando continuamente. En ningún momento debe haber un paro en el gozo de este uso, por que es absolutamente el sendero de la Completa Maestría.
Los estudiantes deben darse cuenta de que ellos son el Poder Consciente que controla sus vidas y sus mundos y que pueden llenarlos con cualquier cualidad que necesiten o que deseen.
Aquellos que sufren de disturbios físicos intermitentes deben hacer conciencia a menudo de «YO SOY EL ALIENTO PERFECTAMENTE CONTROLADO DE MI CUERPO», y en conexión con esto deben hacer tan a menudo como puedan la respiración rítmica. Esto les dará un equilibrio de la respiración que es de inmensa ayuda para el control del pensamiento.
UNA COSA MUY IMPORTANTE PARA LOS ESTUDIANTES SINCEROS ES QUE DEBEN EVITAR ESCUCHAR COSAS PERTURBADORAS Y NEGATI VAS, PORQUE ÉSTAS DEJAN ENTRAR ELEMENTOS INDESEABLES QUE SE INFILTRAN INCONSCIENTEMENTE. Cuando materialmente no se pueda evitar debe hacerse la siguiente afirmación: «YO SOY LA PRESENCIA GUARDIANA QUE CONSUME AL INSTANTE TODO LO QUE BUSQUE PERTURBARME». Así no solamente se protege él mismo, sino que ayudará también a la otra persona. Aun que no se debe temer nada, es necesario mantener una guar dia consciente hasta que se haya obtenido la suficiente maestría para controlar los pensamientos, los sentimientos y la receptividad.
Procura mantenerte lo más posible en el gozo y entusias mo de la Presencia «YO SOY». Entrégale todo el poder y no mantengas preguntas en tu mente. Tira todo a los cuatro vientos, entrégaselo todo y espera sus revelaciones mágicas. La maravillosa, milagrosa Presencia es la que puede resolver todas las cosas, todos los problemas y contestar todas las preguntas que necesiten revelaciones y contestaciones. Una grandiosa afirmación de inmensa ayuda es: «YO SOY LA MILAGROSA PRESENCIA TRABAJANDO EN TODO LO QUE YO NECESITO QUE SE HAGA»
Aquellos que meditan o contemplan lo que quiere decir «YO» o «YO SOY» reciben resultados, revelaciones y ben diciones fuera de toda ponderación. Yo estoy seguro de que tus discípulos comenzarán muy pronto a sentir y a manifestar la extraordinaria actividad de esta práctica. Yo mismo lo es toy sintiendo ya en ustedes.
Mientras tu cuerpo duerme, hay en los planos superiores un constante visiteo e intercambio de ayuda. Es algo de lo cual tu ser exterior no puede tener conocimiento.
En el mismo momento en que puedas tranquilizar la mente exterior y ponerla bajo control te vendrá tal cantidad de revelaciones que se atropellan en tu mente. Y sabiendo que  YO SOY LA ESENCIA MISMA DE TODO AQUELLO QUE YO DE SEO», ya sabes que te es posible producir en forma visible y tangible cualquier cosa que tengas en la conciencia.
De acuerdo con una necesidad imperante, el Maestro Himalaya quiso venir a este plano. Él trae una mezcla espe cial de América y de la India, y por eso es que le es posible aparecer aquí. A medida que la Presencia Interior entra en actividad, toda otra actividad cesa. Es lógico y necesario porque la actividad obedece a la Presencia «YO SOY». Una Nieve Dorada es esparcida sobre las Américas por la Pre sencia para ser absorbida, no solamente por los individuos, sino por las partículas de la atmósfera. En cuanto los estu diantes se convierten voluntariamente en focos de esta ema nación, son bendecidos y ayudados.
Es necesario que los estudiantes comprendan que en ciertas necesidades nacionales, como también individuales, faltan las cualidades necesarias para salir adelante. Esta es la razón porque Grandes Entidades especiales vienen hacia la Tierra. Ellas tienen cualidades predominantes que la situa ción requiere en un momento dado. Los estudiantes que puedan comprender esto encontrarán un elemento nuevo entrando en sus vidas, que les beneficiará grandemente.
La actitud de espera o de expectativa es vital cuando se espera recibir algo de la Presencia Interior. Es una facultad grandemente beneficiosa para el que la cultiva. Por ejemplo, si hemos hecho un proyecto que esperamos con gozo, nos sentimos llenos de expectativa. Podemos usar de esta expec tativa que es de gran ayuda para que se manifieste lo que de seamos. Si tú llamas por teléfono a alguien para que te espe re en un sitio de la ciudad, sales con la expectativa del en cuentro; asimismo, si deseas conocer a los Maestros, un re quisito para lograrlo es la expectativa de verlos. ¿Por qué no? Ponte en expectativa ya.

CAPITULO XII

LAS EXPERIENCIAS resultantes de los aparentes misterios de la vida cuando son bien comprendidos, son bendiciones disfrazadas, ya que cualquier experiencia que nos hace volvemos hacia la única Presen cia «YO SOY», «Dios en Acción», nos habrá servido de maravilloso propósito y bendición.
Las situaciones desafortunadas se producen porque las personas se ponen siempre a buscar en los orígenes externos su existencia, la inspiración y también el Amor, que no es sino la Presencia Suprema y su Poder en el Universo.
No importa cuáles sean las condiciones a las cuales ten gamos que enfrentamos, no debemos perder la idea de que el Amor es el eje del Universo sobre lo cual todo gira. Esto no significa que tengamos que amar la inarmonía, la discor dia o ninguna otra cosa que no se parezca al Cristo, pero sí podemos amar a Dios en Acción, a la Presencia «YO SOY», en todas partes, pues lo opuesto al odio es el Amor y «nadie puede odiar sin haber amado profundamente primero».
Cada ser humano es un poder y debe ser el Principio Gobernante de su vida y su mundo. En el hecho que dentro de cada ser humano está la Presencia «YO SOY» siempre actuando, se puede ver que cada uno mantiene entre sus manos físicas el cetro del dominio y debe recordar que la in vencible Presencia de Dios es en todo momento la actividad inteligente de su mundo y sus asuntos. Esto le mantiene la atención alejada de la apariencia exterior, que jamás contie ne la Verdad, a menos que sea iluminada por la Presencia «YO SOY».
No importa cuál sea el problema a solucionar, no hay sino un solo Poder, una Presencia y una Inteligencia que pueda resolverlo. Ese es el reconocimiento de la Presencia de Dios, contra la cual no puede interferir ninguna activi dad exterior, a menos que la atención se separe consciente o inconscientemente de este reconocimiento y aceptación del Poder Supremo de Dios.
El Principio vital, continuamente activo, está siempre tratando de expresarse en su Perfección natural, pero los se res humanos con su libre albedrío, consciente o inconscien temente lo califican con toda clase de distorsiones. El indivi duo que mantenga su atención firme en la Presencia «YO SOY en Dios y con Dios», se convierte en un Poder Invenci ble que ninguna manifestación humana puede derrumbar.
Al hacer conciencia de «Yo estoy aquí. Yo estoy allá», aparecen personas que nos ayudan cuando esto es necesario, ya que el «YO SOY» está dentro de aquellos amigos tam bién. La liberación de todo dominio o interferencia sólo puede venir por esa Presencia. «YO SOY Dios en Acción». en la vida del individuo.
Muchas veces requiere gran tenacidad aferrarse a la Pre sencia, cuando las apariencias parece estar dominando. Hay un viejo refrán que dice: «Nadie ha fracasado mientras no se rinde». Esto es verdad, porque mientras un individuo se una a Dios como su inteligencia gobernante, no hay activi dad humana que pueda interferir en la gran emanación que fluye alrededor de uno.
A través de las centurias la humanidad le ha dado su atención a las apariencias, invitando así a toda clase de dis cordia y malestar; pero hoy hay miles que están llegando a la comprensión de que la Presencia de Dios dentro de ellos es absolutamente invencible, hasta el punto de encontrarse continuamente elevados por encima de la injusticia, la dis cordia y la inarmonía de la creación exterior. Mientras los humanos no aprendan a mantener su atención en la Presen cia «YO SOY» o Dios Interior, se encontrarán rodeados por lo indeseable, pero por medio de esta Presencia «YO SOY» cada uno tiene el poder de elevarse por encima de la discor dia y la perturbación de esa creación exterior.
Al principio cuesta trabajo mantenerse firme cuando los nubarrones aparentes pesan mucho, pero la actividad diná mica de la atención fija en la Presencia de Dios Interior, es como el rayo que penetra y disuelve la amenazadora tem pestad.
A medida que se adelanta, se siente uno más y más in vencible ante la creación humana que ocasiona tantos dis turbios. La frase de Jesús: «Conoced la Verdad y Ella os hará libres» fue sin duda una de las Verdades más grandes y sencillas, pues la gran base es el saber que esta Gran Verdad a que El se refirió era el recuerdo de la Invencible Presencia de Dios Interno. Si tú sabes eso, y estás seguro de ello y lo repites en toda ocasión, entonces sí sabes que tienes la Pre sencia dentro de ti.

El próximo paso es determinar: «YO SOY la Presencia iluminadora, por la cual nada que yo necesite saber puede ser sustraído, ya que "YO SOY" la Sabiduría, "YO SOY" el Poder revelador que me trae todo ante mí para yo poder comprender y actuar de acuerdo».
Es muy fácil una vez que se ha comprendido que «YO SOY la Única Inteligencia y la Única Presencia actuando». el ver cómo tienes tú el cetro entre tus manos físicas y a tra vés de esta Presencia «YO SOY» puedes obligar a que todo lo que tú necesites saber te sea revelado. Y yo te aseguro que esto en ninguna forma interfiere con el libre albedrío de ningún otro individuo y que no hay error ni ningún daño en re clamar y pedir lo que es de uno propio, pues al hacer esto no se está interfiriendo con nadie.
Si en cualquier momento alguien hace por quitamos lo que nos pertenece, tenemos el derecho de ordenar a través de la Presencia «YO SOY» que todo el cuadro sea ajustado o que lo nuestro nos sea devuelto. En esto tenemos que te ner mucho cuidado de que cuando pongamos la Ley Divina en Amor, y que la Justicia Divina comience a manifestarse, no nos llenemos de lástima e interrumpamos la acción de la Ley. Cuando los seres humanos son gobernados enteramen te por su ser exterior y no piensan en el poder de Dios que les da la Vida, muy fácilmente cometen toda clase de injus ticias, pero esto no significa que nosotros les vamos a permi tir hacerlo en nuestro propio mundo. ¡No! Sobre todo cuan do sabernos que tenemos el Poder de Dios para ordenar y pedir la corrección y la justicia en todas partes.
Voy a citarte un ejemplo: Una de mis estudiantes estaba atravesando un problema y siendo ella muy espiritual le dije que afirmara sus derechos y justicia. Siguió mi consejo y empezaren a pasarle cosas a aquellos que querían obrar in justamente con ella. Por su bondad de alma, comenzó a arrepentirse y a desear que no hubiera pedido justicia. Vino a mí y me dijo: «¿Qué debo hacer?». Y yo le contesté: «Afír mese en el decreto que usted ha hecho. Usted no es respon sable de las lecciones que tienen que aprender los indivi duos que la han dañado, de manera que déjeles recibir sus lecciones y no permita que esto la perturbe».
Cuando los seres humanos comienzan a actuar mal, en este momento y minuto ponen en movimiento la Gran Ley Universal de la Retribución y no pueden evitar que les gol pee esa retribución algún día en alguna parte, del mismo modo que ellos no pueden detener la acción de los planetas. Para la víctima inocente la retribución parece tardar mucho en aparecer, pero tanto más tarde, tanto más poderosa es su acción cuando llega. No hay ningún ser humano que pueda evitar esta Ley.
Muchos estudiantes han creído que algo malo puede ser les enviado por otro, pero yo les aseguro que no es así. La única forma es no dar paso a los pensamientos indeseables, dejando así entrar el odio, la crítica y la condenación. En tonces, si se ha hecho esto, habrá generado aquella cosa en que él cree.
Aquel que conoce el poder de Dios dentro de sí no tiene por qué temer nada de nadie. Cada uno puede experimen tar, si desea, la plenitud de la actividad de Dios, en su vida y su mundo. Es sencillamente el hecho de escoger lo que tú quieras tener. Si quieres Paz y Armonía, conoce esto: «YO SOY el Poder que lo produce». Si quieres ajustes en tus asuntos conoce lo siguiente: «YO SOY la Inteligencia y el Poder que los produce y ninguna otra actividad exterior puede impedírmelo».
En el aparente misterio de la incesante actividad de la Vida, está la Magna Presencia «YO SOY» siempre dispues ta a bendecirte con gracia inconcebible, si es que tú se lo permites. ¿Y cómo es que se lo permites? ¡Por la aceptación gozosa de esta Magna Presencia y este Gran Poder en ti! Y no vaciles en invocarla para que actúe aún en los más míni mos detalles de tu diario vivir, no te importa cuan insignifi cantes te parezcan, pues no hay en el Universo otra energía que actúe a través de tu conciencia, tu mente, tu cuerpo y tu mundo.
Di a menudo en cada cosa que quieres que se haga: « YO SOY la Presencia». Esto abre el canal para que actúe el Po der de Dios trayéndote lo justo. No tengas conmiseración Por lo externo, que en su ignorancia procede mal, así sea en ti o en otro.
Mantente calmo y sereno, sabiendo que Dios es la única Inteligencia y Poder actuando en tu mundo y tus asuntos. «YO SOY en ti» es la fuerza y la sanación autosostenida, manifestándose en tu mente y tu cuerpo. Esto te mantiene en mayor entonación. Enfréntate a Dios y surgirá siempre la Energía para ordenar cada situación. Las personas que com prenden esta Ley no están sujetas a la injusticia ni las condi ciones que trata de imponerles el ser exterior de los demás.


Recuérdale esto a menudo a la mente exterior. Asegúrate siempre que dentro de ti no hay sino la Presencia y el Poder de Dios actuando en ti y en tus asuntos.
Repite en muchas circunstancias que «No hay nada oculto que no me sea revelado» (cuan diferente es este as pecto al que imponen los «ocultistas» al no permitir que se revelen sus cánones). Esta afirmación es muy necesaria. Tampoco olvides que frente a lo que hagan los terceros, la salvaguardia es llenarlos de Amor Divino (Llama Violeta, Rosa, etc.). Cuando la gente trata de gozar haciendo alguna maldad e injusticia a otro, no lo logran, pues siempre pier den alguna facultad por medio de la cual la hubiera podido gozar.
Los demás tienen el mismo privilegio que tienes tú de alinearse con Dios, y si no lo hacen, eso no es asunto tuyo.
Dios es la Presencia y el Poder Todo omnisciente que sabe y descubre todas las cosas. Tú puedes decir por otro:
«Amada Presencia "YO SOY" en este individuo, invoco tu Poder consciente, tu Perfección, tu Sabiduría y tu Inteligen cia directiva a que hagas que lodo se le ajuste y reciba la Paz y el Descanso que tanto necesita. YO SOY la presencia que manda y dirige que esto sea hecho ahora. Elévale su Conciencia a la Luz incandescente en la cual ella pueda ver y conocer el Reposo y la Belleza que son suyos por su propia Creación y Servicio».
Es un error permitir que la lástima nos arrastre a meter nos en condiciones muy destructivas. Toma la postura de « YO SOY la Única Presencia actuando allí».
Para ayudar a aquellos que han desencarnado: «YO SOY la Presencia que mantiene a esa persona en la esfera a que pertenece, enseñando e iluminando».
Si el estudiante logra la idea correcta de llenar de Amor a su propio Ser Divino, recibirá alivio total de toda discor dia.
Para perfeccionar condiciones di: «YO SOY la Presen cia ordenando y sanando esta situación».
La humanidad en general y los médicos en particular han distorsionado las cosas lastimosamente. El individuo que desea ascender a la Presencia «YO SOY» y vivir allí ne cesita la energía que precisamente desperdicia. Los médicos son responsables en mucho de esta terrible condición, por que enseñan y abogan por la exaltación del apetito sexual, que es el mayor canal de desperdicio que tiene la humani dad.
Esto es lo que hace imposible asirse a la Presencia «YO SOY», lo suficiente para lograr la Maestría. Es el 95% de la causa de la vejez, la pérdida de la vista, del oído y de la me moria, ya que estas facultades dejan de funcionar cuando cesa de fluir la corriente de energía vital a la estructura celu lar de la masa cerebral. Pero esto no lo reciben bien los indi viduos hasta que lo aprenden a fuerza de golpes. La volun tad no puede nada sin esta energía vital.
Esta energía que el hombre desperdicia es la fuerza que les permitiría unirse firmemente a la Presencia «YO SOY». Es la vida que necesita para asirse a la Presencia de Dios «YO SOY». Cuando el ser exterior ha pasado centurias usando su fuerza vital para crear condiciones erradas, ese desperdicio se vuelve un drenaje abierto y constante contra la conciencia individual.
No hay sino una sola manera de cambiar aquello que se haya construido por ese canal erróneo, que mantiene al ser atado al mal uso y a la mala manifestación. Es que cada vez que se presente la ocasión, o la expresión del falso concepto. dirigir el pensamiento instantáneamente al Ser Superior.
Muchas personas tienen la creencia de que se puede contro lar el deseo sexual por pura fuerza de voluntad obligándose a dominar el impulso, bien sea sexual o de alcohol o cigarrillo-drogas o cualquier defecto. Esto no sirve de nada porque lo que se gana es la represión que lo obliga a irrumpir por otro lado. Lo único es cambiar la atención y salir de allí en la forma siguiente: «YO SOY la Presencia que cambia esto y lo cambia ahora, porque la Acción de Dios es siempre ins tantánea».
En toda condición errónea lo primero es invocar la Ley del Perdón y la Llama Violeta transmutadora. Acuérdate que al poner en movimiento o energizar algo, instantánea mente actúa. Cuando se usa el «YO SOY» se pone en movi miento el Poder de Dios y actúa.

Tal vez uno de los estados más lamentables en que tiene que vivir el ser humano es el llamado «derecho legal» de mantener atado a otro ser a la actividad sexual, cuando éste ya quiere libertarse y salir de abajo. Pues aún en la ignoran cia de la mente exterior hay naturalezas que tienen un pode roso desarrollo de la actividad amor. El Amor Puro nunca actúa más abajo del corazón. El Amor Verdadero jamás re quiere contacto sexual de ninguna clase. La Gran Ascendida Hueste de Luz está siempre con aquellos que desean actuar con justeza. Envíales tus pensamientos y recibirás su ayuda.
Tú posees un poder invulnerable e invencible si eres de los que conocen y practican la Presencia «YO SOY».
La Ley del Perdón es la puerta abierta para llegar al Co razón de Dios. Es la nota tonal, el eje del Universo.
Aquí están los puntos más profundos de esta plática. No los uses para enseñar a principiantes, pues no lo entenderán.

CAPITULO XIII
“YO SOY”   la resurrección y la vida;
YO SOY la Energía que usas en cada acción;
YO SOY la Luz iluminando cada célula de tu ser;
YO SOY la Inteligencia, la Sabiduría, dirigiendo cada uno de tus esfuerzos;
YO SOY la Substancia omnipresente sin límite que puedes usar y traer a la forma;
YO SOY tu Fuerza, tu Comprensión perfecta;
YO SOY tu Habilidad para aplicarla constantemente;
YO SOY la Verdad que te da la Libertad perfecta ahora;
YO SOY la puerta abierta a la Luz de Dios que nunca fra casa;
Doy las gracias, he entrado en esta Luz de lleno, usando la comprensión perfecta.
YO SOY tu Vista, que ve todas las cosas visibles e invisi bles;
YO SOY tu Oído, escuchando las campanas de la Libertad que tengo ahora;
YO SOY tu Habilidad de sentir la más embriagadora fra gancia a voluntad;
YO SOY la totalidad de toda Perfección que desees mani festar;
YO SOY la Comprensión total, Poder y Uso de toda esta Perfección:
YO SOY la Revelación total y el uso de todos los poderes de mi ser que YO SOY:
YO SOY el Amor, el magno Poder motriz detrás de toda acción.
Deseo darles a los estudiantes bajo esta radiación la más cariñosa advertencia de vigilar sus emociones, para que en ningún momento acepten un sentimiento de envidia de los progresos que otro logre. Cada estudiante debe recordarse siempre, sea lo que fuere, que los otros estudiantes no son de su incumbencia, excepto el saber que: «YO SOY la Pre sencia de Dios allí en Acción».
El que un estudiante se admire y se pregunte en su men te acerca del progreso de otro, retarda muchísimo su propia evolución y bajo ningún aspecto es admisible.
Cada estudiante debe comprender que su única incum bencia es la de armonizar, apurar y expandir su propia men te y su mundo. Una vez que los estudiantes comprendan que la única demanda imperativa de la «Gran Ley de su Ser» es la armonía de su mente y sentimientos, la Perfec ción se manifestará rápidamente. Si esto no es mantenido, no podrán pasar de cierto grado de progreso.
Tan pronto como los estudiantes se den cuenta de esto, y comiencen a usar la Presencia «YO SOY» ordenando la ar monía y el silencio de su actividad externa se darán cuenta que podrán ver, sentir y ser la Perfección que han deseado tanto. Cuando los estudiantes y amigos tienen un profundo y sincero Amor para cada cual, ese Amor es la más grande bendición y el poder más estimulante. Esta es una manera de que el estudiante se examine constantemente, para eva luar el poder que está actuando en él.
Si uno se siente crítico, curioso o inarmonioso para con una persona, condición, sitio o cosa, es la señal segura que el yo externo está actuando, y la actitud a tomar es la de co rregirse inmediatamente. Cada cual, especialmente los estu diantes, deben comprender que la única cosa que tienen que hacer es sentir, ver y ser la Perfección en su propio mundo.
Esto es sumamente importante y es la razón por la cual estoy recalcándolo tanto a estas alturas, porque cuando los estudiantes empiezan a experimentar manifestaciones poco usuales, al principio hay a veces tentaciones de pensar así:
«Puedo usar la Ley mejor que esta otra persona». Esto, tú lo sabes sin tener que decírtelo, es un error.
No se puede usar por mucho tiempo la afirmación «YO SOY», aun intelectualmente, sin empezar a sentir una con vicción más profunda cada vez que: « YO SOY todas las co sas». Piensa a menudo lo que estas dos palabras maravillo sas significan y siempre junta con su uso la afirmación:
«Cuando digo "YO SOY", estoy poniendo en movimiento el Poder de Dios Ilimitado en la expresión con la cual junté YO SOY». En la declaración bíblica: «Antes que Abraham era, YO SOY», Abraham representa la expresión exterior de la Vida y «YO SOY» representa el principio de la Vida, que era la expresión a través de Abraham. Así, había Perfec ción de Vida antes que manifestación alguna ocurriese, y así es la Vida sin principio y sin fin.
¡Mi amado estudiante! Mi corazón se regocija muchísimo ante la cercanía con la cual algunos de ustedes están sin tiendo la convicción de la Majestuosa Presencia, «YO SOY», que son. Hagan todo lo posible por sentir calmadamente, serenamente, y si no lo pueden ver de otra manera cierren sus ojos y vean la Perfección en todas partes. Les vendrán más y más pruebas de la maravillosa Presencia de esta Verdad. Oirán, sentirán, verán y experimentarán esa maravilla de maravillas que como niños han vivido, y los
milagros efectuados.
Descripciones y explicaciones del uso de esta «Poderosa Presencia, YO SOY» han sido escritas para tu beneficio. Tú, que te aferras a la Verdad llegarás a la acción triple de ver, oír y experimentar estos llamados milagros, milagros hasta que comprendan la forma en que se producen, des pués serán para ti simples verdades que podrás aplicar para
siempre "una vez comprendidas.
Con todos mis siglos de experiencia, no puedo más que decirte a modo de estímulo, que mi corazón se desborda de alegría con tu aproximación a la toma del Cetro del Domi nio. ¡Avanza, mi bravo! ¡No vaciles! ¡Empuña tu Cetro de Dominio! Levántalo, porque «YO SOY» el Cetro, la Llama Inextinguible, la Luz Deslumbrante, la Perfección, que una vez conociste: ¡Ven! Déjame sostenerte en mi fuerte abrazo, que donde ha habido dos por tanto tiempo haya solamente uno, «YO SOY». «YO SOY» el Sabio, el Constructor, la Perfección expresada ahora.
Obra vez hablo a los individuos que quieren tener sus problemas resueltos. Hay solamente Una Presencia en el Universo que puede y siempre resuelve cualquier problema, y ésa es la Presencia «YO SOY» presente por doquier. ¡Amado! Déjame decirte con todo cariño: «No es de ningún valor tratar de resolver un problema solamente, pues donde había uno, una docena pueden aparecer, pero cuando sabes que la Actitud Perfecta es entrar en la Presencia «YO SOY» y que ella es el Resolvedor Indiscutible de cada problema, harás que todos los problemas desaparezcan tan ciertamente como Yo te hablo, porque cuando vives en la Presencia «YO SOY» constantemente, calmadamente y con determi nación suficiente, en vez de tener muchos problemas donde no había sido resuelto, habrás entrado en el estado donde no
hay ninguno.
Ordeno al poder en estas palabras de hoy, que lleven a todo el mundo que las oye o lee la Convicción Verdadera y la Comprensión tras ellas.
Para el Cerebro: «YO SOY el aceleramiento de las célu las de esta (mía o tuya) estructura cerebral, causando que se expanda y reciba la Dirección Inteligente de la Poderosa Presencia Interna».
Debes saber que tienes el poder de calificar consciente mente tu pensamiento de la manera que desees a través de la Presencia «YO SOY». No hay nadie que te diga lo que debes hacer porque eres un Ser Libre con Libre Albedrío. Si pudieses estar consciente de cada pensamiento que pasase por tu mente durante 6 semanas, y lo mantuvieses calificado con la Perfección, verías los resultados más sorprendentes. Di a menudo: « YO SOY el Maestro Interior gobernando y controlando lodos mis procesos de pensamiento, en la Per fección de Cristo, íntegramente como Yo deseo que sean».
Bendiciendo y sosteniendo a otros en la Luz: Cuando bendices a otros o los visualizas en la Luz, hay una activi dad doble de la calidad que mandas. Haciendo esto, el resul tado automático es una cierta cantidad de protección, pero el pensamiento y la calidad en la Luz y la bendición se re gistran principalmente en nuestra propia conciencia, y al mismo tiempo intensifica esa cualidad en la persona a la cual ha sido mandada.
Toma la posición eterna de que: « YO SOY lo que quiero Ser». Debes usar la Presencia «YO SOY» conscientemente siempre. Raramente, hasta entre los estudiantes, se ha com prendido profundamente lo que la Presencia «YO SOY» significa. Sólo ocasionalmente ha surgido una verdadera comprensión del «YO SOY», excepto en los retiros de los Maestros Ascendidos. Jesús fue el primero en darle énfasis 'en el mundo externo. Insisto seriamente que no le des nin guna consideración al elemento tiempo. La manifestación viene instantáneamente cuando le das a la Presencia «YO SOY» la libertad suficiente. Anda, aplica, sabe y deja que la Presencia «YO SOY» se ocupe del elemento tiempo.


Cuando haces un decreto de la Verdad y te aferras a él, debes recibir. Lo externo no tiene ningún poder por sí solo. Tu deber es simplemente el de saber que la Presencia «YO SOY» está actuando. Algunas veces, sin darse cuenta de ello, el Yo externo está esperando el tiempo de la manifesta ción.
Yo te puedo comunicar la convicción y el sentimiento de que cuando  ordenas en el nombre de la Presencia «YO SOY», Dios Todopoderoso se mueve a la acción. Recuerda siempre que cuando estás trabajando con personalidades, es tás trabajando con la creación humana externa, y tienes todo el derecho y poder de ordenar su silencio y obediencia,  así sea en tu propio yo externo o en el otro.
Si pudieses contar hasta diez antes de hablar, lograrías controlar todo el impulso súbito, y tras esto hay una Ley Todopoderosa, que puede ayudar al estudiante inmensa mente. Cuando hay un impulso súbito, hay una liberación o abalanzamiento de energía acumulada. Si hay ira, esta ener gía es calificada instantáneamente con la ira o con destruc ción de alguna clase.
El poder de autodominio diría: «Sólo la Perfección de Dios sale». Esto manejaría cualquier condición de impulso incontrolado con la cual el individuo lucha. Cuando el estu diante ya ha dejado salir algo que no es deseable, lo que hay que hacer es consumirlo conscientemente al instante.
El uso continuo de «Dios Bendiga esto», dirigido hacia las cosas inanimadas trae asombrosas realizaciones. La ma nera fácil de ver y sentir la Perfección es calificando cada pensamiento y sentimiento que sale con la Perfección. Cuando viene el impulso de hacer cualquier cosa, instantá neamente califícalo con la Perfección.
Historia de la Locomotora en un pueblecito: El silbato es la advertencia, el «YO SOY» es el control de la locomotora.
El ser humano ordinario no pensaría en atropellar niños y matarlos. Sin embargo, libera energía calificada malamen te por medio del pensamiento, sentimiento y palabras, que matan los impulsos más altos en otros. Si tu personalidad no es controlada y gobernada, tiene las mismas cualidades que todas las demás personalidades, pero tu Presencia «YO SOY» es el control perfecto de ella.
No hay nada más trágico en el mundo que una persona que tiene un pensamiento de limitación sobre otro ser hu mano. Un pensamiento de imperfección dirigido hacia una persona sensible, algunas veces limita a ésta por años, y mu chas veces los resultados son muy trágicos. Todos debemos darle a todo el mundo su libertad mentalmente. Si hablas de libertad para ti, asegúrate y dásela primero a cada uno. Cuando hay una condición en otro que desees ayudar, usa lo siguiente: «YO SOY la Manifestación Perfecta allí».
El principio de la energía y la substancia es el mismo. La substancia tiene energía dentro, naturalmente. El corazón o centro de la substancia es Acción Inteligente. La Vibración en su estado natural es pura siempre. La Vibración es ener gía en acción y debe ser calificada.
La pulsación en toda substancia es el «Aliento de Dios» actuando. Piensa cuando respires: «YO SOY la Energía Perfecta de cada soplo que respiro, YO SOY la Atmósfera Pura de mi mundo».
Forma el hábito de calificar constantemente tu mundo con la Perfección. El hábito viejo de pensar imperfecciones ha llenado tu mundo en el pasado. Ahora lo importante es el estar consciente de que todo el tiempo estás llenando tu mundo con la Perfección Lo primero que vas a hacer por la mañana es ponerte de pie y decir con sentimiento: «YO SOY la Presencia llenando mi mundo con la Perfección este día».
No te ocupes de las personalidades.
Asumiendo la posición de: «YO SOY la Perfección ac tuando a través de cualquier funcionario», impulsa el «YO SOY el Poder y la Acción allí».
La primera cosa en la mañana di: «Yo califico todo en mi Mundo este día con la Perfección porque YO SOY la Perfección». «Yo califico esta mente y cuerpo con la Perfec ción Absoluta y me niego a aceptar cualquier otra cosa».
«YO SOY el milagro y YO SOY la Presencia precisan do su manifestación a través del Amor Divino, Sabiduría y Poder».

CAPITULO XIV
FE - ESPERANZA – CARIDAD

DESEO llamar la atención ahora a la Presencia Activa de la FE, la ESPERANZA y la CARIDAD. En esta consideración pensaremos la FE como el Poder Emanador Conquistador; la ESPERANZA, es la puerta abierta a través del velo actuando en la Presencia Pura; la CARIDAD como la determinación de no pensar lo malo, no hablar lo malo, no ver lo malo, no oír lo malo, no sentir lo malo.
Los estudiantes deben vigilar siempre la Actividad Inter na de la mente externa y no dejarse engañar por su acción. Esto puede sonar como una paradoja, pero no lo es, y tiene más importancia de lo que parece al primer examen. Si un sentimiento de resistencia (de cualquier especie) está ace chando la conciencia, arráncalo de raíz, pues sabes que per tenece a lo externo e impedirá el camino de tu logro mien tras no lo arranques.
El mantener una disposición dulce y tranquila ante todas las cosas, es la ruta certera hacia el Auto-control y la Maes tría Absoluta, indispensables para el logro de todo lo que desees alcanzar.
Los Maestros Cósmicos, FE, ESPERANZA y CARI DAD: Al llamar tu atención hacia estos tres principios siem pre activos en la vida de la humanidad, quiero asegurarte que éstos no son solamente cualidades dentro de ti, sino que son Seres de Gran Luz y avance que también son conocidos como la FE, la ESPERANZA y la CARIDAD. Los estu diantes e individuos que hacen un esfuerzo consciente por cultivar y expandir estas cualidades en sus mundos, percibi rán que obtienen gran asistencia de estos Seres Poderosos y Conscientes, de cuyos nombres proceden las individualiza ciones de estas cualidades. Estos son Seres Cósmicos, Auto-conscientes e Inteligentes cuya acción especial para con la humanidad es la de alentar y expandir estas cualidades. Por lo tanto, haz comprender a los estudiantes que esto es más que una frase o expresión de las Escrituras. En este tiempo, estos Grandes han salido del «SILENCIO CÓSMICO» por causa de la necesidad de Fe, Esperanza y Caridad en las mentes y corazones de la humanidad.
La Fuerza siniestra que hubiese destruido la confianza, la esperanza y la caridad en las mentes de todos los pueblos está condenada a fracasar. De una actividad aparentemente mala va a salir un gran bien. Como la fuerza hipnótica que fue generada se ha gastado ella misma, muchos humanos es tán preguntándose qué los motivó a hacer ciertas cosas. Des pués de todo, su misma rebelión generará la fuerza que será usada para corregir las condiciones.
DIOS, que es Progreso, no conoce la derrota en ninguna cosa. Deja que los estudiantes siempre recuerden esto, que les ayudará a mantener la Paz y el Equilibrio de la mente que tanto se necesita.
El Ser Majestuoso «CARIDAD», tiene una fuerza natu ral consumidora para disolver y aniquilar el odio, la crítica y la condenación y usa los Rayos Cósmicos como la fuerza balanceadora en los éteres de donde los seres humanos sacan su aliento y sustento. Así que a pesar de ellos mismos, están absorbiendo el Fuego de estos Rayos.
Tú sabes que cuando una persona se está desmayando, muchas veces uno sostiene las sales o amoníaco debajo de su nariz. Esto es lo que está pasando realmente debajo de las narices de la humanidad. Está respirando ahora en esta Pre sencia Consumidora. (Pídeles a los estudiantes no discutir este hecho con no-creyentes, pero es vital que ellos lo com prendan.)
Aquí hay algo que quiero recalcar a los estudiantes seria mente. Hay innumerables medios útiles de asistencia para el estudiante serio y sincero, muchos de los cuales son comple tamente desconocidos para él, pero, no obstante, los aprove chará si su deseo por la Luz es sincero.
Despreocuparse de todo y centrarse alegre y determina damente en esa «Poderosa Presencia Única que YO SOY», nos proporciona un continuo flujo de victorias. Ningún es fuerzo hecho en el Nombre y Presencia que «YO SOY» puede fallar nunca, pero debe seguirse avanzando de una victoria a otra, hasta alcanzar y poder usar el Cetro de su Dominio Completo.
Deseo alentar y afianzar la conciencia progresiva e im portante de la Ley del Perdón. La manera correcta de llamar a la acción la Ley del Perdón, es decir: « YO SOY la Ley del Perdón y la Llama Consumidora de toda Acción Inarmoniosa y de Conciencia Humana». Esto pone en movimiento la acción completa.

Cuando usamos la afirmación: «Llamo la Ley del Per dón», no siempre estamos completando la acción, porque necesitamos estar conscientes de quién es y dónde está esa Inteligencia que autoriza que sea llevada a cabo.
Cuando observo a los estudiantes, encuentro que es im portante seguir insistiendo en el uso de la Presencia «YO SOY» frecuentemente, porque ya está haciendo cosas nota bles para ellos. Mi propio Ser se alza cuando veo entre los estudiantes, cuya atención es mantenida con determinación en la Presencia «YO SOY», cómo se convierten en imanes poderosos de la Luz, y cómo ésta se apresura a envolver a cada uno, de la misma manera que una madre envuelve a su hijo amado. Si pudiesen ver y darse cuenta de esto por un momento, su determinación surgiría en una Llama Con quistadora de la cual no se puede desistir.
El tiempo es oportuno, y Yo te mando a ti y a cada uno de los estudiantes una Esfera Consciente de Luz, envolvien do el corazón y el cerebro de cada uno para que pueda reci bir más continuamente la Bendición consciente de la Pode rosa Presencia «YO SOY». Creo que la mayoría de ellos sentirá esto. Siéntalo o no, nada puede interferir con esta ac ción de bendición.
A aquellos benditos que a veces encuentran perturbación en su hogar. Yo les sugiero que usen esta afirmación y la sientan profundamente: « YO SOY la Presencia Conquista dora ordenando la Paz, el Amor y la Armonía en mi Hogar y ambiente». Cualquiera que use esto con determinación podra tener una atmósfera armoniosa, apacible y amorosa en su hogar. Algunos necesitarán actuar con mucho ímpetu para experimentar su acción continua. Muchas veces obten drán resultados inmediatos. Elaborar esto en la conciencia es reconocer la Presencia «YO SOY» como el Poder Gober nante en sus hogares, porque es naturalmente la Presencia Gobernante.
Si los estudiantes, e individuos en general, que tienen di ficultad en mantener el Autocontrol, se sientan silenciosa mente durante cinco minutos, sintiendo profundamente y pensando para sí mismos: «YO SOY Amante Caridad», en contrarán un sentimiento de gran alivio.
Para los desmayos: Tú sabes que el individuo nunca se desmaya; solamente la personalidad hace eso. Por lo tanto, si alguien que tiene este hábito toma la posición determina da de que: «YO SOY la Presencia dominante que prohibe esta tontería y mantengo el control de mi Mente y mi Cuer no eternamente», lo controlaran para siempre.
Cuando se comienza a sentir el más pequeño síntoma, rápidamente se hace conciencia de que: «YO SOY la Pre sencia dominante y yo Mantengo mi Conciencia aquí». Uno tiene que comprender que al ordenar la Presencia «YO SOY» se tiene el Control Absoluto del cuerpo. Cuanto más se use esto, más rápidamente se hará la manifestación.
Pregunta: Si el Gran Sol Central es el Centro Corazón del Infinito, ¿dónde está eso que es el Centro Cerebro?
Respuesta: «En el estado puro, en el Infinito como en lo Finito, donde no hay imperfección, la actividad del cerebro y del corazón se convierte en UNO, porque la fuerza motriz de toda actividad que sale es AMOR DEL CORAZÓN». Por lo tanto, en el Estado Puro, el corazón y el cerebro son sinó nimos porque el AMOR, la SABIDURÍA y el PODER están contenidos en el AMOR DIVINO.
La Energía Infinita está siempre presente esperando ser usada, pero actúa en la Vida de un individuo solamente bajo el Mando Consciente de éste. Se llega a un progreso tal que las cosas ocurren tan rápidamente que parece que son auto máticas, pero no es así.
Absolutamente, sólo hay un camino hacia la Maestría Auto-consciente y ése es el de la Dirección Consciente de la Energía Eterna hacia todo lo que desees. Esto nos lleva aho ra hacia otro punto vital.
El deseo es una acción indirecta de la atención, pero el deseo sostenido por el uso determinado de la atención es causa de que éste se convierta en una manifestación invenci ble. Esto te dará una idea leve de cuan importante es que la dirección consciente vaya unida al deseo. El uso consciente de la Presencia «YO SOY» lo mismo que el uso dirigido conscientemente de esta Energía hacia un logro, debe ser siempre un esfuerzo jubiloso. Nunca y bajo ningún aspecto debe ser como un trabajo o una tensión, porque cuando decretas: «YO SOY la Presencia, la Inteligencia, dirigiendo esta Energía hacia un propósito determinado», estás po niendo la Ley en movimiento de una manera perfecta, fácil, calmada y no necesitas de ningún esfuerzo tal como el de «halarse los pelos». Por lo tanto, siempre debe ser un proce dimiento calmado, sereno y determinado.
Debe entenderse que el estudiante nunca elige al Maes tro, sino que es el Maestro quien elige al estudiante, y si éste lo comprendiese así, los resultados aparecerían antes. Para contactar los Maestros Ascendidos usen: «YO SOY la Pre sencia preparando el camino y trayendo el contacto visible con los Amados Maestros Ascendidos».
Con el uso de la Presencia «YO SOY», tienes el dominio completo y el control ilimitado sobre todas las condiciones perturbadoras. Cuando hablas en la Presencia «YO SOY», estás hablando en la «Presencia» que el Ser Ascendido ES. Debes comprender profundamente que cuando dices: «YO SOY» éste es el Poder de DIOS completo actuando y que no conoce fracaso alguno.


CAPITULO XV

DE LA Gloriosa Plenitud de la Luz y de la Substancia Omnipresente de Dios sale la abundancia de todas las cosas.
El estudiante que es lo suficientemente fuerte y firme para sostenerse sólo con su «Poderosa Presencia YO SOY», que nunca divide la Presencia y el Poder de Dios ni durante un solo instante, se encontrará ascendiendo constantemente hacia esa Poderosa Perfección, por siempre libre de todo sentido o reconocimiento de cualquier limitación.
El estudiante que puede mantenerse indiviso dentro de esta Poderosa Presencia, es muy afortunado. Para beneficio de algunos de los estudiantes que son muy sinceros y, sin embargo, están dejando, sin saberlo, que su atención se aparte de esta Presencia Integra, deseo exponer algunos he chos sin ninguna intención de inmiscuirme en el libre albedrío del individuo. Los documentos que citaré están en nuestra posesión y cubren estos últimos cien años.
Deseo hablarte hoy sobre el engaño de la astrología.
Ningún ser viviente puede prestar atención a la astrolo gía y, al mismo tiempo, entrar en la Presencia del «YO SOY» y quedarse ahí. Por debajo del uso presente de la as trología, está el deseo humano y la oportunidad de justificar y gratificar los deseos externos. Déjame exponerte un hecho aterrador, que está en nuestros archivos: «No hay ninguna cosa o fase de estudio que haya causado más fracaso y más .crímenes indirectos, que el engaño presente de la astrología».
En años recientes hubo en la ciudad de Chicago un estu diante espléndido de Metafísica que, aceptando consciente mente el engaño de su horóscopo, fue impulsado a suicidar se.
Lo que la humanidad necesita más, y los estudiantes por encima de todo, es la roca firme y la conciencia de la Pode rosa Presencia «YO SOY» sobre la cual se permanezca a salvo y libre de los abismos que constituyen las maquinacio nes externas. Los estudiantes no necesitan saber los decretos negativos de una muerte futura o la llamada fuerza de la mala estrella del destino; sólo deben dar crédito a la «Inven cible Presencia YO SOY que impregna todo», la cual es la única y toda la Vida de tu Ser, hacia donde tu atención ne cesita ser dirigida y mantenida firmemente.
En la Presencia «YO SOY» no hay altura alguna que el estudiante no pueda alcanzar, pero si distrae su atención con la astrología, numerología y las muchas «logias» de hoy, no habrá abismo en donde no caiga.
El uso presente de la astrología no se parece en nada al uso que tenía centurias atrás. Entonces no transmitía decla raciones negativas de ninguna especie. El gran daño de la atención fijada en ella es que los estudiantes aceptan las de claraciones negativas mucho más de lo que ellos desean ad mitir. La fuerza siniestra negativa generada por la humani dad en el mundo siempre se vale de cosas como éstas para obtener y sostener la atención, especialmente la del estu diante que está progresando, y, así, mantenerlo en lo que lo hala hacia abajo en vez de ascenderlo.
Donde hay un horóscopo que indica la muerte de al guien, varias mentes se fijan en esa idea e indirectamente se comete un verdadero crimen, y tan sutil, que los individuos se horrorizarían si se les demuestra que ellos tomaron parte en él pero ésa es la verdad.
Si pudieses ver por un día, desde el Gran Punto de Vista Interno, la fuerza destructiva generada y usada a través del uso presente de la astrología huirías de ésta como de una ví bora venenosa que espera morderte para introducir la muer te en tus venas.
Yo te digo, amado estudiante, en el nombre de tu Luz y Progreso y de Todo Progreso, que permanezcas dentro de tu propia Poderosa Presencia «YO SOY». No dejes que tu atención sea captada o dividida por ninguna cosa externa, si deseas evitar la rueda de la encarnación indefinidamente.
Del GRAN AMOR de mi corazón —viendo y sabiendo desde el Punto de Vista Interno, lo cual tú no puedes hacer todavía—, Yo insisto en que evites todo lo que tenga sabor a una expresión o condición negativa. Entonces ascenderás en las Alas de tu Poderosa Presencia «YO SOY» a la Li bertad y Bendición Eterna de la Luz Perfecta, Eterna e Ili mitada.

Como dije, no deseo de ninguna manera inmiscuirme en tu libre albedrío, pero las puertas de la Libertad Eterna es tán abiertas ante ti si crees en la verdad que he manifestado, que te ayudará a entrar por esas puertas y recibir la Bendi ción Eterna de la Luz, que te espera para envolverte.
Si hay condiciones en tu Vida, hogar, medio ambiente, de las cuales te quieras deshacer, ordena, a través de la Pre sencia «YO SOY», que sean disueltas y consumidas ante su Poderosa Luz y Poder.
Amado estudiante que te encuentras bajo esta radiación: no volveremos a tratar este punto otra vez contigo; que la Presencia «YO SOY» dentro de ti te capacite para ver la Luz y la Verdad de lo que te he dicho. He visto dentro de ti la Luz Gloriosa que puede ser acelerada a una Radiación Deslumbrante, que te permitirá expresar la Perfección. Por tanto, te he ofrecido mi humilde asistencia por mi propia voluntad, pero si la personalidad persiste en dejar que la atención se pose en otra cosa que no sea la «Poderosa Pre sencia "YO SOY"» que Yo sé que es la más Poderosa y la sola Presencia Elevadora y Resolvedora de todos los proble mas, entonces mis humildes esfuerzos habrán sido en vano.
Yo te aseguro, amado mío, que has llegado a un punto de donde tienes que ir para arriba o para abajo. Con tu aten ción determinada y reconocimiento mantenidos constante mente en la Poderosa Presencia «YO SOY», no hay condi ción, fuerza o Presencia en la tierra o en el cielo que pueda impedir el logro maravilloso y glorioso de la Libertad eterna
y la Perfección.
Si no tienes dentro de ti eso que causa el sentir y que te habla sobre el Gran Amor Divino que me capacita para ex presarte esta Verdad para tu protección, entonces tenemos que esperar hasta que la Verdad de Ello aparezca dentro de tí.
Una vez que los estudiantes e individuos han aprendido y reconocido la Poderosa Presencia «YO SOY» y después dejan que su atención sea atrapada o puesta en cosas exter nas, sea consciente o inconscientemente, lo cual tiene poca diferencia, estarán dando la espalda deliberadamente a la «Presencia» que es la Fuente de su Ser y Vida dentro de ellos. Yo declaro con todo el Amor de mi Ser que: «YO SOY la Presencia» que los capacita para ver y sentir esta Verdad y mantenerse junto y dentro de Ella, por amor a tu maravilloso progreso propio.
Aquellos que se mantengan firmes y lo suficientemente convencidos de esa Poderosa Presencia, encontrarán abun dantes pruebas que vendrán a su experiencia por medio de su Poder e Inteligencia Ilimitada.
¡Amado estudiante!, muchas manos de la Hueste Ascen dida están extendidas hacia ti para darte su asistencia en cuanto puedas mantener tu atención indivisa en la «Presen cia Activa de Dios en ti» y resistas firmemente la influencia de toda apariencia externa.
«La Verdad es Poderosa y Prevalece». Siente Su Presen cia Majestuosa todo el tiempo. Es un error que el estudiante sienta desilusión porque cierta cosa en la cual ha trabajado no se manifiesta instantáneamente, cuando todavía él no ha generado el Gran Poder y la actividad suficiente para produ cirlo rápidamente. La atención siempre tiene que estar en el «YO SOY» solamente.
Supongamos que Yo decretase: «YO SOY la Poderosa Presencia YO SOY en Acción», y después, una hora más tarde, dejara que mi atención se fijase en un horóscopo des favorable o en una condición externa que indica alguna cla se de desastre. ¿No ves cómo eso anularía el decreto, que de sencadena el Poder de Libertad, hecho por mí?
Jesús dijo: «No podéis servir a dos Maestros». Esto quie re decir que no puedes dividir la atención —porque debes detenerte, mirar y escuchar—. Yo te digo: Tú no puedes progresar, si le das poder a otra cosa que no sea tu Poderosa Presencia «YO SOY». Desafortunadamente, lo que pasa con muchos estudiantes es que no se aferran firmemente a la Poderosa Verdad de su Ser el tiempo suficiente para ganar el impulso y la fuerza necesaria para mantenerse inmóviles ante el tirón de la sugestión y la apariencia externas.

Lo extraño para mí es que cuando la atención del estu diante ha sido entregada al Poder Todopoderoso de la Pre sencia «YO SOY», que es el Único Principio Activo de Vida que tiene Dios en Acción dentro y alrededor de él, no puede ver que cuando su atención se fija en las cosas externas, está dividiendo el poder y está retardando la actividad magnífica Y la realización, que de ser de otra manera, la Presencia «YO SOY» atraería. Sin embargo, habiendo pasado por lo mismo, tenemos la paciencia infinita para esperar hasta que el Amado Estudiante pueda empuñar su Cetro del Dominio de esta Poderosa Presencia «YO SOY» y sostenerlo.
Puedo traerte documentos de las cosas más aterradoras, de los crímenes que día a día han sido cometidos a través de la sugestión de la astrología. La sugestión dada pone la Ley en acción para cumplirla. Cuando tu atención está en algo, le pones instantáneamente el poder dentro de ti. Si los astró logos no paran de mantener el pensamiento de muerte sobre Fulana de Tal, por ejemplo, ella morirá. Esto es criminal. Fulana es un hijo de Dios y tiene derecho a vivir aquí todo el tiempo que se haya decretado. Hay crímenes mucho peo res que el asesinato físico, que no tienen ni punto de compa ración porque son cometidos deliberadamente, por gente que sabe lo que está haciendo. Hay una acción certera, infa lible de la Ley, y es que aquellos que hacen cosas deben pa gar la penalidad de una experiencia similar.
Para sugestiones negativas de otros, di: «YO SOY la Presencia anulando todo esto para que no pueda afectar ni a mí, ni a mi hogar o mundo». Disipar conscientemente algo que ha sido dicho en tu presencia es la cosa más fácil del mundo. Di simplemente: «YO SOY la Única Presencia actuando aquí».
Para cualquier cosa que no desees continuar, di: «A tra vés de la Presencia que YO SOY esta cosa cesará ahora y para siempre». Actúa como si fueses a chocar contra una pared para derrumbarla. Cuando realmente sientas y estés resuelto a hacer algo, liberas el poder que hace la cosa. Tra ta de darte cuenta del Poder Ilimitado a tu servicio.
En la vista y el oído está el sentimiento porque podemos oír y ver sin necesidad de usar ni las facultades de la vista ni las del oído.
Cuando uno se pone furioso, instantáneamente agujerea otras esferas de esa misma calidad y una acumulación de la misma especie se filtra vertiginosamente. Los celos son el canal abierto a través del cual se precipita toda clase de acti vidades destructivas. Las cosas que se hacen conscientemen te tienen mucho más poder. Cuando la energía es liberada actúa porque el individuo la ha puesto en movimiento y no establece diferencias entre el rey y el limpiabotas.
Cuando los sentimientos son excitados, están aceptando ese instante. Puedes sentarte a escuchar una conversación destructiva sin ser afectado mientras controles el sentimien to en el plexo solar. Ninguna cosa puede entrar en tu mun do mientras no sea invitada.
Nada bueno ha salido nunca del juego. La señora X en un tiempo tuvo un maravilloso poder e influencia en tomo a ella; empezó a jugar, y no solamente perdió su poder, sino todo su dinero también. ¿No es mejor mantenerse en la Pre sencia «YO SOY» que en un canal de juego? Cualquier cosa que atrae tu atención es una actividad sutil de lo exter no para arrancarte tu libertad.
Para obtener libertad financiera: «YO SOY las Riquezas de Dios fluyendo a mis manos y uso que nada puede dete ner».
Di frecuentemente: «La Presencia YO SOY gobierna todo canal existente en manifestación. Lo gobierna todo».
Experiencia de un estudiante: El estudiante había oído y visto una explosión de Luz, mientras el cuerpo físico dor mía. Si hubiese dicho conscientemente cuando oyó la explo sión: «Absorbo en mi mente y mi cuerpo la fuerza de la ex plosión de Luz», hubiese recibido sus beneficios. En tales experiencias, lo importante es que el estudiante esté alerta para que en toda manifestación esté consciente de la absor ción de su Poder. Alégrate que el Poderoso poder de la Pre sencia «YO SOY» actuando, te dé Su Fuerza y Poder.
Ordena a la memoria exterior que retenga y traiga a la conciencia externa todo lo que desees saber. Cuando usas la Presencia «YO SOY» has puesto la Ley en movimiento y no puede fallar.


Dios actúa solamente a través de la conciencia de los in dividuos; si fuese de otra manera, El no los tendría aquí. Dios puede actuar en el mundo físico solamente a través de sus individualizaciones, y hasta toda la naturaleza está go bernada por la Inteligencia Individual: el suelo, las plantas, todo en absoluto.
Toda la fuerza y la energía que se necesita para un pro pósito dado está omnipresente, cuando es liberada por la Presencia «YO SOY». Por lo tanto, a través del uso de la Presencia « YO SOY» puedes liberar poder del cual todavía no tienes concepción alguna.
Durante la guerra del 1914 al 1918, cuando Foch dijo:
«¡No pasarán!», él liberó el poder por el cual el decreto fue cumplido. Había estado rezando por más de una hora, y cuando salió estaba tan cargado con esa energía que cuando pronunció la orden, ésta se convirtió en la Presencia Gober nante, en la condición atmosférica en torno de él y Dios ac tuó. Las palabras «¡No pasarán!» forman un decreto. Este es dinámico, poderoso, real y suelta su poder tremendo. Sola mente hay Un Poder que actúa. Dale completa libertad.
Mantente con El y deja que El actúe. Mantente en El y con El. No hay ningún otro poder para actuar. Avanza constantemente, como un glaciar que baja de la montaña. Tú vas hacia adelante firmemente y estás ganando un ímpe tu al que nada puede resistírsele. Es un empuje, un poder y medio de realización infalible de todas las cosas buenas. Este es el único camino para el dominio permanente.
Para limpieza usa frecuentemente: «YO SOY la Presen cia aquí que mantiene mi ropa y hogar inmaculados». Des pués de un tiempo la fuerza se convierte en tan poderosa, que consume o repele instantáneamente cualquier cosa no deseada. Cuanto más conscientemente actúes en una cosa, más concentrada se vuelve ésta.
Cuando dices: «La Presencia que YO SOY carga esta cosa con Poder, Energía, Amor, etc., puedes cargar el agua tan poderosamente, que ésta hervirá con el poder de la ener gía concentrada allí. No dejes que nada pregunte en tu men te si la orden funcionó o no.
Cada vez que ordenes, di: «Yo sé que está actuando con todo Poder». Debes saber:
«Lo que "YO SOY" significa».
«Lo que "YO SOY" es para ustedes».
«Lo que "YO SOY" es para ti».
«Lo que con "YO SOY" puedes hacer».
Comprende esto y aguántate firmemente con determina ción inflexible.
Dentro de ti está la fuerza y el poder para hacer esto y si te mantienes en esta Poderosa Presencia «YO SOY», gran asistencia te será dada.

CAPITULO XVI 
DÍA DE ACCIÓN DE GRACIAS 
Rayo personal de Jesús y otros rayos creados

LA PRIMERA actividad es la de los Rayos divididos saliendo a la individualización, a la expresión visible. Cuando hablo de la expresión individual o visible, uso ese término por la actividad física, no es que ésta no sea siempre visible, porque lo es; pero para aquellos en la forma física, hablo de ello como visibilidad.
Así pues, verás la naturaleza de tu Ser como Rayo de Luz que eres, como la Cualidad Natural de la Vida que tan to deseas. Se acerca rápidamente el día en el cual muchos, muchísimos estudiantes empezarán a usar los Rayos de Luz de los cuales forman parte, especialmente el Rayo de la Vi sión y de la Luz.
Hasta en el mundo físico de hoy se están descubriendo propiedades y usos de estos rayos. Estas son actividades que, aunque extrañas para la actividad visible, son naturales para la Presencia Interna. En verdad que es rudimentaria la forma de uso de estos Rayos en el presente; pero se requiere so lamente otro paso para llevarlos a través del velo.
El poder de la Presencia e Inteligencia «YO SOY» para usar estos Rayos será siempre infinitamente más poderoso que cualquier plan mecánico en el cual están siendo usados Sin embargo, para el estudiante que todavía no ha encontra do la habilidad para usar estos rayos, la experiencia del científico será un estímulo maravilloso para descubrir la asombrosa habilidad que tiene el individuo para usarlos.
Es muy importante saber que hay Rayos Naturales que penetran a través de la atmósfera o cinturón etérico dentro de la atmósfera de la tierra. Al decir naturales, me refiero a los Rayos proyectados por la Divinidad o Gran Sol Central, que en años recientes han sido hechos permanentes.
Después están los Rayos Creados, que fueron creados y proyectados por la Hueste Ascendida, por aquellos que han ascendido en cuerpo. Estos últimos son los más potentes de todos los Rayos porque son manipulados conscientemente.
Los Rayos que los científicos están contactando son los Rayos Naturales, que tienen una cierta potencia natural.
Es muy necesaria, como ha sido expuesto en la «Presen cia Mágica», la preparación de estudiantes ansiosos, que pueden ser elevados e instruidos sobre el uso de estos rayos. Entre ustedes hay los que pueden hacer esto y como están preparados con una constancia determinada a la Luz, más y más de la Ley les será revelado en lo concerniente al uso de estas fuerzas potentes.
Siento una alegría inmensa en las posibilidades que tie nes tú y otros estudiantes. Confío que hallarás dentro de ti mismo esa fuerza y determinación constante para asirte fuertemente al trabajo externo e interno que se está hacien do para ti, con un sentimiento alegre de seguridad en los po deres ilimitados, que la verdadera libertad trae.
De tiempo en tiempo he procurado darte una palabra de aliento y, a través de esto, envolverte en la radiación de fuerza que es audaz e intrépida en la Luz. La amorosa quie tud gozosa en la actitud de los estudiantes es maravillosamente alentadora, porque la actitud de los estudiantes es Maravillosamente alentadora, porque la actitud expectante! actitud correcta que ha de ser mantenida.
Yo sugiero que aquellos que están teniendo experiencias desagradables retiren conscientemente todo poder que han estado dando a estas condiciones, sin saberlo. Cuando es ne cesario discutir alguna condición para comprenderla, segui damente retiren inmediatamente cualquier poder que les ha sido dado y después sepan que: «YO SOY la Presencia Ar moniosa que prevalece siempre por encima de cualquier cosa que la condición sea».
Repetiré otra vez algo que he insinuado anteriormente, pero que solamente ha sido absorbido parcialmente: «Cual quiera, especialmente el estudiante, que ha experimentado inarmonía o limitación en su mente, hogar o mundo, puede con un esfuerzo persistente y sin tensión —agarrándose con determinación al decreto siguiente— mantener su hogar li bre de cualquier cosa indeseable: YO SOY la Presencia go bernante dirigiendo en perfecto Orden Divino, comandando ¡a Armonía, la Felicidad y la Presencia de la opulencia de Dios en mi mente, mi hogar y mi mundo».

Cuando digo: «YO SOY la Presencia gobernante», tengo la completa certeza consciente de que he puesto en movi miento todo el Poder y la Inteligencia de Dios para producir las condiciones deseadas y que éstas serán autosostenidas.
Me parece que no has comprendido claramente que cuando usas la expresión: «YO SOY la Presencia en mi mente, hogar y mundo», no solamente estás ordenando a la Presencia Conquistadora de esta actividad a través de tu propia conciencia, sino que también estás invocando la asis tencia de la Presencia de Dios o «YO SOY», en el hogar y mundo de aquel que lo contacte.
Esto es vital que el estudiante lo comprenda. No te desa nimes si no ves la manifestación inmediata de esta armonía que deseas, sigue sintiendo la Presencia Conquistadora «YO SOY». ¿No ves que cuando estás en esta Conciencia sola mente la Presencia de la cual estás consciente actúa? Toda otra actividad de lo externo que no es deseable es solamente una actividad distorsionada de esta Magna Energía. Por lo tanto, cuando digas: «YO SOY la Presencia Conquistadora, yo ordeno a esta Presencia YO SOY que gobierne perfecta mente mi mente, hogar, asuntos y mundo», has lanzado el Decreto más grande que se puede hacer, y tienes solamente que sentir el poder sostenedor de esto cuando te enfrentes a cualquier apariencia. Así encontrarás la Perfección manifes tada en tu mente, hogar y mundo.
Yo deseo que leas cada día esta parte especial para que mantengas ante ti la Verdad Poderosa que sustenta estas afirmaciones.
Ahora llegamos a un punto vital: el del Rayo o Rayos Personales enviados por Jesús directamente. Muchos pre guntarán ¿por qué Jesús es especial? Yo respondo: Porque la humanidad ha sido enseñada a que fije su atención en la Presencia de Jesús el Cristo, y muy pocos tienen el conoci miento de la Hueste Ascendida de los Grandes Maestros de la Gran Hermandad Blanca, que manejan el poder ilimita do.
Tú tendrás el Rayo Personal de Jesús el Cristo durante las próximas siete semanas. Aquellos que puedan dejar de lado cualquier pensamiento de otras personalidades y con los brazos abiertos, hablando mentalmente, acojan estos Rayos dentro de la mente, hogar y mundo de cada uno, po drán encontrar casi cualquier cosa posible.
Yo te aseguro que la idea de estos Rayos Personales de Jesús el Cristo no es una cosa imaginaria, y tú, nuestro Amado Mensajero, tienes las gracias personales de Jesús el Cristo, por tu posición osada y el uso de la Presencia Ascen dida de Jesús-Cristo.
Así como el Mensajero da riquezas y sabiduría y verdad. así deben los estudiantes, en su amante sinceridad al Maes tro y a través de la Presencia «YO SOY», trabajar por la sa lud y prosperidad de los Mensajeros. Esto abriría puertas al estudiante, que de otra manera no sería posible.
Hay indicaciones de que algunos recibirán próximamen te revelaciones sobre cierto uso de Luz Líquida. Deseo que fijes la atención en esto para que. si escás preparado, puedas recibirlas. Déjame decirte que tu actitud correcta es de rego cijarte siempre del adelanto de tu hermano o hermana, por que cada individuo recibe eso que necesita más en ese tiem po determinado, y si uno recibe una cosa, otro puede recibir otra. Por lo tanto, en ningún tiempo debes sentir que tienes que tener la misma cosa que otra persona reciba (me refiero en cuanto a revelación). Como no hay dos personas iguales o en el mismo grado de adelanto, puedes comprender que cada uno no puede recibir la misma cosa al mismo tiempo que otro.
La actitud más maravillosa del estudiante es la de bende cir continuamente y alegrarse de cualquier revelación que venga a su compañero, manteniendo así la puerta abierta constantemente a esa Gloriosa Presencia Interna.
Las llamadas mentes prácticas sienten que no hay nada real a excepción de lo que puedan sentir y palpar, pero no se puede de ninguna manera recibir nada de gran magnitud de su Presencia Interna Poderosa a menos que uno crea en los Poderes y Leyes Ilimitados de la Inteligencia de Dios In dividualizada.

La mente práctica que duda por siempre de las cosas que no puede ver tiene que recorrer todavía un largo camino, a menos que corte las dudas de la misma manera como se poda la rama indeseable de un árbol. Tú sabes que es una buena idea, después que esta rama ha sido cortada, que la consumas en la Llama Consumidora, para que no vuelva otra vez. Parece difícil que el estudiante se dé cuenta del tre mendo poder que es la conciencia de esta Presencia Consu midora. Para algunos es difícil alejar de su pensamiento que es imaginaria, pero si ellos pudiesen ver desde el punto In terno, verían que Ella tiene una Presencia y Poder Podero sos y son muy reales.
Deseo que durante dos minutos sientas este Rayo Des lumbrante de Luz penetrando en cada átomo de tu Ser.
Hay ciertas actividades que deben ser contactadas por la Presencia Interna antes que la atención externa se pose en ellas. Esto es difícil de comprender para el estudiante. El es tudiante tiene primero que penetrar y solamente puede pe netrar a través de su Presencia Interna.
Una cosa muy simple, pero maravillosa, es la de bende cir cada noche y mañana a esa Presencia Magnífica de Vida que anima la mente y el cuerpo. Es una cosa tremenda el sentir profundamente esta acción de gracias por la Presencia de la Vida, que contiene dentro de Ella misma todas las co sas. Solamente tienes que estar agradecido a la Vida por todo lo que Ella es y contiene. La misma Presencia de la Vida nos capacita para hacer las cosas de las cuales estamos conscientes y deseamos hacer, porque no podemos mover nos sin esta Presencia, no podemos ni pensar sin ella. Si uno tomase este decreto: «YO SOY la Presencia pensando a tra vés de esta mente y este cuerpo», recibiría ideas notables.
El cerebro es el primer lugar donde la obstrucción em pieza a registrarse, porque ése es el punto de contacto con ideas falsas, las cuales se registran rápidamente e intensa mente en la estructura del cerebro, porque ése es el campo de la actividad atómica. Empero, la atención sostenida en la Presencia «YO SOY» libera el Poder de la Perfección que está dentro del electrón en el centro del átomo de tal mane ra que las falsas ideas y la obstrucción a la Luz se disuelven simplemente y desaparecen.
Pregunta: ¿Adónde vas?
Respuesta (Saint Germain): A la Ciudad Dorada.
«Desde ahora hasta dentro de 3 semanas después de Año Nuevo, es tiempo de gran regocijo en la Ciudad Dorada por que da una gran oportunidad para transmitir al mundo físi co, a través de la Luz y de los Rayos del Sonido, su propia Radiación Poderosa. Si la humanidad pudiese comprender y apreciar este hecho, cosas notables pudieran ocurrir, pero eso no impide que los individuos que lo puedan captar reci ban su beneficio extraordinario.»
El alejar absolutamente la mente de cada personalidad es la cosa más simple si los estudiantes lo pudiesen compren der y aplicar. Solamente tienen que saber: «YO SOY la Única Presencia allí». Esto abrirá las puertas, ¡oh, tan an chas!
El Amor y la Invocación a un Ser Ascendido capacita para que la radiación sea dada, y no es posible que ocurra de otro modo.
Uno no puede interferir por mucho tiempo en el progre so o crecimiento de otro. Porque si el que obstruye no suelta y relaja su influencia sobre el otro que está listo para ir más arriba, el que obstruye será desplazado por su propia acción. Si uno continúa asiéndose constante y sinceramente a la Luz, las personalidades serán barridas o desconectadas armoniosamente del mundo del individuo.
En este estado de crecimiento es necesario saber: «YO SOY la Presencia Activa de todos los canales de distribu ción de todas las cosas actuando para bien mío». Cuando el pensamiento viene de que: «Esto es todo lo que tengo», cór talo de raíz y di: «YO SOY la Opulencia de Dios en mis manos y uso hoy».
Esto debe ser mantenido como un Silencio Sagrado den tro de cada individuo. Toma esto como una sabiduría sagra da y reverente para ser usada. Cuando tomes del propio «YO SOY», es imposible que tomes nada que justificada mente pertenezca a cualquier personalidad.

Tu estás decretando para tu mundo, así que no puedes tomar de nadie cuando sabes su propia Ley: «YO SOY la Presencia actuando en todas partes». No hay posibilidad de división de la Presencia «YO SOY».
Si necesitas dinero, di: «YO SOY la Presencia Activa, trayendo este dinero a mis manos y uso instantáneamente». Es muy valioso alejarse de la importancia del dinero. Este es solamente un medio de intercambio. No le des poder; pon todo tu poder otra vez con Dios y después cuando ordenes, no importa lo que quieras, tendrás todo el poder instantá neamente a la mano para atraer el cumplimiento del decre to.
La vibración dentro de cualquier elemento es siempre el Aliento de Dios, auto-sostenido eternamente. Toda pulsa ción es el aliento de Dios. La conciencia simple de que:
«YO SOY la Presencia de la salud perfecta», es este aliento de Dios actuando.
«YO SOY la Presencia del perdón en la mente y el cora zón de cada uno de los hijos de Dios», de lo que emana una acción vibratoria enorme. Mantén lo siguiente con intensi dad: «YO SOY la Mente Pura de Dios».


CAPITULO XVII

CUANDO estés lo suficientemente fuerte para so portarlo, nosotros te traeremos en forma descripti va una de las más estupendas expresiones del uso correcto e incorrecto de esta «Poderosa Presencia YO SOY».
Esta experiencia real tuvo lugar en lo que son ahora las montañas de Los Andes, en América del Sur, en un tiempo muy remoto, cuando los hijos de Dios empezaron a olvidar, por primera vez, su origen y comenzaron a reclamar la Energía Poderosa de la cual ellos estaban conscientes como cosa suya.
Los estudiantes y el género humano tienen solamente un pobre concepto, hasta en la angustia que ellos se han crea do, de cuan poderosamente fue usada esta fuerza en un tiempo para motivos egoístas. No se ha conocido nunca una condición anterior similar. Todavía quedan vestigios de la ciudad subterránea, que describiremos, y en la cual ocurrió esto.
¡Oh, que los hijos de Dios despertasen a la actividad es tupenda del uso de los Poderes de la Luz para el bien de la humanidad, cuando su atención esté concentrada sincera mente en Esa Luz!
Si los muchos estudiantes de los varios ángulos de la Verdad en la Tierra pudiesen hoy en día alejar la ignorancia de la mente externa y creer en los milagros aparentes de to dos los tiempos, se rompería el cascarón del Yo exterior y dejaría entrar la Luz. La fe de creer en las cosas que no se ven es uno de los medios más grandes para abrir la puerta a la actividad consciente de la «Luz de la Presencia YO SOY».
De la misma manera que usas el automóvil y el aeropla no para cubrir las distancias rápidamente, asimismo la «Gran Presencia YO SOY» usa el cuerpo. El cuerpo repre senta el avión, y la mente su motor poderoso, a través de la cual la Presencia YO SOY» lo propulsa.
Yo estoy seguro que los estudiantes no han comprendido la forma sutil que adopta la duda. Una pregunta en la men te, a sabiendas o no, concerniente al Todopoder de la «Pre sencia YO SOY» es una forma sutil de duda. Aquellos que quieren o tratan de discutir la cuestión de la realidad de la Gran Verdad de la Vida, lo crean o no lo crean, están admi tiendo la duda en sus vidas.
Hoy en día, ninguna mente racional y sincera, una vez
que haya dado vuelta a su atención, y la haya fijado firme mente en la «Presencia YO SOY», puede discutir, dudar o interrogar la Omnipotencia de esa Presencia «YO SOY».
La duda, escasamente reconocible, que deja entrar en la mente argumentos concernientes al Origen de su Ser, es so lamente una falta de fortaleza para alzarse en contra de la Ley de la Resistencia, fortaleza por medio de la cual se mide el crecimiento de lo externo.
Hay una diferencia muy grande entre un razonamiento sincero para conocer la Verdad y la tendencia humana a discutir en contra de la misma realidad que ellos quieren creer. Siempre damos la bienvenida, muy seriamente, a la interrogación sincera de la Verdad, pero no tendremos nada que ver con aquella naturaleza cuya tendencia dominante es la de discutir contra la Realidad de la Verdad. Cuanto más admita la discusión de la Verdad en la Vida de un indivi duo más grande será la barrera que éste construya para después tener que vencerla ese día distante en el que la tendrá que superar.
Los estudiantes que critican, condenan, o se sientan a juzgar este canal de expresión de la Verdad, se encontrarán parados al borde de un precipicio, al cual caerán en cual quier momento, sin otra causa que la de su propia creación.
Deseo que todos comprendan que este resplandor de la Luz ha sido establecido con cierto propósito definido, y se guirá haciendo su trabajo, prescindiendo de cualquier perso nalidad o de todas las personalidades en existencia. Digo esto abiertamente para que los estudiantes de esta Radiación puedan comprender que están tratando con fuerzas Podero sas, que son tan Reales como la misma realidad es. Aquellos que no puedan pasar este examen y soportar el brillo de la Luz, no necesitan culpar nunca a nadie, sino a ellos mis mos, porque tienen libre albedrío y se les ha dado el uso de la «Poderosa Presencia YO SOY», a través de la cual pue den mantener el Auto-control absoluto.

Tengo que aclararte otra vez que cuando seas lo suficien temente incauto para intentar discutir la Verdad Sagrada que se te está dando para tu propia libertad y uso, con aque llos que no saben nada acerca de ella, estás metiéndote en las aguas profundas de duda e interrogantes. Solamente te puedo decir que en el pasado a los estudiantes que eran lle vados a los retiros para instrucción, no se les permitió, ni nunca se les ocurrió discutir la Verdad entre ellos. Ellos aplican silenciosa y seriamente la instrucción impartida por su Maestro, y llegan seguros a los resultados que desean.
Sena mejor que los estudiantes fuesen apedreados en las calles, en vez de condenar, criticar o juzgar la Luz que se les da; Porque si entrasen en la «Presencia YO SOY», como han sido dirigidos, cada pregunta, cada problema en sus vidas, desaparecería como la niebla ante el resplandor de la luz solar mañanera.
Estoy seguro de que todos estos estudiantes son lo sufi cientemente fuertes para oír la Verdad y usar la Fuerza de la «Presencia YO SOY» para gobernar y controlar lo externo, a fin de recibir la Presencia completa, el Amor, Sabiduría, Poder y Opulencia de la Gran y Todopoderosa «Presencia YO SOY», que los capacita para pensar, sentir y vivir y que les ha dado el deseo de alcanzar la Verdad, la Luz.
Yo deseo decir abiertamente y con la «Vara de Fuego» puesta en la conciencia de los estudiantes, que su hermano y hermana, que les están dando esto, son solamente Mensaje ros de Aquellos, que han sabido y han probado esta Ley du rante muchas centurias. Estos Grandes Seres, en quienes tu atención se ha fijado, no son un mito, ni una invención de la imaginación de lo externo. Son seres amorosos, vivos y sabios, que poseen el poder que Ellos pueden dirigir o usar bajo su propia discreción, cosa que es imposible de concebir por la mente humana.
En el pasado, el estudiante siempre había tenido un tiempo casi ilimitado para decidirse entre si deseaba actuar en la Luz o si quería seguir vagando en la ignorancia de su Presencia y Poder Poderosos. Los ciclos cósmicos han cam biado muchas veces, y ha llegado el tiempo en el que los hi jos de Dios tienen que hacer su decisión final, o sea, decidir a quién servir.
Nunca antes en la historia del mundo han sido dadas tantas oportunidades o asistencia a los hijos de la tierra para que encaren el «Esplendor del Sol de la Luz Eterna de Dios», y caminen seriamente y sin miedo dentro de Su Es plendor Radiante, libres, por siempre libres de toda limita ción, viviendo en la abundancia de esa Luz, envolviéndolos como un manto de paz y descanso.
Otra vez te digo, amado estudiante: «Si no puedes sentir en tu corazón la Verdad de estas instrucciones traídas a ti en una fuente de oro, entonces nunca, en el nombre de tu Presencia YO SOY» digas o hagas algo que descorazone a otro acerca de la Luz que pueda recibir. En la plenitud del Gran Amor de mi Ser, te doy la Verdad llana y genuina y que su Esplendor cause la comprensión y el saber que signi fican el Osar, Hacer y Callar.
Cualquier pregunta en tu mente sobre la realidad o au tenticidad de la fuente de tu instrucción, solamente impide tu progreso y causa que te demores meses o años en realizar lo que puedes hacer fácilmente en unas pocas semanas con una mente libre y en paz.
Como uno que te ha escogido, Yo sé y siento cada uno de tus pensamientos. Es muy fácil que el estudiante piense a ratos que sus actos o pensamientos están a cubierto y que son desconocidos, pero para la Hueste Ascendida no hay ningún acto o pensamiento que pueda ser escondido de ellos, porque todo lo que tú piensas o sientes se registra en el mundo etérico alrededor tuyo de una manera tan natural como la nariz en tu cara.
 Así que nunca cometas el error de sentir que puedes ¿pensar o actuar en secreto. Puedes esconder algo fácilmente del Yo externo, pero nunca de la Presencia «YO SOY», que la Hueste Ascendida es, sin obstrucción. Esto, mi querido estudiante, es lo más que se me permite decir para ayudarte a que te pongas en guardia. En el futuro, no se hará ninguna referencia adicional sobre esto. Recuerda que la decisión queda dentro de ti si quieres o no seguir adelante.
Ahora te diré algo muy alentador. La única razón posi ble por la cual el Rayo Personal de Jesús pudo darse a aqué llos bajo esta radiación en aquel tiempo, fue porque siete de este grupo de estudiantes fueron testigos de la Ascensión de Jesús el Cristo, hace dos mil años. El los vio y los reconoció en ese entonces como El los ve ahora, y no solamente está dando reconocimiento ahora, sino también asistencia.

De la misma manera que este Esplendor les llega a ustedes, amados míos, les llega a los corazones de aquellos que pueden recibir la Presencia. Por esta Radiación muchos que tienen un Amor profundo por Jesús o de Jesús a través de los canales ortodoxos, serán despertados a la Presencia de Dios dentro de ellos. Fuera de esto, la actividad junta de Je sús con la Hueste Ascendida, está desplegando su manto de Amor, Paz y Luz sobre la humanidad, siendo éste el tiempo del año cuando la atención general es ganada más fácilmen te.
¡Amado mío! Te parecerá increíble cuando Yo digo que los Maestros de Luz y Sabiduría tienen pasajes a través de la tierra en todas direcciones, de la misma manera que tú en la tierra tienes autopistas para ir de costa a costa en tu auto móvil.
Si comprendieses la estructura atómica de la tierra, no sentirías que esto es algo tan increíble, porque aquellos grandes que han asistido al progreso de la humanidad desde el principio, tienen que hacer uso solamente de ciertos Rayos para caminar a través de la tierra tan fácilmente como tú caminarías a través del agua; diferente empero, en que ellos dejan la apertura detrás de ellos, mientras que tú en tus caminatas a través del agua, ésta se cierra detrás y el camino desaparece.
Asimismo, con los Grandes Seres que han hecho brillar los caminos para la humanidad hacia la Luz. El camino queda para que aquellos niños de menos Luz lo puedan en contrar siempre y seguirlo. Si algunas veces ellos cometen un error y se desvían al camino errado, tienen la «Presencia YO SOY» para llamarlos otra vez hacia el poder principal y conducirlos nuevamente, hasta que ellos también puedan ser Portadores de la Antorcha e Iluminadores del camino para aquellos que todavía tienen que seguir.
«YO SOY la Poderosa Presencia, que nunca se torna impaciente o se siente desalentada por los largos períodos en los cuales los hijos de la Tierra le dan la espalda a la Luz para disfrutar de las actividades sensoriales, hasta que un día se les hacen tan repelentes y casi con el último aliento gritan: ¡Oh, Dios, Sálvame!
No puedo más que sonreírme cuando me imagino que pensaras que soy un viejo regañón, pero no es así, sino que con el coraje necesario debo decirte las Verdades que exis ten en tus necesidades, para que saques provecho de ello. Cuando me conozcas mejor, no me considerarás, después de todo, ni tan viejo ni tan regañón.
Mientras tengas que hacer preguntas constantemente, no encontrarás totalmente abiertas las puertas de la instruc ción.
Los Rayos Naturales se harán permanentes para la Tie rra y serán recogidos en el centro, si el deseo de la humani dad para alcanzar la Luz es genuino, lo cual determinará si esta actividad autosostenida vale la pena. El globo está com puesto de tierra, agua y aire. Los Rayos son el Fuego Cósmi co interpenetrando los otros tres elementos. Los Rayos pa san a través de la tierra y donde se entrelazan, se suavizan y forman el Esplendor Luminoso de la actividad concentrada de la Luz.
Un Rayo entra en la corteza terrestre en un punto al Sur del centro del Desierto de Gobi, y el otro entra justo al oeste del lago Titicaca en las montañas de Los Andes. Es el lago más grande de América del Sur y del mundo, y fue un punto de gran importancia centurias atrás.
Estos son los puntos más intensos de Luz en la tierra. Durante cada ciclo, una Actividad Cósmica, en la cual no se puede interferir, toma lugar. Las grandes leyes Cósmicas son exactas hasta en el detalle más mínimo, y una cosa como el fracaso o el accidente no está conectado con ellas.
No consideres otra cosa más en el mundo que la «Gran Presencia YO SOY». Cuida y gobierna tu sentimiento, por que si no, llegará un momento en que te sorprenderá sin que te des cuenta.
Cuando algo te ocurre y tú, que conoces la Ley, te desa lientas, deberías volverte a la «Presencia YO SOY» inme diatamente, y preguntar qué debes hacer; en cambio, man tienes tu atención fija en el desaliento, y algunas veces nece sitas hasta de un terremoto para sacudirte y sacarte tal desa liento.
Toma el decreto: «Esta resistencia tiene que dar paso, i la vista y el oído tienen que manifestarse».
Toma la posición firme de que «YO SOY la Presencia de mi perfecta vista y oído», para sanar esas condiciones. Cada uno debería tomar el decreto: « YO SOY mi vista y mi oído perfectos».
Los cuentos de las Mil y Una Noches vinieron original mente de los Maestros, que los dieron como Verdad Velada para ayudar a la humanidad, y aquellos que creyeron en ellos a través de la fe, recibieron manifestaciones maravillo sas.

En el principio de estas manifestaciones maravillosas tie ne que haber fe para navegar con la marea hasta que poda mos manifestar la realidad, porque la Fe es el poder sostene dor, y si la podemos mantener generada, se vuelve realidad.
Siempre están las dos actividades de la Ley cuando en tras de lleno en su acción: Primero, la condensación, y se gundo, la conversión en éter. Síguelas serenamente y no de jes que el tiempo, el lugar o las cosas interfieran.
La mente externa tiene que mantenerse calmada y cons tante, y la voluntad externa e interna deben volverse una. Mientras la atención esté mantenida en ellos con una firme determinación, más les será revelada la Operación Interna. hasta que puedan manipularla conscientemente.

CAPITULO XVIII
LE ENCANTARÍA que cada uno de los estudiantes, justamente ahora, usara el decreto siguiente con todo el entusiasmo que puedan ordenar: « YO SOY, YO SOY, Yo sé que YO SOY el uso de la ilimitada Opulencia de Dios».
Deseo explicarte que cuando un grupo de estudiantes está de acuerdo en trabajar con el mismo principio y cuando usan este decreto, no solamente están trayendo a sus mun dos el uso de esta Gran Opulencia, sino también están ben diciendo a sus estudiantes asociados con la misma cosa, por que «YO SOY la Presencia en cada uno». Este es el magno poder de la acción cooperativa,
Los estudiantes que mantienen la amorosa bendición en tre sí están sostenidos realmente en el «Abrazo de la Gran Presencia YO SOY», y cuando decretan Su acción, están or denando la misma bendición y acción, no solamente para sí mismos, sino también para sus compañeros.
Esta es la actitud correcta que deben sostener, y si es mantenida sinceramente en el corazón de cada uno, nadie que esté dentro de este abrazo tendrá necesidades; en cam bio, el estudiante que permita cualquier sentimiento de des amor para con otros, se aislará de este Gran Esplendor y Bendición.
Ahora entremos el entendimiento simple del Deseo de Dios y el libre albedrío. El deseo de Dios es la Opulencia de Buena Voluntad que es la primogénita de cada uno de los hijos de Dios.
Cuando te acercas a la Luz por medio del uso de la «Po derosa Presencia YO SOY» con sinceridad, no es posible que experimentes otra cosa que no sea la Voluntad de Dios. Como Hijo de Dios al que el Padre ha dado libre albedrío, tienes que comprender que solamente en ti está el decretar lo que actuará en tu vida y mundo. Debes comprender que Dios sólo puede actuar en tu vida y mundo de acuerdo a tu mandato, por tener libre albedrío.
Dios es el principio de toda Vida y cada hijo de Dios es una pane consciente, activa e individualizada de ese Gran Principio Único de Vida, Amor y Poder.
Dios ha dado en custodia a cada uno de sus hijos esta Conciencia Maravillosa, la cual es omnipresente, eterna mente elástica para ser dirigida hacia un punto céntrico donde escribirá con la Pluma de Luz, para envolver la Tie rra.
La conciencia es dirigida por el libre albedrío. Es falsa la idea ortodoxa de que Dios actúa según su propia voluntad en la vida de cada individuo o nación. Dios actúa solamente a través de la mente de su propia individualización que está vestida con las personalidades que ves a tu alrededor. Estas personalidades son sólo vehículos de uso y expresión de esta Poderosa Individualidad que forma la Voluntad de Dios y tu libre albedrío. La personalidad vive bajo tu dirección consciente.
Yo te digo que cada función de tu cuerpo es sostenida a través de una acción consciente, aunque no te des cuenta de ello, pero a medida que vayas profundizando en la Concien cia de la «Poderosa Presencia YO SOY», comprenderás que es imposible que una acción externa tenga lugar sin la ac ción Auto-consciente.
Puedes comprobar esto de una manera muy simple. En efecto; si deseas realizar una acción física, mover la mano, por ejemplo, el pensamiento de hacerlo tiene que preceder evidentemente a la acción misma, de lo contrario la mano no se movería.
Deberías aceptar esta humilde explicación y meditar so bre ella a menudo, porque te despejará la mente de cual quier obstrucción. Eres un Ser con Libre Albedrío y un Ser Auto-consciente, y esto es verdaderamente de vital impor tancia para todos los estudiantes. Amo a cada uno de ellos, a hombres y mujeres por igual.
La «Presencia Individualizada de Jesús e! Cristo» estuvo en el centro de ambas clases de esta semana. En una estuvo bajo la forma de «Árbol de la Vida», y cada estudiante es una rama. En otra estaban en su «Pilar de Esplendor Deslumbrante» dentro del cual está su Forma Personal Visible. En la primera, su Forma estaba dentro del «Árbol de la Vida», pero invisible, sin mencionar a otros de la Hueste Ascendi da que estaban Presentes. También estaban Nada. Cha Ara, Lanto y Yo.
Deseo decir al grupo de muchachos benditos con la rosa en el medio que los tengo alegremente a todos ellos en mi abrazo afectuoso para que puedan usar e inhalar la Radia ción de mi Ser. Tienen la Libertad y el Dominio a su alcan ce si se aferran a estas instrucciones y las aplican.

Además, deseo que los estudiantes entiendan que la Fuente de la Vida que fluye a través de sus mentes y cuer pos, les viene siempre pura y natural conteniendo todo el poder, coraje, energía y sabiduría deseados, pero al no controlar sus pensamientos y sentimientos están recalificando esta Esencia Pura, sin saberlo, con las ideas externas en las cuales la atención se ha fijado.
Formar el hábito de estar Auto-consciente de que: « YO SOY la única Inteligencia actuando», en todo momento en que la mente esté ocupada, resguardará a la Maravillosa y Poderosa Fuente de Vida contra el efecto decolorante, Yo diría descalificante, de los conceptos erróneos que yacen en la actividad externa de la mente. Este es realmente el secreto simple de toda la Perfección si uno logra comprenderlo.
Esta Vida Grandiosa viene para nuestro uso Pura y Per fecta, pero por falta de comprensión, la mente externa la recalifica constantemente con conceptos discordantes; y así los seres humanos cambian su Acción Perfecta a lo que en cuentran expresado en la actividad externa, como son la li mitación y la discordia.
Esto te pondrá en claro la actividad simple y autoconsciente que debes mantener para poder obtener esta Vida maravillosa y perfecta que fluye constantemente a través de tu mente y cuerpo en su Estado Puro y Fragante. En verdad te digo que aquellos que siguieren y mantuvieren esta idea, encontrarán que las emanaciones de sus propios cuerpos se volverán más finas que la rosa y el lirio. Además podrán co nocer la conciencia de esta Perfección que fluye constante mente a nuestro uso como salud y belleza perfecta de cara y forma hasta que su Radiación brille como un Sol.
¡Oh, Amado estudiante! Siendo esto tan simple, requiriendo tan poco esfuerzo sostenido consciente, ¿no vale todo lo que requiera de tu parte para entrar en la Presencia de esta Fuente de Vida y recibir su Plenitud y Bendición?
Hubo una vez en la actividad oriental una sociedad se creta, originaria de China, que fue mantenida gloriosamente en la Luz hasta que el que estuvo encargado de la cabeza de la orden pensó que su hija, a quien amaba mucho, había sido asesinada por un inglés en uno de los saqueos en la gue rra. Esto trajo la destrucción de la orden. El retrato de esto en el mundo externo son las representaciones de «Fu Manchú», ejemplo perfecto de cómo la «Luz» pudo ser distor sionada por algo que empezó como un sentimiento de ven ganza.
El llamado «Fu Manchú» al principio de esa actividad fue un alma bella y admirable: esto demuestra cómo los es tragos de la guerra y la ausencia del control del pensamiento y sentimiento en el individuo pueden acarrear tal distorsión en la Corriente de Vida.
En relación con la Actividad Sudamericana sobre la cual el trabajo presente ha fijado alegremente su atención: Hasta que este foco de radiación empezó, la posibilidad de estable cer dicho foco en el agitado mundo occidental fue puesta en duda por la mayoría excepto por Lady Nada y Yo. Ellos no sabían ni conocían el hecho de nuestra larga asociación por no haberles sido revelado nada. Así que, bajo mi propia res ponsabilidad, dije: «Yo lo probaré».
Ahora tengo la plena cooperación de todos los que duda ron. El Maestro de Venus y Lanto también estuvieron con nosotros. Yo les dije: «El tiempo ha llegado en que aquellos que están fuera de los Retiros pueden ser convertidos en Verdaderos Mensajeros de la Luz». Gracias a ustedes he probado estar en lo cierto. Ahora, claro, les pido que se mantengan conmigo en el sostenimiento de esto.
Esto comprueba que es posible establecer esta Poderosa Presencia Activa en medio de una tormenta. Siempre he mantenido esto, y casi todo el tiempo he estado solo; pero la habilidad de los estudiantes para asirse al uso de la «Presen cia YO SOY» está haciendo posible cosas tremendas, y como aliento les digo sinceramente que con esta condición maravillosa sostenida ha llegado el punto en que no es im posible tener varios de los Seres Ascendidos sentados en su medio, visibles como sus cuerpos físicos, hablando con ellos.

Esto no es obra solamente de un deseo de los estudiantes, sino más bien de su preparación para ello. Claro que este buen Hermano no lo supo hasta hace poco, pero durante 30 anos el ha sido preparado para ello. Durante la mitad del tiempo, su preparación era llevada a cabo en lo invisible y ha sido una cosa notablemente bella para todos los que la han observado.
Alumno.—La otra noche en meditación profunda oí las palabras: «En la Ciudad de Delhi».
Maestro— «Que realmente quiere decir en la Ciudad de Luz».
Alumno- El lunes 29 de noviembre de 1932 en la maña na antes de la plática y otra vez hoy también antes de la plática, oí las palabras de Jesús: «Has estado conmigo en mis penas, me verás ahora en mi Gloria y verás la recom pensa que mi Padre dará».
Maestro.—« Y así será en tu experiencia externa».
Las mismas palabras que Jesús usó de tiempo en tiempo pueden ser y serán usadas alguna vez, en alguna parte con la realización consecuente, porque las palabras que El usó todo el tiempo eran «Vida» y contenían dentro de ellas esa Vida Ascendida o Vida Perfecta.
Pregunta.—¿Cómo está la situación mundial?
Respuesta.—«El elemento que buscaba entrar no reali zará tanto como se esperaba. El dicho antiguo de que si le das a un becerro cuerda suficiente se colgará, es verdadero en ciertas fuerzas. Algunas veces piensan que han ganado una victoria fácil, cuando ¡o que han hecho es cavar su pro pia tumba>>.
Ha sido una gran alegría para mí comprobar que en la tierra de América por ¡a cual he trabajado tanto, estaban aquellos que podían recibir eso que tú estás recibiendo y mandando en este tiempo. También los Maestros de Venus han observado esto conmigo desde hace algún tiempo. El campo de acción de Kumara era distinto, pero ahora tam bién observa esta realización.
Ninguna radiación sale de ninguna parte del Universo excepto a través de la proyección consciente. La radiación proyectada de las estrellas a nuestra Tierra no puede tener contacto con la Tierra sin la dirección consciente del Ser Cósmico, la cual es la Presencia Consciente Dirigente de la estrella o planeta. Esta dirección consciente es lo que hace que la radiación de un planeta a otro llegue a su destino, pero la radiación así dirigida no lleva aspecto adverso algu no contra nadie.
Las Leyes Universales, Cósmicas, de la Tierra, que im pelen el crecimiento a través de la ley de la experiencia, lle van consigo mismas aquello que no conocen como resisten cia. Si no hubiese lo que el individuo conoce como resisten cia, éste no haría el esfuerzo consciente, lo que haría impo sible el avance en comprensión, o la vuelta a la Casa del Pa dre de la cual se han extraviado los niños de la Tierra.
La resistencia no tiene nada que ver con la discordia. La Resistencia es una Ley natural; la discordia es una creación humana. No existe discordia en el Universo, excepto la que crea la personalidad.
Toma conciencia de que «YO SOY la Presencia gober nante de esto». Primero viene a la mente el deseo y si tomas conciencia: «YO SOY la Mente Pura de Dios, consumes el pensamiento y mantienes tu mente enteramente libre del deseo.
Cuando el líquido se precipita en la mano, califícalo ins tantáneamente como Luz Líquida y se manifestará como Eso. Da la orden para esa cualidad antes de comenzar la precipitación.
Un estudiante no debe esperar ver la misma actividad que otro: no se supone que los estudiantes vean o sientan lo mismo.
No hay ni un momento en el día en el que no visualice mos algo, porque el poder de la visión actúa todo el tiempo. Saca todo fuera de la mente, excepto el cuadro que quieres. Porque eso es todo lo que te concierne. No dejes que la atención enfoque el aparente vacío.

CAPITULO XIX
A TRAVÉS DE SU RAYO PERSONAL, JESÚS MANIFESTARA AHORA SU DESEO A LOS ESTUDIANTES
(HABLA EL AMADO ASCENDIDO MAESTRO JESÚS)

CUANDO dije: «YO SOY la puerta abierta que ningún hombre puede cerrar», quise hacerle com prender a la humanidad que me refería al «Gran YO SOY», que es la Vida de cada individuo manifestada en la forma. No deseé comunicar que el Jesús personal era el único a quien este gran privilegio había sido conferido. Cada uno de ustedes, amados hijos del Padre Único, tiene la misma Presencia Poderosa dentro de sí mismo, el «Gran YO SOY» que Yo tengo y que tenía en ese tiempo, por el cual alcancé la Victoria Eterna y Final.
Para aliento, fuerza y certeza de tu mente, deseo que comprendas que la Conciencia que usé para alcanzar esta Gran Victoria fue el uso de la «Presencia YO SOY» que se te está enseñando. Después de una búsqueda por todos los caminos posibles en aquel tiempo, la determinación y el deseo por conocer la Verdad me condujo al Gran Maestro —que conocerán algún día— quien me dio el Secreto Inter no y la Poderosa Concesión, que me volvió hacia la Po derosa Presencia, el Gran YO SOY». A través de su radia ción, la comprendí y en seguida comencé a usarla. Esta es la única manera de que una individualización del Rayo de Dios pueda lograr la Victoria Eterna y construir su estructu ra sobre una base firme de la cual ninguna actividad exterior puede distraer.
Ahora deseo transmitirte este uso simple, todopoderoso, de la «Presencia». Todos los que han alcanzado la Poderosa Victoria y han ascendido como Yo lo hice, antes y después de mí, han usado la actividad consciente de la «Poderosa Presencia Eterna . YO SOY».
Cuando dije a mis discípulos y a la humanidad: «Las cosas que yo hago, vosotros podéis hacerlas también y mayores aún». Yo sabia de qué estaba hablando. Sabía que dentro de cada individualización o Hijo de Dios, estaba esta «Poderosa Presencia YO SOY», por cuyo uso estás impul sado hacia adelante sin ninguna incertidumbre. Digo, «im pulsado» porque eso es lo que quiero decir.
El uso constante de tu «Presencia YO SOY» te impulsa hacia adelante a pesar de cualquier actividad del cuerpo ex terno. Tormentas, angustias y disturbios pueden arder alre dedor tuyo, pero mientras que esta sola idea sea mantenida firmemente y estés en la Conciencia de la «Presencia YO SOY», puedes permanecer sereno, inconmovible por el tor bellino bullicioso de la creación humana, en el cual podrías estar envuelto.
Hay solamente una manera de que tú y el Padre se vuel van eternamente Uno, y ésta es a través de la aceptación completa de tu «Presencia YO SOY», la Energía, el Amor, la Sabiduría y el Poder que El te ha dado: atadura dorada, escalones preciosos, por medio de los cuales ascenderás se renamente hacia la realización final.
Un día, en alguna parte, cada individualización de DIOS, el PADRE, tiene que encontrar el camino de regreso hacia el Padre a través de su «Presencia YO SOY», cumpliendo con su ciclo, o ciclos, de individualizaciones en el uso de la actividad externa del Yo externo. La tierra es la única esfera donde hay la densidad de la estructura atómica que experimentas. El reconocimiento consciente y el uso de la «Presencia YO SOY» que eres, gradualmente aumenta la acción vibratoria de tu estructura atómica, desvistiendo y li berando la actividad electrónica que está escondida dentro del átomo, permitiendo que te vuelvas un Ser Auto-Luminoso.
Deseo que lodos los que puedan recibir esto o contactar lo algún día, comprendan muy bien que Yo no soy y nunca fui un Ser Especial creado por Dios. distinto al resto de la humanidad. Es verdad que había hecho esfuerzos conscien tes previos, y había alcanzado mucho antes de la encarna ción donde gané la Victoria Eterna. La experiencia que es cogí hace dos mil años era para dar el ejemplo que cada in dividualización de Dios tiene que seguir tarde o temprano.
Yo insisto. Amado Hijo de Dios. que me veas como un Hermano Mayor, uno contigo. Cuando dije o dejé la pala bra: «YO SOY con ustedes siempre la Presencia YO SOY, que soy y que ustedes son, es Una». Por lo tanto, ¿no ves cómo «YO SOY contigo siempre»? Medita profundamente esto. y trata de sentir su realidad.

Durante mi ascensión, y después de ella, vi la inmensi dad de la radiación que yo iba a poder derramar a mis ama dos hermanos y hermanas en la Tierra, desde la esfera don de iba a habitar en adelante. Deseo decirles en verdad: cada individuo que mande su pensamiento consciente a Mí con el deseo de ser elevado por sobre las limitaciones de la tierra o de su propia creación, y viva de acuerdo a ello, recibirá de mí toda la asistencia posible para ser dada de acuerdo a los escalones de crecimiento de la conciencia que alcanzara de tiempo en tiempo.
No me entiendas mal, cuando me refiero a crecimiento. Estoy hablando de la humanidad en general. No me refiero a algunos que tienen un logro previo suficiente para que en el uso presente y la completa aceptación de su «Presencia YO SOY», puedan hendir el velo de la creación humana y avanzar en el «Abrazo de la Resplandeciente Presencia YO SOY Ascendida» en cualquier momento. Hay algunos en el grupo de estudiantes que se ha formado, para quienes es po sible hacer esto. Eso depende enteramente de ellos mismos, de la calmada intensidad equilibrada por la cual se vuelven conscientes de su «Presencia YO SOY».
Te traigo estas grandes nuevas, porque yo las comprobé en mi experiencia personal.
Antes de que decidiera completamente la manera en que Yo daría el ejemplo a la humanidad, comencé de repente a usar la afirmación que me vino de un impulso interno: «YO SOY la Resurrección y la Vida». Dos días después que co mencé a usar esa afirmación con gran regocijo, vi lo que se debía hacer, y deseo asegurarte que fue el uso consciente de la Poderosa Afirmación: «YO SOY la Resurrección y la Vida», que me dio el poder para hacer la ascensión en pre sencia de tantos y registrar en los archivos etéricos ese ejem plo que se mantendrá presente eternamente para toda la hu manidad.
Desafortunadamente, el velo de la idea ortodoxa cubrió las mentes de la gente, impidiendo la comprensión de que cada uno tenía dentro de sí la «Presencia YO SOY» lo mis mo que Yo, por la cual cada uno podía lograr y hacer las mismas cosas que Yo y ganar la Victoria Eterna.
Este, amado estudiante, es el mensaje personal que te dejo, expresado a través del Rayo de Luz y Sonido en el cual cualquiera puede entrar, ver y oír con la suficiente prepara ción consciente.
Otra vez insisto que pienses de Mí como tu Hermano Mayor, listo para darte asistencia en todo momento. No pienses de Mí como un Ser Trascendente, lejos de tu alcan ce con el que todo contacto es imposible, porque la «Pre sencia YO SOY» que me habilitó para hacer la ascensión, es la misma «Presencia YO SOY» que te capacitará para hacer la ascensión que Yo hice; solamente que hoy, tú tie nes la asistencia de la Gran Hueste Ascendida de Seres que han ganado la Victoria Eterna que alegremente están a tu servicio, mientras tú te preparas.
Te envuelvo en Mi Amor, y te repito otra vez: «Siempre estoy contigo».
Habla Saint Germain: «¿No les tenía una sorpresa?».

CAPITULO XX
SON MUCHOS los que han estado observando esta realización y ven con mucha alegría cuan verdaderamente los estudiantes están entrando en la «Poderosa Presencia YO SOY», y cómo las cosas que les habían estado molestando se están disolviendo y están sien do desprendidas como si nunca hubieran existido.
Amado estudiante, ¿no te das cuenta del gran regocijo que embarga a aquellos que hemos seguido el camino del lo gro de la Gran Libertad y Maestría sobre toda limitación, al verte entrar en esta Presencia, la cual si es mantenida, te traerá con toda certeza hacia esa misma Libertad? Solamen te es cuando lo externo se toma lo suficientemente obedien te, dándole todo poder a esa Gran Presencia Interna, que uno encuentra paz y descanso en ese Poderoso Reconoci miento.
En esa paz y descanso fluye un río poderoso de energía, así como un arroyo de montaña pasa a través de un valle fértil lleno de flores y vegetación perfecta. Así, en esa paz que sobrepasa toda comprensión humana, te moverás más y "las, y encontrarás ese río eterno de energía fluyendo en y a través de tu Ser y experiencias dondequiera que vayas.
Es verdad que la inteligencia es el canal receptor, pero mientras sientas con sinceridad profunda y llena la «Verdad de la Presencia YO SOY», encontrarás que esa quietud cre cerá más y más hasta que un día «verás la puerta de tu crea ción abierta de par en par ante ti, y entrarás con los brazos 'abiertos en esa Libertad inhalando la fragancia de la Atmós fera Pura del Mundo Etérico, donde serás capaz de moldear esa substancia plástica en la Perfección de todo donde tu de seo se pose».
Estás progresando espléndidamente, no dejes que ningún miedo de personas, sitios, condiciones o cosas te interrum pan o te alteren; la «Presencia de la Luz» está ante ti, ha ciéndote señas de seguir adelante para que puedas ser soste nido en Su abrazo afectuoso, recibiendo Sus riquezas ilimi tadas que Ella te guarda.
Ahora te diré algo que te asombrará, pero yo te aseguro que es muy cierto. Anoche se formuló la siguiente pregunta:
¿Han estado ustedes juntos anteriormente? Yo deseo decir les que no hubiese sido posible traerlos hacia esta acción in tensa de la Gran Ley Interna, si no hubiesen tenido previa mente una asociación armoniosa y un entrenamiento. Pue de que sea difícil para ustedes comprender de primera vez que están recibiendo un entrenamiento intenso y que sola mente es dado después de 3 años de prueba en el retiro. Al gunos de ustedes ha almacenado tesoros de Energía, quiero decir: Energía creada por vuestra actividad consciente a tra vés de la «Presencia YO SOY». Otros tienen almacenados tesoros de Luz, otros tesoros de Amor, otros tienen oro y joyas que fueron guardados para ser usados en esta encarna ción. Muchos están a punto de soltar a la visibilidad (en sus manos) estos tesoros almacenados. No piensen que me he perdido en ensueños fantásticos. Yo estoy trayendo esto a vuestra atención para beneficio y bendición propios.
Deseo que te recojas durante unos minutos y converses con tu «Presencia YO SOY» diciéndole algo así: «Gran Presencia Maestra que YO SOY, te Amo, te Adoro. Me vuelvo a Ti, Plenitud de lodo Poder Creativo, todo Amor, toda Sabiduría y a través de este Poder que Eres, te doy todo Poder para que hagas visible en mis manos y uso la reali zación de cada deseo mío. Ya no pretendo tener ningún po der, porque ahora te reclamo a Ti, la única Presencia Con quistadora de todo, en mi hogar, mi vida, mi mundo y mi experiencia. Reconozco Tu Supremacía Completa y Tu Do minio sobre todas las cosas, y mientras mi conciencia se fije en una realización, Tu Presencia Invencible y Tu Inteligen cia asumirán el comando, trayendo la manifestación a mi experiencia rápidamente —hasta con la velocidad del pen samiento—. Yo sé que Tú eres Jefe de tiempo, sitio y espa cio. Por lo tanto, Tú requieres solamente el «ahora» para atraer a la actividad visible, toda Tu perfección. Yo me mantengo absolutamente firme en la completa aceptación de esto ahora y siempre, y no permitiré que mi mente se ale je de ello porque al fin. Yo sé que somos Uno».

Amado estudiante, podrás agregarle a esto cualquier cosa que necesites, y Yo te aseguro, que si puedes vivir en esto, Yo me esforzaré en ayudarte y experimentarás la apertura de las compuertas de la Abundancia de Dios.
Lo más deseable e importante que cualquier individuo puede hacer es fijar su mente en la única necesidad perma nente y ésta es seguir adelante hasta llegar a la profundidad y firmeza de esta «Poderosa Presencia YO SOY» y una vez allí, todo el Amor, la Luz, lo Bueno y las Riquezas fluirán en su vida y experiencia por un poder interno de propulsión que nadie puede impedir.
Este es el objeto del entrenamiento verdadero, la razón Por la que los estudiantes fueron atraídos a los retiros a me dida que estuviesen lo suficientemente adelantados, porque, como he dicho anteriormente, es relativamente fácil resol ver los problemas que vienen, pero Yo les pregunto: ¿Qué bien hace el continuar resolviendo los problemas, a menos que se tenga algo, en alguna parte, en qué pueda anclarse y que lo elevará por encima de la consideración de cualquier problema?
Encontrar tu «Presencia YO SOY» y anclarse en ella es la única cosa deseable a hacer. Claro que hasta que llegues a este punto de anclaje firme a tu «Gran Presencia YO SOY» es necesario que resuelvas tus problemas a medida que ven gan; pero es mucho mejor entrar y liberar esta Poderosa Presencia, Energía y Acción que ha resuelto los problemas antes de que vengan a ti. ¿No es esto más aceptable que, al despertarte cada mañana, encuentres estos problemas de frente, mirándote en la cara, como si fuesen algo realmente importante, pero que después de todo no lo son? Sin embar go, estarás de acuerdo conmigo que alguno de ellos, por lo menos para los sentidos externos, son de una importancia tremenda.
Con tu gloriosa obediencia al Principio Divino de los Se res Creados, nos encaminaremos con nuestra Armadura de la Protección Invencible puesta, hasta que la intensidad de la misma Luz en la cual entrarás haga innecesaria la arma dura.
¿No vale esto todo el esfuerzo necesario para que te muevas por siempre en esta Gloriosa Libertad? Entonces, cuando te despiertes por la mañana, ya no encontrarás a es tos visitantes.
Mientras he hablado estas palabras, te he mantenido en el foco de mi visión, sin tu conocimiento, para que cuando oigas estas palabras sientas la convicción interna de éstas, con un Poder que te agradará.
Cada vez que pensamientos molestos o de crítica traten de entrar en tu conciencia, cierra la puerta rápidamente y ordénales que se vayan para siempre. No les des chance de que tomen terreno, recordando siempre que tienes la fuerza y el poder sostenedor de la «Poderosa Presencia YO SOY» para hacer esto. Si tienes dificultad en cerrar la puerta, háblale a tu «Presencia YO SOY» y dile: «¡Mira, necesito ayuda. Cuida de que la puerta esté cerrada a esta molestia y ciérrala para siempre!».
Quiero que te fijes en la conciencia de que puedes hablar a tu «Presencia YO SOY» de la misma manera que puedes hablarme a Mí, creyendo que Yo tengo poder ilimitado, porque Yo te aseguro que no son palabras a la ligera cuando digo: «Puedes decirle a esta Poderosa Presencia que se en cargue de cada condición en tu experiencia y que te eleve hacia la Libertad y el Dominio de todas las cosas».
Como ya has alcanzado la actividad de la Substancia Universal, quiero llamarte la atención hacia el siguiente he cho: La substancia de tu cuerpo y esa substancia que parece invisible a tu alrededor, es inmensamente sensitiva a tu pen samiento y sentimiento conscientes, por lo cual tú puedes moldearla en cualquier forma que desees. La substancia de tu cuerpo puede ser moldeada por tu pensamiento y senti miento conscientes en la más exquisita belleza de forma: tus ojos, pelo, dientes y piel pueden ser hechos deslumbrantes con belleza radiante.
Esto es muy alentador para las damas y estoy seguro que también lo será para los caballeros, aunque a ellos no les gusta admitirlo. Amados Hermanos y Hermanas, cuando se vean en el espejo, díganle a lo que allí ven: «Por virtud de la Belleza y la Inteligencia que YO SOY, les ordeno asumir Perfecta Belleza deforma en cada Célula de las cuales están formados y obedecerán a mis órdenes, convirtiéndose en Radiante Belleza en Pensamiento, Palabra, Sentimiento y Forma. YO SOY el Fuego y la Belleza de tus ojos llevando esa Radiante Energía hacia todo lo que mire».
Así lograrás la apariencia de Perfección que te dará ''1 aliento que quieras para saber que «YO SOY siempre la Presencia Gobernante».

Si deseas que tus formas se vuelvan más simétricas, pasa tus manos por todo tu cuerpo, desde los hombros hasta los Pies, sintiendo la Perfección o la simetría de la forma que se desee. A través de tus manos fluirá la energía o calidad de lo que desees manifestar. Si pruebas esto con un sentimiento profundo y verdadero, te asombrarás de los resultados. Este es el más grande adelgazante en el mundo y te aseguro que esto hará que mientras la piel tome la perfección y la sime tría deseadas, ésta se mantenga firme y elástica en todo sen tido, porque estarás mandando la energía de la «Presencia YO SOY» a través de estas células, obligándolas a obedecer el mandato dado. Esto puede parecer ridículo, pero Yo te digo que es una de las mejores maneras, más segura y per fecta de lograr la perfección del cuerpo. Yo te digo: Cual quiera que practique esto, pondrá el cuerpo en la condición deseada.
Quiero que los estudiantes absorban la plenitud de la idea de que ellos son los dueños de sus formas, mentes y de sus mundos y que pueden inyectarles lo que deseen. La Vida de Dios Pura y Perfecta fluye a través de ti en cada ins tante. ¿Por qué no cambiar el patrón viejo por el nuevo? ¿No ves lo importante que es el perfeccionamiento del cuer po?
¿Qué puede hacer la Presencia Interna con un cuerpo que siempre está enfermo y fuera de armonía todo el tiem po? Cuando éste es el caso, la atención se fija tanto en el cuerpo que la «Presencia YO SOY» solamente obtiene un mínimo de atención. ¡Es tan fácil! ¡No hay más que intentar lo! Este tratamiento de la piel con la energía de la «Presen cia YO SOY» hace a la piel firme y perfecta.
La razón por la que hablo de esto con un sentimiento tan profundo y ansioso, es porque veo el cambio y el ade lanto en casi todos, y con una atención consciente especial puesta en esto, cada uno podría ser llevado mucho más rápi damente a esa Perfección tan deseada.
Cuando un individuo tiene un abdomen anormal —y cualquier cosa que no es recta es anormal— debe levantar su mano izquierda con la palma hacia arriba y mover su mano derecha sobre e! abdomen en un movimiento de rotación de izquierda a derecha. Cada vez que la mano pase so bre éste, hay que sentir profundamente la actividad absor bente.
La carga rápida de energía a través de la mano entra en las células encogiéndolas y reduciéndolas a la condición normal. Y les aseguro que esta instrucción no es una fanta sía, sino que tiene un sentido tremendo y dará resultados es perados sin duda alguna si se aplica con sentimiento ansio so.
La conciencia, claro está, debe ser «la energía que fluye a través de la mano derecha es la Presencia Todopoderosa y Absorbente que consume todas las células innecesarias, de volviendo al cuerpo su condición normal y perfecta».
Esto no ajustará el tamaño anormal del abdomen, pero penetrara a través de la forma, cargando la actividad intesti nal con un proceso limpiador y purificante que será de un beneficio inestimable. Aquellos en los que sea perezosa la actividad de esos órganos, encontrarán que se les activará hasta lo normal. Yo les aseguro que las damas no necesita rán usar más los rodillos o girar en el suelo, y también ase guro que ellas no son las únicas que usan los rodillos.
Es desafortunado, casi repulsivo, que los individuos que tienen dentro de ellos esta Poderosa Presencia de Dios, les den todos los poderes imaginables a las cosas externas para producir resultados dentro y fuera de ellos, cuando cual quier agente terapéutico que usen, sean ejercicios, drogas o cualquier otra cosa, tiene muy poco efecto, si acaso alguno, excepto la calidad y el poder que ellos les han dado cons cientemente a estos agentes. Este tratamiento actúa sobre las células donde quiera que estén, sea en los huesos o en la car ne.
La mente externa siempre duda de la habilidad de este Yo Interno para manejar parte del cuerpo. Si puede manejar una clase de células, puede manejar a todas. Haz que lo externo acepte todo el poder de la Presencia Interna y así deja que ésta se expanda en el uso de todas las cosas.
La mente externa, a través de largo tiempo, les ha dado un poder enorme a las drogas y a los agentes terapéuticos de toda especie, pero ¿no ven ustedes que la única cosa que lo hace, es el poder y la autoridad que ustedes le dan para que tenga un efecto en sus cuerpos? No quiero decir, ni por un momento, que los individuos que no conocen a la «Presen cia YO SOY» eliminen todos los agentes medicinales, pero si ellos fijaran sus mentes firmemente en que «ninguna cosa externa tiene poder alguno en sus experiencias, excepto el que ellos mismos le dan» ellos comenzarían a salir de las li mitaciones a las que se han sometido.

Déjame decirte ahora que casi todo el poder dado a las cosas externas es concedido inconscientemente y sin que muchos estudiantes se hayan dado cuenta de ello. Dirigirse hacia esta Gran Presencia de Dios dentro de ti y darle todo el poder para hacer las cosas que necesitas y deseas hacer, hará que éstas se manifiesten con una velocidad y una certe za mucho mayor que la de cualquier agente medicinal. Al gunos aplicarán esta idea con una tenacidad tremenda, mientras que otros necesitarán más esfuerzo, pero realmente vale la pena hacerlo.
Recuerda que la «Presencia YO SOY» sabe todas las co sas por toda la eternidad, en todas las maneras pasadas, pre sentes y futuras sin límite. Si pensaras en esta Gran Presen cia, contemplarías y reconocerías que ella es todo Amor, Sa biduría y Poder; entonces cuando éste fije tu atención en algo a cumplirse, sabrás que esta Presencia es la puerta abierta, es la realización todopoderosa, y que no puede fa llar.
Invoca a la Ley del Perdón y dirige la energía del Yo Maestro para que corrija y ajuste el error, y así obtengas la libertad de su reacción.
Ya ves, pues, que mucho poder innecesario se ha concedido a la actividad externa; se le da mucha importancia a cosas que a la «Presencia YO SOY» no le interesan absolu tamente para nada. A ella no le interesan los errores cometi dos por el yo externo, y si el individuo pudiera comprender que le puede dar la espalda a todas las actividades discor dantes, y darle a la «Presencia Maestra YO SOY» dentro de él toda la autoridad y el poder para disolver y disipar la con dición errada, no podría nunca, de ninguna manera, sentir la reacción de sus malas acciones.
Cuando el individuo continúa criticando, condenando o juzgando a otros, no solamente está dañando a la otra perso na, sino que también está permitiendo, sin saberlo, que ese mismo elemento que él está viendo en la otra persona, entre en su experiencia. La verdadera comprensión de esto hará más fácil que el individuo detenga esta actividad indeseable, porque se dará cuenta que será en su propia protección.
Vamos a exponerlo de otra forma. Cuando la atención consciente se fija en algo, esa cualidad entra a la experiencia del individuo. Cualquier cosa que un individuo vea con pro fundo sentimiento dentro de otro individuo, la estará for zando dentro de su propia experiencia. Esta es la prueba in discutible de por qué el único sentimiento deseable que debe mandar un individuo es la Presencia del Amor Divino, y por eso quiero decir: Amor Puro y Desinteresado.
Los estudiantes se preguntan algunas veces por qué tie nen que manejar tantas condiciones en su experiencia, cuando se vuelven más y más sensibles. Es porque cuando ven una apariencia, que han sido enseñados que no es real, dejan que su atención se fije en ella, y no solamente la invi tan, sino que la fuerzan dentro de sus propios mundos y des pués tienen que luchar para poder liberarse de ella. Esto se puede suprimir si instantáneamente se quita la atención de la apariencia y se reconoce que «YO SOY, YO SOY, yo sé Que "Yo Soy" libre de esta cosa para siempre». No importa lo que sea.
Claro que todo esto viene por falta de auto-control del individuo o de una renuencia a usar ese auto-control para gobernar lo externo. Hay dos condiciones que se manifies tan claramente en los estudiantes: Una, que está lo suficien temente deseoso para hacer el esfuerzo, pero que sin saberlo permite que su atención se fije en las cosas indeseables. El otro, a través de una cualidad de testarudez, no desea hacer el esfuerzo necesario para conquistarlas.
Ningún Maestro debe en ningún momento tener un pen samiento de crítica, sobre cualquier estudiante, porque si lo hace, estará invitando a esa misma crítica hacia él. Si los es tudiantes captan la idea correcta de esto, lo detendrán por su propia protección.
Callarse ante la discrepancia en otro es mucho peor que la crítica hablada, porque se está permitiendo que la fuerza se acumule. Cuando alguna discrepancia llame tu atención, simplemente dile a tu Presencia YO SOY: «La Presencia YO SOY está dentro de esa persona, y lo humano no me concierne». No importa que sea una persona o un objeto inanimado, el momento que veas imperfección, estás for zando esa cualidad en tu propia experiencia. Esto es tan im portante que nunca se insistirá lo suficiente.
La primera consideración se deberá dar siempre a tu propio «Yo Divino»: adóralo siempre. Esto te da la oportu nidad y la fuerza para elevarte a mayor altura, desde donde podrás dar ayuda a muchos, mientras que ahora la das sola mente a unos pocos.

Ningún servicio puede ser de beneficio permanente, a menos que el individuo acepté primero y adore a su propio «Yo Divino, la Poderosa Presencia YO SOY». Aquellos que quieran servir a la Luz y realmente hacer el bien, deberán comprender esto muy claramente.
Cuando los estudiantes dicen: «Si yo tuviera dinero, po dría hacer mucho bien», es exactamente la actitud contraria a la que deberían tener. Si uno entra en la Presencia «YO SOY» tendrá todo el dinero que quiera, y éste no podrá ser alejado de él.
Toma la posición con todo el mundo de que, «solamente la Presencia YO SOY actúa en esa persona».
Toda experiencia externa es solamente una disciplina. Para aquellos que entran en este trabajo, el entrenamiento presente es realmente una escuela final o experiencia, y es por eso que algunos de ellos sienten que es un poco fuerte. Toda Hueste Ascendida siente con inmensa alegría el Amor y la gratitud que les es enviada, y claro está, responden casi sin límites.
«YO SOY» es todo lo que hay presente en todo sitio vi sible e invisible.
La conciencia necesaria llegará a ti de tiempo en tiempo a medida que continúes en el uso de esto.
No te dejes fatigar por «cosas». Solamente manten la ac titud calmada y certera de la Ascensión. Calmadamente, rá pidamente y amorosamente acéptala y solamente sé (esto elimina la tensión). Nada es más poderoso que esto.

CAPITULO XXI
OH, si todos los estudiantes pudieran comprender que no existe ni actividad, ni conciencia mayor que la práctica de la Presencia «YO SOY». No importa cuál de los canales entre los muchos que el hombre utiliza, ni tampoco importa cuál de los ángulos de la verdad se está manifestando, todos llevan al fin a éste que ustedes tienen el privilegio de conocer y usar ahora.
Ya sabes que todo conocimiento es inútil si no se practi ca. Tú, que practicas la actividad «YO SOY», ya sabes y sientes la diferencia inmensa que existe entre Ella y todos los otros canales que se conocen en el planeta. Cuando el es tudiante pronuncia «YO SOY» con sentimiento y conoci miento de la Verdad, está poniendo en actividad física y vi sible la Presencia y el Poder de Dios, que es «YO SOY», y esto es totalmente diferente a toda otra costumbre y prácti ca, a toda otra afirmación que jamás se haya formulado en palabras. Es decir, que no existe ninguna otra expresión que tenga el poder del «YO SOY» para cumplir cualquier pro pósito, siempre que sea usada con atención consciente. Por eso fue que el Maestro Jesús la añadió a sus más importan tes afirmaciones; y si los estudiantes comparan y meditan las afirmaciones que hizo el Maestro Jesús, captarán la estu penda plenitud de lo que acabo de decir.
Tengo que advertirles que en ningún momento debe nin gún instructor cobrar dinero por esta enseñanza. Los discí pulos pueden dar las ofrendas amorosas que deseen, pero el pago como obligación cierra la puerta de inmediato, ya que la actividad «YO SOY» está regida por una faceta de la Ley Divina que tendré que explicarte algún día. En estos mo mentos no se puede, ya que por más amorosos que sean tus deseos, no te es posible entrar en la radiación del Círculo In terior. Los hermanos que están recibiendo esta enseñanza pasaron treinta años en una difícil e intensa labor de prepa ración para poder efectuar este trabajo. El Círculo Electró nico dentro del cual actúa esta radiación está ajustado en forma muy especial, y para poder incluir a otros seres hu manos habría que reajustarlo y transformarlo. Cada persona tiene su propia radiación y acción vibratoria, y por bella que sea la radiación nueva, tomaría algunos años para adap tarla. Este mecanismo invisible, por decirlo así, aunque es poderosísimo, es también más delicado que el más tenue velo.
Otra advertencia que debo hacerte a propósito de la ra diación de la actividad «YO SOY» es que por ningún res pecto debe ningún estudiante o instructor adelantarle esta enseñanza a aquellos que no estén aún en esta radiación. Y no queremos que alguien sea tan desafortunado que se le ocurra pensar o decir que está autorizado para divulgar esta enseñanza cuando aún no ha recibido el permiso de comu nicarla.
El instructor o el discípulo que practique la actividad «YO SOY» con sentimiento profundo y con sinceridad, no tendrá jamás que comercializar la enseñanza cobrando las clases, ya que el «YO SOY» convertirá al practicante en un imán invencible de la Opulencia Divina. Todo el que prac tique diciendo «YO SOY la Omnipresente e Ilimitada Opulencia del Padre para mi uso», aunque al principio no tenga plena comprensión, tarde o temprano podrá comprobar la plena verdad y el poder que encierra el tratamiento. Yo sé que para el individuo el sustento es de primera im portancia, pero en la Tierra el dinero es fugaz como las are nas movedizas, hasta que se aprende a practicar la actividad «YO SOY» conscientemente, y se verá que la provisión es ilimitada. Así sea de dinero, amor, comprensión, luz o ilu minación recibe la convicción que te estoy irradiando para que la uses con conciencia inamovible. Esto te dará la libe ración de la estrechez monetaria.
Otro dato que yo vacilaba en darte aún, pero que vuestro empeño me ha obligado a esclarecer, es que sabiendo que la Presencia «YO SOY» —que en estos momentos estás po niendo en movimiento—, es la misma en todo individuo, en la Tierra y en todo el Universo, y que ella misma es la que te da el Poder y la Inteligencia para formular tus decretos, quiero que sepas también que esa tu aplicación consciente está actuando en todas partes igualmente. No es sólo en las circunstancias que en un momento dado te aquejan. Te mando esto con una radiación especial para que la puedas usar con toda confianza.


El estudiante tiene que hacer esfuerzos conscientes para mantener su mente en paz de manera que el Poder Interior fluya sin obstrucción y se puedan cumplir los deseos. Cuan do en el colegio te daban un problema de aritmética para poderlo resolver y también la comprobación, si al principio no lograbas resolverlo, tenías que continuar hasta que salie ra todo correctamente, ¿no es así? Y si encontrabas dificul tades en la operación le preguntabas a la maestra. Esto es idéntico. Continúa aplicando las reglas que ya conoces hasta que se te den tus deseos o necesidades. Cuando haces una afirmación basada en el «YO SOY», no puede fallar, siem pre que tu determinación no vacile.
Un gran consuelo y un gran alivio es el siguiente: cuando a la Presencia «YO SOY» se le pide Luz, Amor, Sabiduría, Poder o Iluminación, es imposible albergar un deseo o intento egoísta. Una cosa no va con la otra, y «YO SOY» eli mina la forma negativa. Lo más importante para todo indi viduo es llegar a anclarse en la Magna Presencia y siempre ser fortificada por Ella, ya que se está valiendo de una Inte ligencia, un Amor y un Poder tan grandioso y poniéndolo en acción, y que éste actúa primero en ellos mismos.
A casi todos los estudiantes les entra un impulso de en señar antes de haberse fortalecido mentalmente lo suficien te, y se encuentran entonces con obstáculos que no saben dominar. Se desaniman, sufren bajones y se retiran de la en señanza defraudando la maravillosa labor que hubieran po dido hacer más adelante. La Magna Presencia «YO SOY» organiza todo esto si se le invoca para ello. Se requiere enor me fortaleza para no dejarse mover. No hay nada que te pueda dar fortaleza y llevarte al éxito completo en tu activi dad exterior como el uso consciente de tu Presencia «YO SOY». Ponte inflexible contra lo que trate de disuadirte.
Contra la interferencia di: «Yo sé lo que hago y lo estoy haciendo. Mi YO SOY me guía y me fortalece». A veces tendrás que decir cosas muy fuertes para cortar la interfe rencia, pero no te dejes dominar por ella.
El uso de la Presencia impide que se desarrolle algo de sequilibrado. ¿Por qué? Porque «YO SOY» es el Perfecto Equilibrio. Es el Poder, es la Inteligencia, es el Amor que gobierna toda Perfección. Su sola mención y actividad obli ga el equilibrio. La orden «YO SOY» es la actividad de aquello que ya existe, obligándola a aparecer en el exterior. Hay varias personas, que si usaran la frase poderosa de Je sús, «YO SOY la Resurrección y la Vida» continuamente. ascenderían sus cuerpos físicos con toda seguridad. No se pueden usar las palabras «YO SOY» seguidas de lo que uno desee sin comunicarles el poder de manifestarse. Jesús vino por su propia voluntad a enseñarles a los discípulos la for ma como él dominó al último enemigo.
Hay dos cosas que retardan el adelanto de un estudiante.
Una es cuando el esposo o la esposa no están de acuerdo con los esfuerzos de su cónyuge. La otra es la sugerencia aje na. Tú tienes tu Presencia «YO SOY» que es Omni-inteligente, de manera que hazte impermeable a toda suges tión buena o mala.
Algún día consagraré una plática entera al sabio manejo de las cosas psíquicas (astrales, lunares, psiquismo, etc.). No existe una persona en diez mil que comprenda que el des pertar de la clarividencia no es espiritual. Cuando se co mienza a ver en el plano psíquico, sólo se está usando la vis ta física, pero algo expandida. Eso es todo.
En el plano psíquico también se reciben sugerencias que ofrecen un mínimo de la verdad, lo suficiente para despertar el interés del sujeto hasta que las fuerzas psíquicas (dañinas) se apoderen de él. Esto puede ocurrir por lo fascinante del fenómeno, pero sólo hay que enfocar la atención en la Pre sencia «YO SOY» y ésta lo extrae de allí y lo ancla plena mente en el Plano Espiritual y en la Presencia «YO SOY».
Cuando las personas se mezclan con el plano psíquico. se encuentran que todo se distorsiona. No se obtiene ningu na prueba definitiva de la Verdad y se hace la confusión en la mente. Las entidades del plano psíquico comienzan a profetizar y a veces a alabar. Es lo primero que hacen. Bus can ponemos bajo su dominio. La salvación está en que ra die se le puede oponer a un Mensajero de la Luz. y todo el que trabaja en la Presencia «YO SOY» es Mensajero de la Luz: es Radiación. Aquellos que se les oponen reciben la reacción, ya que la Luz rechaza todo lo que no es igual a ella misma.

Comienza siempre dando tu gran amor y tu adoración a tu propia Presencia «YO SOY». Luego a las Entidades de Luz que te puedan ayudar, y luego afirma tu «YO SOY> en afirmaciones como «YO SOY la Victoriosa Presencia en cualquier cosa que yo desee». «YO SOY la Presencia en toda orden que doy, cumpliéndola, llenándola», etc. Ahora no hay nada que cierre la puerta tan rápidamente como la impaciencia, la perturbación, el malestar de ánimo, el apuro en ver resultados. Ninguna creación humana, ninguna igno rancia de otras mentes, aun cuando sean dirigidas a uno per sonalmente, tienen poder alguno para perturbamos. Si algo de esta clase te confunde, de inmediato dirígete a tu Presen cia «YO SOY» y exige ver y saber claramente el plan a se guir y cómo debes calificar la circunstancia.
Este canal debe conservarse siempre limpio y puro. Las imágenes de los Maestros deben ser consideradas sagradas para el estudiante. Recuerda la antigua máxima «Saber, Osar, Hacer y Callar»

CAPITULO XXII

EL ESTUDIANTE debe comprender que lo que se llama el «plano psíquico» no tiene que ver en nada con la espiritualidad. Es únicamente una fa cultad humana que puede ser puesta en juego por aquellos seres humanos que le presten suficiente atención. Pero es de advertir que aquel que desee entrar al plano psíquico sólo, consciente o inconscientemente, es mejor que no hubiera venido a esta encarnación, pues la fascinación de los fenó menos psíquicos es tan impregnante que todo aquel que se ancla en el plano psíquico no se liberta en esa encarnación; más bien puede que necesite varias encarnaciones para li bertarse.
En todo nivel de conciencia hay un fragmento de verdad no reconocida, pues si no la hubiera, no le sería posible sos tenerse (sólo la verdad es eterna; la mentira existe, es posi ble, pero transitoria). Debes comprender que en todas las cosas, en toda actividad hay más o menos energía divina en acción, mal usada, tal vez, pero sin embargo en acción.
El estudiante sincero no prestará atención a los fenóme nos psíquicos de evidencia o audiencia y debe comprender que él debe atravesar directamente, por el poder de su vo luntad interior (la llama azul), y su determinación y entrar al cinturón electrónico donde se expresa únicamente la Ver dad.
Amado estudiante, mientras explico lo siguiente, que es necesario, quiero que tomes la resolución de no sentir temor alguno.
Dentro del pensar y sentir del nivel psíquico actúa lo que se conoce como «la fuerza siniestra», en este mundo. Algunas veces, almas que han alcanzado espléndidos logros interiores, no comprendiendo la realidad de lo que estoy mencionando, han permitido que su atención se detenga o sea atraída a este nivel por el hecho de que se les ha desper tado prematuramente una de estas facultades y por razón de que una semblanza de la verdad les ha sido presentada y su ficientes fenómenos como para sostenerles la atención. Des pués que la atención se fija, todos encuentran que la sem blanza de la verdad desaparece.
Uno de los atributos más fascinantes de este plano, es el de las falsas profecías, las cuales hacen que el individuo haga otras más audaces aún. De cuando en cuando se cum ple alguna para mantener la atención más fuertemente. Jun to con esto hay una sustancia que es introducida en el cere bro (no puedo explicarles más ahora), lo que hace imposible que el maestro interfiera para ayudar, porque implicaría ac tuar contra el libre albedrío del sujeto, quien ha aceptado la situación. Hay algunos casos en los que el sujeto ha com prendido el error antes que se haga demasiado tarde, y ante su intensa llamada para ser libertado, uno de los Hermanos ha sido enviado para ese fin.
Ocasionalmente, hay alguien que por su gran pureza pasa a través de este plano sin conocerlo o contactarlo. Este individuo es realmente muy afortunado. Las fuerzas en este plano trabajan directamente sobre la naturaleza sensorial y sobre las pasiones del individuo porque es más fácil llegar allí. Aquellos seres que han perdido el poder controlador (dominio) de su pasión —ira o sexo— se han enredado en el estrado psíquico del pensamiento y sentimiento y han abier to así las puertas de sus bellos y maravillosos Templos de Dios.
A través de estas puertas abiertas, penetran las fuerzas de estrado psíquico intensificando sus pasiones hasta una con dición incontrolable. Mejor hubiera sido que el individuo pisara una serpiente de cascabel. Una vez enredado en esta esfera psíquica, muy a menudo quedan atados por muchas encarnaciones. ¿Por qué es esto? Porque hacen grabaciones en sus mundos mentales, de las cuales no saben liberarse. Por consiguiente, estas almas nacen de nuevo con iguales tendencias hasta después del segundo y tercer nacimiento. Son las criaturas depravadas que se pueden encontrar a don de quiera que uno va.
A veces la influencia es lo suficiente maliciosa para ocultarse del mundo exterior durante mucho tiempo, efec tuando su obra nefasta en secreto, y aquí está la más lasti mosa parte de esta situación, que aparenta ser oculta, pero que no lo está.
En los altos planos hay grandes y bellas almas que vo luntariamente bajan a este plano para ayudar a través de sus radiaciones y desligar a la humanidad. Hay voluntarios mas culinos y femeninos, pero la mayoría son femeninos.

Hay bellas almas encarnadas en cuerpos femeninos que se unen en matrimonio exterior con un alma masculina que se encuentra enmarañada en esa condición psíquica, para li bertarlos.
Si un individuo llega al punto de casarse en boda huma na y llama al Dios Interior, y le dice: «Si esta boda tiene por base un deseo pasional, que no se efectúe», gran dolor y tor tura puede evitarse así.
Y ahora la verdad de todo esto. Aquellos que por sus propios esfuerzos o por la instrucción que reciben llegan a comprender exactamente lo que significa «La Magna Pre sencia YO SOY», o sea, el verdadero Ser de cada uno, si ellos se aferran a esta verdad nunca más podrán ser arrastra dos a estas discordias mencionadas, a menos que sea por su propia voluntad llegando a mayores planos de actividad, donde ellos saben exactamente lo que están haciendo.
En los períodos de guerra se abre la puerta más fácilmen te al plano psíquico. Por esto es que se ha observado que después de las guerras hay una mayor manifestación de pa siones incontroladas que en cualquier otro momento.
Este conocimiento no debe causarle a nadie un temor es pecial al estrado psíquico. Si los estudiantes se encuentran en un momento dado conscientes de estar atravesándolo, deben instantáneamente hacer conciencia: «YO SOY la Presencia Maestra controladora y siempre victoriosa», e ins tantáneamente se encontrarán con toda la fuerza necesaria para enfrentarse a las apariencias y atravesarlas serenamente sin temor.
Jesús sugirió que esta explicación le fuera dada a todos los estudiantes en cuanto entraran a la Radiación Triple, la que significa precisamente esta actuación, esta práctica de la presencia «YO SOY», del Padre, Hijo y Espíritu Santo o la Llama Triple.
Astrología: Una de las cosas más tristes que tengo que decirte es que muchos de aquellos que tratan de hacer ho róscopos están inconscientemente ligándose a la red psíqui ca, se están haciendo sensitivos y voceros de las condiciones adversas, que existen sólo en el plano mencionado.
Esta es una de las actividades más lamentables, porque el ser está tan inconsciente de que se ha abierto a una creencia que lo envuelve hasta el punto de que ningún argumento ni razonamiento le cambiará sus convicciones. En los pasados veinte años (esto fue escrito en 1932), la astrología ha sido usada para este propósito más que cualquier otra cosa.
Muchas veces el pensamiento o radiación del plano psí quico dice a través de la Astrología que ciertas condiciones se manifestarán para el individuo y que no podrán ser evitadas. Si no está dicho en palabras, se hará sentir. Esta es una de las razones que hicieron ocurrir el cataclismo de Atlántida y es porque los atlantes se negaron a escuchar la voz de los Maestros de Sabiduría que los alertaba.
Yo comprendo, amado estudiante, que si te interesan los horóscopos, puedes pensar que soy severo, pero no es así. Mi amor por ti es lo suficientemente grande para decirte la verdad pura. Si no puedes creerla, tendrás que continuar tu propio camino, ya que eres un ser con libre albedrío, al cual no tengo deseos de atacar, excepto para decirte que tengo el privilegio de señalarte el camino.
Aquellos que se atengan tenazmente a su Presencia «YO SOY», no tendrán por qué temer jamás ninguna de las cosas que les he referido, porque la Presencia «YO SOY» los co rregirá, los mantendrá firmes en el sendero verdadero de la luz, remontando la escala de oro, con pasos definidos, preci sos, hasta lograr su dominio pleno y perfecto.
Te aseguro, amado, que mi corazón sangra por aquellos que están esclavizados por la Astrología, pues están tan cie gos al espinoso camino que pisan que cuando la agonía de estas heridas sea insoportable será cuando ellos clamarán al cielo, y con todo su ser rogarán: «iOh, Dios, enséñame el ca mino verdadero!».
Amado estudiante que con tanto empeño buscas la luz, debes saber que no hay sino una Presencia que es tu inven cible Protección, y ésta es la Gran Presencia «YO SOY», Dios en ti.
No dejes que tu atención sea distraída por estas manifes taciones exteriores, Astrología, Numerología, Espiritismo o alguna otra cosa que te quite tu atención de la Magna Pre sencia «YO SOY» que es tu Ser Real.
Si te vuelves a El, en todo momento. El te guiará en el Sendero de luz, con esa quietud que te permitirá entrar al Gran Silencio en la Paz que sobrepasa toda comprensión y donde encontrarás la más grande de toda actividad de Dios, la Presencia «YO SOY».

Amado, no puedes servir a dos amos a la vez y ganar vic torias más adelante. Como tienes libre albedrío, debes elegir. Si escoges lo externo, olvidando la invencible Presencia «YO SOY», entonces, aunque mi amor te seguirá envol viendo en su gran manto de protección, tendremos que es perar hasta que tú mismo escojas regresar al Dios único.
Si escoges tu Presencia «YO SOY» y permaneces con ella, tus luchas terminaran pronto. Te encontrarás circulan do en esa esfera de Paz, armonía y perfección, desde donde observarás al mundo exterior con gran compasión, pero nunca con lástima humana, que ahoga vuestro propio creci miento.
Esto nos recuerda el antiguo dicho: «Buscad el Reino de los Cielos y todo lo externo te será dado por añadidura». Ese Reino de los Cielos es la Gran Presencia «YO SOY», tu única realidad que es el dueño y dador de todas las cosas creadas y manifestadas.
¿No es extraño, amado discípulo, que se pueda marchar tanto tiempo en la discordia y la limitación cuando en todo momento la Presencia Maestra de la Luz, la Presencia «YO SOY», camina a nuestro lado, esperando que nos volvamos hacia Ella y recibamos sus radiantes y gloriosas bendiciones de perfección en todas nuestras manifestaciones exteriores? Tal es tu privilegio, amado.
Aunque yo lamento que algunos no sientan aún la ver dadera importancia de su Presencia «YO SOY», y que toda vía buscan las cosas externas, yo continúo esperando, envol viéndolos en mi amor, porque ellos tienen libre albedrío. Tal vez yo sea un poco anticuado, pero cuando veo indivi duos tan buenos y tan correctos, quisiera mantenerlos abra zados a mí, hasta que sientan la Presencia «YO SOY» en ellos. Pero esto no me es permitido, pues sé muy bien que todo el que siente el deseo de asirse a lo externo, debe hacer lo hasta que ya no sienta más el deseo.
Los estudiantes tienen que comprender que no pueden dividir la atención entre lo externo y la Presencia «YO SOY», porque ello es «la casa dividida contra ella misma» y que tiene que caer, tarde o temprano.
Toda grandeza depende de la Presencia «YO SOY». En Ella está toda la fuerza, el valor y el poder. Ella debe ser el gobierno de la forma. Si estos benditos pudieran tan sólo realizar que gran privilegio está a su alcance, en poquísimo tiempo estarán librados de toda limitación.
La Verdad de este dictado
La situación es la siguiente: cuando los estudiantes pre guntan si a ellos les es permitido presenciar estas comunica ciones, tienen el derecho de saber lo que implica este tipo de trabajo. Es muy poco usual, debes saberlo.
Mientras el estudiante no sabe que el Dios Único está vi viendo en su interior, que es, siempre ha sido, y siempre será perfecto, su mente y su cuerpo están en un estado de desajuste. La estructura atómica es un instrumento mecáni co cuyas innumerables partes deben trabajar en armonía y perfecta cooperación las unas con las otras. Los estudiantes no comprenden que cuando una labor específica tiene que ser hecha, tiene que haber una preparación definida.
El ajuste necesario del cuerpo y el cerebro del estudiante toma semanas, meses o años, dependiendo de las necesida des del individuo.
Jamás en la historia de la preparación del estudiante se le ha permitido entrar al círculo electrónico interior del Maestro. A los estudiantes se les enseña la aplicación, pero nunca se acercan al círculo electrónico del Maestro.
Treinta años han sido necesarios para preparar el círculo electrónico para este trabajo de dictado. No importa cuan bella sea la radiación y el amor del individuo, nosotros no tenemos el tiempo con qué prepararlo y ajustar la estructura atómica del cerebro y el cuerpo de los estudiantes en este período de crisis mundial. Sin embargo, con su sincera de terminación y el uso de la Presencia «YO SOY», se prepa ran para la Presencia de la Hueste Ascendida.
Por ejemplo, supongamos que hay una persona que está dotada por su naturaleza del talento para las conferencias públicas; si es que lo van a asistir los Maestros Ascendidos, el conferencista es preparado durante veinte minutos, media hora antes, encerrado en un tubo de luz en el cual no entra nada sino la radiación del Maestro Inspirador.


CAPITULO XXIII
PREPARACIÓN DE LA PASCUA
(POR EL ASCENDIDO MAESTRO JESÚS)

CUANDO yo actuaba en Judea, hablaba con la au toridad de la Presencia «YO SOY», reconocién dola como el único Poder e Inteligencia actuando o que pudiera actuar.
Yo estaba consciente de la actividad exterior de las mentes en la humanidad que me rodeaba, pero como ya les he dicho, fue sólo cuando comencé a usar la afirmación: «YO SOY la Resurrección y la Vida» que se me reveló completamente la plenitud de mi misión y la for ma de cumplirla.
Dentro de ti está esa misma Presencia «YO SOY» que yo usé para perfeccionar lo que a la huma nidad en ese momento le parecían milagros.
Este es el punto que quiero afincar hoy en ti.
Te aseguro que yo no estaba sino haciendo actuar las Leyes Cósmicas que siempre te ro dean y que esperan ser puestas en actividad por medio de tu dirección consciente.
El error que cometen los estudiantes y que retarda su adelanto, es el sentir que están representando una falsedad al declarar una perfección que ellos no ven aún manifestada en su apariencia o actividad. Les digo sinceramente de acuerdo con mi propia experiencia, que tenemos que admi tir la única Presencia, Inteligencia y Poder y luego apro piárnosla, reclamándola como nuestra en cada Pensamiento y Actividad.
Es la única forma en que esta Magna Perfección puede ser incorporada en la plenitud de nuestro uso y hasta en nuestra apariencia exterior. El hecho de que esa perfección aparentemente no se haya manifestado, no te debe impedir aplicarla y reclamarla como tuya propia, ya que cualquiera que tenga mediana inteligencia puede darse cuenta de que la energía y el principio vital que está usando es DIOS, la Magna Presencia «YO SOY»; por consiguiente, esa Presen cia, su Poder y Energía está siempre autosostenida.
Al reclamar esta Gran Presencia y su Actividad, estás impulsándola conscientemente en tu vida, tu casa, tu mun do y tus asuntos. Hoy, así como también en el tiempo de mi Ministerio, la lucha económica aparenta ser el peso más grande y, sin embargo, allí, al alcance de tu maniobrar cons ciente y la dirección de la gran energía, substancia y opulen cia que te rodea, tienes todo lo que es necesario para atraer te esa maravillosa y siempre presente opulencia de Dios.
Cuando tú dices «YO SOY» estás incitando a la acción aquello que llena tus órdenes conscientes. Una de las prime ras cosas que se aclararon en mi conciencia fue el poder na tural mío y de todos de calificar la energía, de dirigirla cons cientemente a que produjera cualquier cosa que la necesi dad ordene; todo esto tiene que ser reclamado, ordenado con el esfuerzo determinado y consciente, que sabe que en esta orden consciente está la Presencia «YO SOY» hablan do y actuando. Por lo tanto, ella tiene todo poder y autori dad para revestir la orden con lo que ella ordene.
En la conciencia de que  eres la Presencia «YO SOY» actuando siempre ya puedes  saber que tú eres, en el propio momento de reconocimiento un invencible imán de atrac ción que obliga a cada actividad en el Universo a acudir a ti para cumplir la orden. La única razón que hace no aparen tar ser verdad esto, es que en alguna parte de tu conciencia hay una sensación de incertidumbre acerca de tu habilidad o de tu autoridad, o bien del poder de actuar de la Presen cia; pero yo te aseguro que es un placer revelarte estas senci llas Leyes que, sin embargo, son grandes e invencibles en su actividad y que te darán el dominio y la libertad por encima de todas estas cosas que parecen montañas de obstrucción en tu sendero. A medida que continúes aceptando y usando estas Leyes, te encontrarás logrando dominio sobre los Cua tro Elementos: Tierra, Aire, Fuego y Agua.
Cuando tú te hayas hecho consciente de «la Llama de tu Divinidad» estarás actuando desde el más alto de los cuatro elementos, el Fuego, que es la verdadera actividad del Espí ritu.



Así como la actividad consciente es con respecto a la in consciente, así es el uso consciente de la Llama con respecto al conocimiento de la Luz. El elemento natural de tu Alma es la Llama. Cuando se hace conciencia de que se tiene, se es, se puede usar, dirigir esta Llama Consumidora, se ha en trado al Magno Poder.
Cuando se hace conciencia de que ya se dominan los cuatro elementos, no se tiene sino que practicar el uso para que venga la conciencia de que se puede dirigir el rayo, do minar ¡a tempestad, controlar ¡as aguas y caminar dentro del fuego sin recibir daño alguno. ¿Cómo quieres tú que se pueda usar algo antes de haberlo reconocido y sin saber que se tiene la habilidad de hacerlo tu servidor?
Por la práctica de su uso, uno se convierte absolutamen te invencible en su dirección. Yo deseo enfáticamente acla rarte que se te están dando exactamente las Leyes que yo sé y que todos aquellos que llegan al estado ascendido tie nen que usar.
Todo es cuestión de uso, una vez que tú conoces estas Leyes y que la Presencia «YO SOY», que eres tú, tiene toda Inteligencia, Poder y Autoridad para dirigir conscientemen te la energía a través de la actividad de tu mente. Luego, no temas usarla para curar, prosperar, bendecir e iluminar a tu prójimo.
Borra de tu mente para siempre que pueda existir ningún egoísmo en tu reconocimiento consciente de que la Presen cia «YO SOY» te dirige o te está dirigiendo. No importa lo que tú necesites para tu éxito, si te hace más hábil y te da mayor poder para bendecir. Luego ¿no ves tú que no puede existir egoísmo en el deseo de lograr mayor habilidad y per fección? Y aquello de que individuo alguno tenga que espe rar que otro adelante para ayudamos es un gran error. Es verdad que nadie puede crecer por otro, pero sí puede ayu darlo inmensamente a reconocer con intensidad que dicien do «YO SOY la única Presencia. Inteligencia, actuando dentro de aquel individuo» y esto puede ser seguido por cualquier condición que la persona aparente necesitar.
El primer deber de todo individuo es el de amar y adorar a la única y magna Presencia «YO SOY» que está presente en todas partes.
Tú no ves cómo en esto hay un privilegio gozoso de amar a tu enemigo al decir tú «YO SOY la única Presencia y Actividad actuando allí», porque si la ignorancia de su mente exterior ha creado desorden, dolor y limitación y tú sabes que esa creación no tiene poder propio, no hay sino la creencia errónea del individuo que la sostenga, por consi guiente no tiene poder autosostenedor. Si has tenido la des gracia de crear inarmonía, desorden, limitación, ¿no ves tú que tú solo, a través del poder de la Presencia «YO SOY», la Llama Consumidora, llamando conscientemente a la Ley del Perdón, puedes consumir por medio de esa Llama Vital que eres tú todo lo que has creado erróneamente en tu mun do?
Esto te debe aclarar cómo es que tú puedes limpiar tu mundo del desorden y las creaciones erróneas. Tú, en forma de Sol, la Luz de la Vida Eterna, juventud, belleza y opulen cia sosteniendo en tu mano para uso instantáneo, el Cetro de Poder de la Presencia «YO SOY» que eres tú mismo.
Cuando quieras hablar con autoridad silenciosamente a otro ser, di su nombre y encontrarás que la ayuda, la energía que le envías será mucho más fácilmente recibida. Es como llamarle la atención a alguien a quien quieres hablar. Luego le das el mensaje. Es la forma de enviar energía. Puedes así hablar a otro del otro lado de la Tierra, como si estuviera en el mismo cuarto contigo.
Pero si alguien pretende usar este conocimiento para da ñar a otro, se encontrará que el bólido electrónico traspasará su propio cuerpo con la intención que envió.
No vaciles, amado hijo. Usa este cetro de tu poder y do minio para sanar, bendecir, prosperar e iluminar, y verás to das las cosas humanas acudiendo a cumplir tu más mínimo mandato.


CAPITULO XXIV

A MEDIDA que la conciencia de los estudiantes es elevada a la actividad del Elemento Fuego, todo en sus Seres comienza a actuar con una intensidad que ellos no comprenden y, cuanto más trabajen en este Elemento Fuego, más necesario será mantenerse en guardia alerta.
El entrenamiento que tratamos de darte para bendecir, proteger e iluminar a los estudiantes, es el entrenarse uno mismo a estar en guardia en todo momento y aunque todos deben comprender y esforzarse en usar la Presencia «YO SOY» para mantener el autocontrol, hay que aprender a permanecer sereno si algo inesperado pasa.
Usa esta afirmación frecuentemente: «YO SOY la Pre sencia en guardia».
Si algo inesperado sucede, di solamente: «despediremos esto» y sigue en esa alegre felicidad. Trata de no tener senti miento, pero sabe: « YO SOY la Poderosa Presencia gober nando la actividad de cada uno».
Dondequiera que hay un Centro de Luz de la Intensidad de este foco, está siempre el elemento que tratará de entrar a través de alguien. Si estás trabajando en la casa, sigue usan do: «YO SOY la prueba contra cualquier disturbio repentino». Esto levanta una armadura que mantendrá la atmósfera armoniosa.
Usa a menudo: « YO SOY la Presencia que nada puede perturbar». Mantente siempre con una actitud calmada y alegre, pase lo que pase.
Para alguien a quien desees ayudar, di: Mira, compañe ro, a través de la Presencia « YO SOY», te doy el poder de controlar eso.
El gran Amor y la Armonía dentro de los corazones de los estudiantes mantenidos durante un período de tiempo suficiente, hace casi cualquier cosa posible. ¿Sientes la gran ola de paz y alegría que vino como la brisa de una mañana de primavera? Yo te lo explicaré para que veas cuan ilimita do y maravilloso es ese cuidado amoroso.
El Gran Maestro que Jesús contactó, el cual lo ayudó a ganar la Victoria, es El mismo que fue mi Maestro, y fue Su Radiación la que nos llegó ahora. El desea que Yo te diga que «a medida que avances en el camino de la Luz, encon trarás que la manera más fácil de saltar un inconveniente es la de darle la espalda a la cosa y olvidarse de ella». Ya ten drás el nombre de este Maestro más tarde.
Para las actividades erradas di: «Esto no es correcto» y después rápidamente pásalo. Esto elimina el disturbio que crece.
A medida que nos acercamos a la Luz, somos una gran familia. Sabiendo que solamente hay «Una Gran Presencia YO SOY» en todas partes, tú siendo la individualización de Eso, solamente puede haber una gran familia, Hijos del Dios Único.
Primeramente ten esto bien entendido: Si un individuo valioso es muy crítico, di con certeza bien definida: «No hay nadie que desea inmiscuirse en tu libre albedrío. No nos molesta el cuestionamiento sincero, pero no toleramos la crítica ni las discusiones».
El Mensajero debe negarse a aceptar las cosas discordantes emanando el Elemento Amor para que aquéllas sean consumidas. El Mensajero debe estar fortificado, porque si no, el trabajo quedará a medio hacer. Ninguna clase o traba jo del Mensajero puede ser sostenido, si él permite que un argumento o un sentimiento discordante sea generado.
Es muy difícil que el individuo común comprenda que la manera más fácil de impedir cualquier clase de disturbio sea la de cesar la discusión sobre ese punto.
Lo único que necesita atención es lo que está en tu Aura. Lo que está archivado en tu Atmósfera solamente puede sa lir a través de tu sentimiento. La palabra hablada, a menos que tenga un sentido de condenación o de furia tras ella, no grabará la inarmonía en tu Atmósfera Interna.
De las dos condiciones indeseables siguientes, es mucho mejor que uno explote y saque la cosa de su mente, que guardarse dentro el resentimiento o rencor de haber sido he rido, pues eso es lo que se registra en tu Atmósfera Interna. Desde mi punto de vista, yo veo lo que está registrado en tus sentimientos y por lo tanto en tu Atmósfera Interna.


Tú sabes cómo se forma un avispero; pues bien, déjame decirte que en tu mundo mental pasa exactamente lo mismo que cuando un avispero se manifiesta en el mundo físico.
Es muy importante que hagas algo para que no albergues un sentimiento contra personas, sitios, cosas o condiciones, porque éstas se amontonan y se graban en tu Atmósfera In terna.
Si te adviene un deseo como «yo desearía que fulanito hiciese tal cosa» transmútalo inmediatamente y di: «Sola mente Dios en Acción está allí».
Cuando un sentimiento se registra en tu Atmófera, se an cla allí hasta que lo disuelves o lo consumas. Es siempre el sentimiento el que hace el Archivo Interno.
No tiene ningún objeto el consumir una cosa, si no rompes con el hábito de generar la Causa. Uno puede conquis tar esto fácilmente diciendo: «YO SOY gobernando aquí».
No dejes que tus pensamientos corran desenfrenados.

Muchas veces los individuos son asociados o reunidos con el único objeto de obligarlos a corregir estas actividades sutiles a las cuales la mayoría de las personas no ponen atención. Esto consiste solamente en aquietar lo externo para que la Verdad sea recibida. Esto es vital en la autocorrección del individuo.
A medida que te eleves en conciencia, la energía está es perando la expresión como avalancha, y si la energía no es controlada, se precipitará velozmente y causará que hagas cosas que nunca hubieras hecho por nada en el mundo. Cualquier energía que se te da para tu uso es para que la sueltes en el mundo externo armoniosamente. Tal es la Ley de Tu Ser: la Ley Natural.
Si uno no comprende que tiene que gobernar la energía que fluye a través suyo, esa energía será calificada por esa discordia y, se debe transmutar inmediatamente calificándo la de nuevo con Amor. En mi experiencia, si yo encontraba un elemento discordante decía simplemente: «¡Ajá! Yo cie rro mi puerta, tú te quedas afuera».
La energía Universal que fluye a través de ti tiene una naturaleza armoniosa. Cierra la puerta y piensa qué es lo que importa.
La humanidad hace resistencia a las personas, sitios. condiciones y cosas porque no se ha perfeccionado. Los es tudiantes deben mantener esta armonía autogobernada den tro de ellos el tiempo suficiente para que se cree un empuje que vendría a ser el guardián permanente.
Si mantienes armonía dentro de Ti, yo te digo que tú atraerás todas las cosas buenas hacia Ti mismo. El indicador que no falla es que, en el momento en que exprese alguna clase de discordia, debes darte cuenta de que eres el único a culpar. No necesitas llevarlo escrito para recordarlo.
En el momento que hay algo discordante, el indicador nos da la señal de alerta para que nos pongamos a trabajar en nosotros. Cada individuo es su propio guardián e indica dor en todo momento.
Existe un solo Poder en el mundo que puede corregir cualquier cosa, y ésa es la Presencia «YO SOY» en cada uno. Si ''nos negamos a reconocer que nosotros somos los creadores de nuestras dificultades, ¿cómo entonces podre mos corregirlas o liberamos de ellas?
No hay persona, sitio, cosa o condición alguna que ga rantice que nunca seremos perturbados con nuestra «Pre sencia YO SOY» siempre presente, pulsando nuestros cora zones cada momento.
Si uno corrige esos sentimientos discordantes, dejará que
la «Gran Presencia YO SOY inunde su mundo con toda la Perfección. Si el individuo no se corrige, ¿cómo podrá al canzar la Victoria Eterna?
La «Presencia «YO SOY es Todo el Poder del Universo
para hacer esa corrección. Deja que la «Presencia YO SOY» fluya, hasta que lave todo y quedes limpio.
Cuando tu atención se fija firmemente en la «Presencia YO SOY» que eres, es como si tu cuerpo fuera una esponja muy fina a través de la cual esta Energía Pura se derrama y lo limpia de toda imperfección.
Si nosotros detenemos la discordia, el «arroyo de la Pre sencia YO SOY» automáticamente limpia todas las impure zas. Por lo tanto, tú tienes un poder ilimitado en tus manos para intensificar las órdenes correctas.


Hasta desde el punto de vista científico, sabiendo que las células del cuerpo son renovadas en menos de un año, si se cortara la discordia por igual lapso, la mente y la forma ex presarían Juventud Eterna y Perfección.
Acaso por un sentido de falso orgullo o algo semejante, la humanidad no quiere enfrentarse a la Verdad de que la Causa está dentro de ella misma.
El hábito de culpar a otros por lo que nos pasa a nosotros es lo que nos ciega para ver la Verdad y prevenir la autocorrección.
Una maravillosa ilustración de esto se manifiesta en la bella infancia. Hasta que el niño no es lo suficientemente grande para empezar a acumular la discordia, su cuerpo es bello y expresa la Perfección. Esta Perfección de forma se mantendrá siempre, si no entrara en la conciencia del niño la discordia del mundo exterior. Hay aquellos que me di rían: ¿Y qué pasa con el niño que nace enfermo y perturba do? En la mayoría de los casos esa condición es traída de la encarnación precedente, o en casos raros, cuando hay una discordia muy intensa entre los padres, ésta puede ser lo su ficientemente fuerte para registrarse en el niño. Pero ustedes notarán que en esa clase de casos, a medida que el niño em pieza a crecer y desarrollarse el disturbio se notará cada vez menos. Esa es la prueba absoluta de que la discordia no fue su propia creación, sino que fue impuesta en él por los pa dres, porque su alma era lo suficientemente fuerte para ele varse por encima de ella.
En este punto en particular, uno debe comprender las condiciones asombrosas de sugestión que rodean a los indi viduos. Por ejemplo, tomemos el ambiente y la asociación de individuos que tienen el hábito de andar juntos. En esa asociación amistosa, cada uno es susceptible a la sugerencia del otro; si ésta es discordante, las asociaciones se romperán tarde o temprano por una gran pelea. Sin embargo, la mayo ría de los individuos que se mueven en el mundo externo, no se dan cuenta de que están siendo sugestionados, ya sea por asociación, ambiente o condiciones expuestas ante ellos.
La actitud correcta del estudiante que conoce la Presen cia «YO SOY», es la de adoptar inmediatamente la posición firme de que «YO SOY protegido invenciblemente contra toda sugestión imperfecta». Así puede construir alrededor suyo una atmósfera que ahuyentará todas las sugestiones que quieran introducirse provenientes de un elemento des tructivo.
Yo pienso que es necesario llamar tu atención hacia tus viejos libros que decían: «Si de primera vez no triunfas, in téntalo, inténtalo de nuevo». No hay ninguna manera de ga nar la Victoria y el Dominio sobre la limitación, excepto la de mantenerse batallando hasta que lo logras. Si dudas de tu logro, estarás posponiendo tu victoria durante ese mismo tiempo.
Aquellos estudiantes que realmente empiecen a com prender que en el reconocimiento y uso de su «Presencia YO SOY» tienen el Poder Universal a sus órdenes, sabrán que es imposible que fallen en su aplicación. Cuanto más lo uses, más obtendrás de su Poder sostenedor.
Cada vez que sientas una manifestación del Cristo, di:
«Yo te alabo y acepto la Luz de tu Presencia, la Actividad del YO SOY completa». Toma esta actitud siempre, y des pués cierra la puerta a cualquier creación discordante e in deseable de aquello que ya ha pasado.
Siempre recuerda que tú eres el amo de lo que venga a tu mundo del pensamiento, y a menos que te des cuenta que tú eres el amo serás susceptible a toda clase de pensamientos y sentimientos.
Para otros, sabe que «YO SOY la Presencia llevando a (fulano) al logro de (x condición). Si ponemos atención a una condición de disturbio, le estamos dando poder a otra cosa que no es la «Presencia YO SOY».
CAPITULO XXV
DÍA DE NAVIDAD

ESTE día, como representación del Nacimiento de Actividad Crística en los seres humanos, siempre nos parece bellísimo por la conciencia que transmite a la humanidad y a los estudiantes que se han dado cuenta de lo que el uso de la Presencia «YO SOY» sig nifica para ellos al poner en movimiento el Amor y la Inte ligencia a sus órdenes, de acuerdo con el uso que le quieran dar a ese Poder Ilimitado.
Te has preguntado, tú como muchos otros, cómo se alcanza la conciencia Crística. El primer paso poderoso radica en el reconocimiento de la Gran Presencia «YO SOY», Dios viviente dentro de ti. El segundo paso está en el uso de la Presencia «YO SOY», porque cuando dices «YO SOY», Con el conocimiento de lo que esto quiere decir, habrás en trado en ese mismo momento en la Conciencia Crística, sin que esto signifique que inmediatamente expresarás la pleni tud de la Conciencia Crística, porque primero deberás saber "hacia dónde vas, y lo que deseas hacer antes de que lo puedas realizar.
Todos los que han ascendido han seguido el mismo ca mino, y usado idénticamente la misma aplicación, porque todos los caminos llevan al Gran Sol Central, a la Divini dad.
Nuestro Amado Hermano Jesús, llevó a cabo una de las más grandes bendiciones para la humanidad, no solamente dándonos el ejemplo de su nacimiento y alcanzando la As censión, sino también dejando el Registro Eterno que per manece radiante, dándose El mismo hacia la humanidad. Los que no han ascendido se dan poca cuenta de lo que esto significa para la humanidad: un Faro Eterno que los guía hacia la Luz, y con el ejemplo de la Ascensión, Jesús esta bleció definitivamente no sólo lo que podía hacerse, sino lo que se hará eventualmente.
Grandes fueron las maravillas que El hizo y, sin embar go, El nos hizo la promesa maravillosa de que «Cosas más grandes que éstas aún podéis realizar vosotros». Muchas ve ces los estudiantes se preguntan qué cosas más grandes de las que hizo Jesús pueden hacerse, pero El nos dice que so lamente hizo unos pocos de los tantos servicios Universales que se les puede dar a nuestros hermanos humanos.
Para nosotros, este día siempre simboliza el comienzo consciente del más maravilloso de todos los logros, la As censión. En el momento que el individuo se hace consciente de esta verdad, el proceso de su propia Ascensión ha co menzado y tomará más o menos tiempo de acuerdo con la plenitud de su capacitación en esta Verdad.
Mi experiencia personal fue que cuando yo me di cuenta de lo que esto significaba y empecé el uso de la Presencia «YO SOY», encontré después de corto lapso, que estaba fuera del tiempo y del espacio, y que cada día que pasaba, a medida que penetraba más en esta expansión de conciencia, me di cuenta que todas las cosas que deseaba estaban dentro de mi alcance. y nótese bien, justo dentro de mi poder indi vidual gobernante; y con esto vino la conciencia de que «el Amor Divino es la Poderosa Fuerza cohesiva» que mantiene todas las cosas juntas y en su sitio, que este Amor Divino dentro de mí, el cual había empezado a aprender, me hacía un imán invencible que atraía todo lo que pudiera desear.
Esta simple Verdad tan poderosa es una de las que llegan primero al estudiante y hace que uno comprenda que verda deramente puede salir por encima de todas las limitaciones aparentes alrededor nuestro y, después, se da cuenta de que una por una han desaparecido de hecho.
Después viene el Gran Empuje y la Provisión Abundan te de este Poderoso Yo Interno, que contiene la sustancia de todo lo que el corazón puede desear dentro de Su Propio Abrazo, y nota bien que tu habilidad y autoridad de califi car y moldear esta sustancia es lo que hace que ésta tome la forma de lo que necesites, sea esto paz, amor, oro o iluminación.
Yo te digo, amado estudiante: «Despierta a tu autoridad, a tu derecho, a tu habilidad consciente, a aplicar esta Gran Ley a tu perfecta salud, juventud eterna y belleza, las riquezas de Dios, la glorificación de tu mente y cuerpo, y después a ascender al Dominio Elevado, hacia tu Eterna Libertad». Después que empieces a encontrar, paso a paso, que lo estás logrando, irás olvidando toda esa condición externa que surge alrededor tuyo y gozarás el sentimiento glorioso de estar sujeto en el Gran Abrazo de esa Poderosa Presencia-Maestro Interno, que está por encima del Tiempo y del Espacio.


Tú eres el amo y tienes dominio sobre tu Vida y sobre tu mundo, en el momento en que reconozcas que esa Energía, Poder e Inteligencia que estás usando, es la Poderosa Pre sencia « YO SOY». ¡Qué afortunadas son esas individualiza ciones sobre la Tierra cuando se da verdadera cuenta de esta Verdad!
Jesús dijo: ¡Conoced la Verdad y Ella os hará libres». Esta es una de las máximas más poderosas de esa Verdad.
Aplícala ¡oh amado mío!, con toda determinación, dejando fuera de tu mente toda incertidumbre y subirás firmemente esa escalera del logro magnífico; y cuando te des vuelta y .contemples cada escalón ganado, más y más brillará ese res plandeciente esplendor y entonces te preguntarás: «¿Cómo pude haber estado tanto tiempo en las tinieblas, cuando so bre mi estaba la Poderosa Llama de la Vida, lista para con sumir instantáneamente toda mi creación desafortunada e ignorante?»
Yo te digo, amado mío, que no tienes que esperar indefi nidamente estando en el conocimiento de esta Poderosa Presencia. Pon tus brazos alrededor de Ella con toda la ado ración que puedas ordenar, y Ella te elevará rápidamente fuera de todas las limitaciones aparentes, vistiéndote en ese inconsútil Ropaje de Cristal, Esplendoroso, con esa Luz Ra diante y sostenido con un Cinturón de Piedras Preciosas. que tienes derecho a lucir, y en tu mano ese Cetro Esplen doroso del Dominio, el Reflector de tu Poderosa Alma, el cual puedes dirigir sobre cualquier cosa, sitio o cumbre y atraer hacia ti la revelación desde su interior. Ese, amado hermano y hermana, es el cuadro del logro que nosotros he mos usado y alcanzado. Sabemos que eso es lo que puedes hacer, porque nosotros lo hemos hecho.
Nunca te canses de la conciencia de que: «YO SOY la Presencia ascendida» y cuando tú digas esto, sabe: «Es la fuerza autosostenida que emana, por medio de la cual pue do alcanzar el dominio completo».
Me hace muy feliz el estar de vuelta al hogar otra vez, por la alegría de tu corazón, al ver todos los peldaños de la escalera que ya has dejado atrás, y porque ya tienes la con ciencia consciente de que puedes alcanzar el más Grande de todos los regalos de Dios, la Plenitud de EL.

AMÉRICA
¡Oh las Américas! ¡Preciosa Joya en la Corona, la diade ma de la Tierra, esa Flor de Sabiduría Antigua y Luz! Otra vez volverás al poder de tu florecimiento pleno a pesar de todas las obstrucciones aparentes y de las apariencias pre sentes que digan lo contrario.
«Dentro de tu alma, ¡oh poderosa América!, está el po der de libertarte de la careta que se ha adherido a ti, la care ta de egoísmo y de la creación de la actividad externa de la mente de seres humanos dormidos. Así, volverás a la pleni tud de la Luz que es tuya por derecho de nacimiento.»
Amado estudiante de esta radiación, no importa cuál sea la apariencia en la actividad externa, no permitas que esa apariencia se encuentre en tu conciencia o en las sugestiones de otros en lo concerniente a América.
Mantente sereno en tu Dominio dado por Dios, sabiendo la Verdad, viendo a América libre, gobernada por el Amor Divino y la Justicia.
La red de fuerza siniestra de la tierra que aparentemente ha envuelto a América encontrará todavía la «Espada de la Verdad y de la Luz» que rasgará esa red en todo sentido, ha ciendo de ella una Cruz de Libertad, de Luz y de Justicia que no tendrá fin.
La cosa de más valor que un individuo puede hacer en su vida por las cosas a las cuales no puede prestar ayuda es la de cerrar sus ojos a la apariencia de éstas, reconocer y po ner en acción el Poderoso Poder de la Presencia «YO SOY».
¿No ves, amado estudiante, que es muy tonto seguir aceptando la apariencia, a través de la sugestión o de otra manera, de que tú no quieres nada. sea en lo nacional, esta tal o personal que no tenga la apariencia de Perfección, sa biendo que tienes tan extraordinario privilegio de poner en actividad la Poderosa Presencia «YO SOY» para corregirla?
El hábito de la humanidad ha sido siempre ver la imper fección donde nosotros vemos perfección. Ahora en el reco nocimiento de la Poderosa Presencia «YO SOY» acepta plenamente su perfección cada hora del día. Esto no quiere decir que trabajes en esto sin interrupción, pero puedes, por lo menos una vez cada hora del estado de vigilia, afirmar:
«Yo acepto la actividad plena de mi Poderosa Presencia YO SOY».
Cada vez que afirmes esto, estarás aumentándola pode rosamente en la actividad exterior, porque ya la usas. y en tonces, ¿por qué no reconocer todo el tiempo quién y qué es lo que estás usando, dándole así el dominio que Ella desea manifestarte?
De esta manera podrás poner en movimiento este poder invencible para la libertad, protección y bendición de las Américas. Todavía no puedes ni soñar la poderosa potencia y el poder de ajuste que ésta puede causar cuando es puesta conscientemente en movimiento por una o más personas que reconocen Su Poder Invencible Universal.
Ahora déjame sugerirte que en vez de escuchar las la mentaciones constantes de toda clase de actividades destruc tivas, sabe tú que la Presencia «YO SOY» las consume, y recalifica toda esta energía con Libertad, Protección y Per fección para las Américas y el mundo entero.
Como estímulo deseo decirte, que todos esos seres her manos que empezaron la causa de esta condición presente. no podían entrever que todo esto iba a salirse fuera de su control, y a través de esto. muchos de ellos han perdido la habilidad externa de seguirlas alimentando. Así que. aquellos que están tratando de atraer la prosperidad otra vez por el uso ilimitado de certeza, encontrarán que las cosas se sal drán fuera de su control, y en vez de una prosperidad tem poral, las cosas pasarán rápidamente a la prosperidad verda dera.

Ahora, como en todo tiempo de caos aparente, la paz vendrá a la Tierra, la buena voluntad al hombre, y la Luz del Cristo que se expande en los corazones de los indivi duos, que penetra en la Tierra, atraerá a Sí mismo lo Pro pio.
Para tu beneficio, amado estudiante, yo te pido que no discutas las cosas discordantes más de lo que es necesario para comprender una situación. Después dales la espalda completamente, y nunca permitas que atraigan tu atención otra vez, porque yo te aseguro que con lo que juegas en tu conciencia, encontrará expresión en tu Vida y Mundo. Así que llénala con la Gran Presencia «YO SOY» que contiene la Poderosa realización de cada uno de tus deseos.

Contempla esa Perfección, la Perfección Plena de Su Ac tividad, por doquier en tu Vida y Mundo. No te dejes afec tar o perturbar por la creación de otros que tú no puedes ayudar de ninguna manera, excepto viendo la Perfección, sabiendo que detrás de toda sombra aparente está la Esplen dorosa Luz Blanca de la Presencia «YO SOY».
Esto, amado mío, es el saludo que te dejo para esta esta ción del año. Para cerrar, mi mamá y otros de la Hueste As cendida, algunos que tú no conoces, pero que te conocen a ti, te mandan sus saludos de Amor, Paz, Opulencia y Fuer za, a fin de bendecirte en el camino de la victoria final.
Deseo decirte unas cuantas palabras a modo de conclu sión, y es que les exijas a los estudiantes que reconozcan que cuando ellos dicen: «YO SOY», para realizar cualquier cosa que deseen, no están solamente poniendo en movimiento la Gran Presencia «YO SOY» en acción para cumplir este mandato, sino que tienen que sentir profundamente que
Ella contiene dentro de Sí el Poder Autosostenido, Autoemanado y Autoexpandido.
Repetir es bueno, y muchas veces es necesario para pro ducir una convicción más profunda en el presente avance de los estudiantes, pues ellos deben hacerse más conscientes del poder innato, inherente, autosostenido de ésta. Esto daría a la conciencia externa una comprensión más amplia del po der sostenido, para que así, aunque la actividad exterior esté ocupada en otros quehaceres, ésta mande la descarga hacia cualquier realización una vez cada hora sin interferir en nada con el trabajo del estudiante.
Es un error muy grande el del estudiante que deja regis trar en su mente la idea absurda que no tiene tiempo para esas cosas, cuando solamente toma un momento realizar poderosamente la Actividad Potente e Invencible de su Pre sencia «YO SOY» para cualquier cosa en la cual su aten ción necesite ser usada.
Empero, esta afirmación puede ser de gran ayuda: «YO SOY la Poderosa Presencia ordenando el Tiempo, todo el Tiempo que yo necesite para la realización y aplicación de esta Poderosa Verdad».
También si muchas veces durante el día uno toma la conciencia por algunos momentos de que «YO SOY la úni ca Inteligencia y Presencia actuando», esto ajustará las co sas de una manera natural de acuerdo con la necesidad. Es muy fácil poner la conciencia en movimiento, sabiendo que uno no está restringido por ningún sentido de limitación.

TEMPLOS DE LUZ
  Están emplazados en el Cinturón Etérico, encima de la Atmósfera de la Tierra. La radiación emana desde este Cinturón hasta la tierra a través de su atmósfera. El Cinturón Etérico alrededor de la Tierra es muy diferente al que está alrededor de Venus. Venus está dentro del Cinturón Etérico, mientras que la Tierra está más abajo de él.
Advertencia: No le des reconocimiento a nadie que sea una herramienta para la fuerza siniestra. Simplemente pien sa que: «Solamente existe la Presencia YO SOY, Inteligencia, Luz y Poder actuando». A ti no te concierne ninguna activi dad personal de ninguna especie en ningún momento.
La actividad del estudiante es ver la Perfección, sentirla y seria, no importa cuál sea la apariencia humana.

CAPITULO XXVI

CADA estudiante debe acordarse con toda seguri dad que en este poder vivificante de la Presencia «YO SOY» dentro del Ser, todo lo bueno o malo es activado si hay latentes en la conciencia, rebeliones, re sentimientos o la inclinación a juzgar. Quiere decirse que todo esto saldrá a la superficie para ser consumido, y yo te digo sin vacilación alguna que a menos que consumas conscientemente aquello que surge a la superficie, eso te consumirá a ti.
Si uno nota que se está dejando llevar por la ira, debe to mar las riendas, decretar el mandato a través de la Presencia «YO SOY», declarando que aquello sea gobernado ar moniosamente. Ahora, déjame recordarte otra vez que lo primordial en tu progreso es la autocorrección, y que no hay persona, lugar, condición o cosa a la que se pueda culpar por lo que uno mismo se empeñe en alimentar. Esto es im perativo para tu progreso futuro; si has llegado a un punto donde semejantes condiciones sutiles se producen, hay que ponerlas muy en claro, que se comprendan muy bien, porque si no te enfrentarás a condiciones que no podrás controlar. Te repito que debes estar muy animado porque los adelantos que has hecho en tu propio control y tu completa aceptación de estas grandes leyes de la vida, además de tu completa voluntad de aplicar el gran látigo de la autocorrección, porque yo te digo francamente y te hablo con expe riencia, que la actividad exterior que llamamos humana tie ne que ser castigada sin vacilación antes que sea traída a la sumisión del mandato Divino. Si yo te di el uso del Rayo o la Llama a través de la mano, es porque las mentes de algu nos se están entonando o afinando más rápidamente de lo que está siendo elevada la estructura atómica del cuerpo. Esta actividad de pasar la mano por encima del cuerpo, mantendrá el balance de la vivificación de la mente y la ele vación de la estructura atómica.
Me agrada mucho brindar toda asistencia a los estudian tes, y lo hago con la mejor voluntad, pero hay ciertos límites que no puedo sobrepasar, porque los estudiantes tienen que avanzar por sí mismos en su conciencia; sin embargo, debo alertarlos, que no pueden ofrecerle a la Presencia «YO SOY» una atención dividida (parece que el Maestro se refie re a aquellos que entrando ya a practicar la Presencia «YO SOY» y el Cristo: Dios en vosotros, también suelen ir a con sultar espiritismo y brujería), hacer lo cual equivale a man dar un chorro de energía para darle poder a estas cosas que son negativas y simplemente se está retardando el adelanto.
Hablo por experiencia. No es posible dividir la atención compartiéndola entre la Presencia «YO SOY» y las cosas exteriores, si es que se desea superar más allá de lo común.
No quiero causarle ningún choque a ningún estudiante, pero debo hablarles la verdad: si los amados estudiantes, que han llegado hasta este punto no son capaces de dedicar toda su atención a la Presencia «YO SOY», excluyendo toda otra forma de oración o tratamiento, se estarán cerran do la puerta de nuestra ayuda por mucho tiempo. Esto no pasará si los estudiantes, siguiendo las instrucciones hacen un esfuerzo sincero cada vez que la atención se les va y la regresan con firmeza diciendo: «Le doy todo Poder a mi Presencia YO SOY que soy, y me niego para siempre a aceptar toda otra cosa».
Deseo preparar a los estudiantes, porque vendrá un mo mento en que no tendrán el sostén de nuestros mensajeros, sino que tendrán que apoyarse en su propia habilidad de agarrarse con mano tan firme a su Presencia «YO SOY» que siempre recibirán su gran poder sostenedor.
Es un error, e inútil además, que algún estudiante, des pués de recibir meses de instrucción, se permita cada día o cada tantos días dejarse caer en depresión y en dudas del po der interior o de su habilidad para aplicarlo. Esta actitud mental infantil, si no es corregida, cerrará la puerta a la Ver dad con el tiempo.
Cada estudiante debe tomar una posición positiva, en el momento en que una discordia de cualquier clase pretenda entrar en su mente y debe asegurarse su dominio declaran do: «YO SOY la Poderosa Presencia que gobierna mi Vida y mi Mundo y YO SOY la Paz, la Armonía, y el Valor Autosostenido que me llevan serenamente a través de todo lo que pueda confrontarme».
Sin embargo, es tan importante que los estudiantes ten gan el beneficio de los manuscritos, que debemos interrum pir la instrucción hasta que éstos sean terminados, pues es la habilidad de los estudiantes de captar lo que dicen los ma nuscritos, que hará que el gran Juez determine lo próximo a dársele. No podemos bajo ninguna circunstancia llevar al estudiante más allá del punto en que él se siente bien fortifi cado.
Debo decir para la protección de los estudiantes, que si se les manifiestan ciertos fenómenos, permanezcan en cal ma, ecuánimes y sin impresionarse, siguiendo serenamente y no permitiendo que éstos le fijen la atención, porque en un número tan grande de ellos, no faltarán quienes hayan generado energías de estados de conciencia pasados, que puedan producirle esos fenómenos, y en ese caso deben de clarar firmemente: «YO SOY la Presencia que gobierna esto y que lo utiliza para su más alta expresión y uso».
Yo te aseguro que no necesitas desear que se produz can manifestaciones sobrenaturales, porque el progreso natural de tu Ser, producirá abundantes manifestaciones cuando te llegue su momento; pero advierto que no me refiero a las apariciones de los Maestros Ascendidos, por que eso es algo enteramente distinto y no debe interpre tarse como fenómeno. Ahora conviene que se haga esta afirmación: «Gran Presencia YO SOY, llévame dentro de ti, e instrúyeme y haz que yo retenga la memoria comple ta de estas instrucciones interiores».
Como Mensajeros de la Luz, el entrenamiento que representa esta afirmación es esencial, pero no debe cau sar ni ansiedad ni tensión en el deseo de retener esa ins trucción en la memoria, porque semejante actitud podría cerrar la memoria exterior.
Yo no puedo menos que sonreír al ver que algunos estu diantes están a punto de experimentar cosas sorprendentes, pero confío en que siempre se mantendrán serenos sabiendo que «YO SOY la Única Eterna y Autosostenida Vida en Ac ción» y que se quiten para siempre de la conciencia, que existe en todo el Universo la llamada muerte. La actividad exterior de la mente y el mundo es un Maya que pasa y se mueve como las arenas del desierto, y no deben causarle a nadie ningún temor, porque «YO SOY la Vida eterna que no tiene comienzo ni tiene fin».
Del corazón del Gran Silencio brota la corriente de vida incesante de la cual cada uno es una parte individualizada:
Esa vida eres tú; eterna, perfecta, autosostenida; y los trajes con que se vista importan poco hasta el día en que llegue al punto del reconocimiento; en este momento el individuo se ha preparado para llevar el «manto sin costuras» autosostenido y radiante, con todos los colores del espectro.
Entonces puede uno regocijarse con ese manto que es eterno, siempre radiante, inmutable, que lo separa de la rueda de causa y efecto, haciendo de él un ser únicamente de cau sa. Esa causa es la radiación del Amor Divino siempre ema nando y evolucionando de su consciente, equilibrado, esta bilizado, radiante centro divino, o sea, el corazón de la Pre sencia «YO SOY», que es juventud y belleza eterna, la toda sapiente Presencia que contiene en su autoconsciente: acción, el pasado, el presente, el futuro, que después de todo no son sino el eterno ahora. Así, tal es la eterna eliminación de todo tiempo y espacio. Entonces encontrarás tu mundo poblado de seres perfectos; tus edificios decorados con joyas selectas; tú de pie en el centro de tu creación («la joya en el corazón del loto») siendo sus pétalos las grandes avenidas de su activi dad perfecta.
Tal es el humilde cuadro de aquello que tienes por de lante, llamándote a que entres en tu perfecto y eterno hogar y radiación. Ves tú, yo siento esa radiación glorio sa, y si logras centrarte en la Presencia del Amor Divino y mantenerte allí firmemente, ¡qué maravillosas experien cias te vendrán si pudieras tan sólo dejar afuera la inter ferencia de la actividad exterior mental!
,   En cuanto uno tome la actitud de «YO SOY la Presencia del Amor Divino en todo momento», hará esas cosas , maravillosas. El uso de esta afirmación, si se siente, cierra la puerta en todos los momentos a las actitudes exteriores de la mente. La solución de cada problema está " siempre a la mano porque la Presencia «YO SOY» siem pre contiene todas las cosas dentro de ella.
Una demanda es impulsar a la petición a que se manifieste. «YO SOY» es el principio activo inteligente dentro de nosotros, el corazón de nuestros seres, el corazón del pla neta y el corazón del sistema. No puedo reprimirme de re cordarte de nuevo, porque ellos deben siempre saberlo, que cada vez que dices «YO SOY», estás liberando una materia prima autosostenida, todopoderosa, única e inteligente ener gía. Persiste y entrarás en una condición suprema y maravi llosa.
Cuando tú miras al Sol Físico, en realidad estás mirando al gran Sol Central, al propio corazón de la Presencia «YO SOY». Debes tomar la determinación incondicional de que «la Presencia YO SOY gobierna completamente este cuerpo físico y lo obliga a la obediencia». Cuanta más atención le des a tu cuerpo físico, más se hace dueño y más te pedirá y continuará ordenándote.
Cuando el cuerpo físico está crónicamente enfermo o continuamente manifestando disturbios comprueba que se le ha dado atención especial por un largo período de años a una u otra perturbación y nunca mejorará hasta que no se tome la actitud positiva y se le obligue a la obediencia. Tú puedes positivamente producir lo que quieras de tu cuerpo si fijas tu atención en la perfección de él, pero no permitas que tu atención descanse sobre sus imperfecciones.
Para la ascensión: «YO SOY la Presencia que ordena». Usa esto a menudo porque aquieta la actividad exterior de modo que te centras en la actividad del amor.
En el instante en que tú sientas algo discordante, voltea para otro lado; tienes el cetro de Poder en tu conciencia; ahora, ¡úsalo!
Tú tienes que seguir la orden de Jesús, no mires a ningún hombre de acuerdo con su carne. Esto quiere decir exacta mente que no reconozcas imperfección humana en pensa miento, sentimiento, palabra o actuación.
Algo muy poderoso en los problemas es la simple con ciencia de «Dios en mí. Presencia YO SOY, manifiéstate, gobierna y resuelve esta situación armoniosamente». Obra rá milagros, pues el todo es invocar instantáneamente la Presencia «YO SOY» y ponerla a trabajar.
Jesús dijo: Pide y recibirás; busca y encontrarás; toca y te será abierto. Dile, pues, a tu Ser Divino «¡Óyeme, Dios!
Ven acá y cuídame esto». Dios quiere que tú lo pongas a trabajar. Esto abre el flujo a la energía Divina, la inteligen cia y la sustancia que salta a cumplir la orden.

CAPITULO XXVII
VÍSPERA DE NAVIDAD
(POR EL AMADO MAESTRO JESÚS)

TE TRAIGO Amor y Saludos de los muchos que integran la Hueste Ascendida, de algunos a los que conoces, y de otros a los que ya conocerás. «YO SOY la Luz, el Camino y la Verdad»: es la campa na de Navidad que todavía suena por el campo de la Actividad Cósmica. En la comprensión que te ha sido traí da y en el significado y poder de las palabras «YO SOY» encontrarás un Círculo Encantador en el cual te podrás mover sin que ninguna operación humana discordante te pueda tocar. No se trata solamente de conocer la Presen cia, sino de ponerla en práctica hasta en la más simple actividad; pues cuando tratas con una experiencia que no te es familiar, muchas veces te sientes tímido e inseguro, pero cuando aprendes a usar el «YO SOY» para resolver tu deseo o problema, encontrarás que tu seguridad crece rá y así la aplicarás con confianza absoluta.
Debes comprender siempre que es en el «Gran Silencio» o quietud de lo externo, que el Poder Interno fluye en su creciente logro, y pronto te darás cuenta que hasta cuando pienses en el Poderoso Principio «YO SOY», sentirás un aumento de fuerza, vitalidad y sabiduría que te permitirá avanzar con un sentimiento de Maestría que algún día, de seguro, te abrirá las puertas a través de las limitaciones de la creación humana, hacia la Inmensidad de la Verdadera Li bertad.
Vemos muy a menudo en tu corazón el anhelo por una prueba, una manifestación sorprendente que te daría fuerza para seguir adelante en el camino. Yo te aseguro, bendito hijo de la Luz, que cualquier prueba dada fuera de tu ser es temporal; pero cualquier paso aprobado en y a través de tu propia aplicación consciente, es un logro eterno, y mientras continúes ganando la Maestría a través de tu aplicación autoconsciente no solamente estás logrando las cosas que tie nes en las manos, si no que estás elevando tu conciencia también, hasta que en breve te darás cuenta que todas las barreras han caído.
Es de esta manera que la puerta de la limitación será se llada eternamente, y así como mi forma externa fue clavada a la cruz, asimismo tú, con tu conciencia ascendente, clavas y sellas la puerta de las limitaciones autocreadas, y sientes y conoces tu dominio.
Si estás vitalmente deseoso de hacer la Ascensión, yo te pido que uses la siguiente afirmación a menudo: « YO SOY la Ascensión en la Luz». Esto permitirá que tu conciencia salga de la maya de la creación humana más rápidamente.
Es de mucha importancia que a medida que vivas dentro y aceptes plenamente el Poder Trascendente de la Presencia «YO SOY», encontrarás que no solamente la lucha externa cesa, sino que, como has entrado más profundamente en la Luz, las cosas externas que siempre has buscado ansiosa mente, comenzarás a buscarlas verdadera y realmente, por que entonces te darás plena y verdaderamente cuenta de la irrealidad de la forma y su actividad transitoria. Es cuando sabrás que dentro de ti y en la Luz a tu alrededor está todo lo que posiblemente puedas desear, y lo externo que ha pa recido tan importante habrá perdido su poder limitador so bre ti. Después, en las cosas externas que te vendrán, la ale gre libertad se manifestará. Esta es la verdadera actividad de las cosas externas.
A medida que te hagas más consciente de los Poderes Trascendentes que tienes a tus órdenes, sabrás que puedes atraer cualquier cosa que necesites sin dañar o afectar a otro hijo de Dios.
Ésta verdad tiene que ser establecida en la conciencia, porque las almas conscientes deben saber esto firmemente, para que no se encuentren pensando a intervalos si es justo que ellas tengan éxito cuando alrededor suyo hay quienes no lo tienen; Yo te aseguro que tu máximo servicio es el ob tener la Maestría y la Libertad para ti mismo.
Entonces estarás preparado para dispensar la Luz sin ser afectado por la creación humana en la cual debes moverte. No te sientas nunca triste o afligido si otro Hijo de Dios no está listo para aceptar la Luz, porque si no encuentra la Luz de su propia escogencia, es solamente un escalón temporal.
Cuando se comienza a ganar la libertad consciente del cuerpo, se comprende lo temporales que estas cosas son y la poca importancia que tienen; pero cuando se entra en la ''Conciencia Universal o Gran Actividad Cósmica, uno encuentra que entrar a la Luz es de vital importancia. Entonces conocerá la alegría de la Presencia Interna y Su Actividad Invencible por la cual su corazón se inundará de alegría.
 
Poco tiempo antes de darme cuenta de toda mi Misión, la afirmación siguiente estaba vivamente ante mí: «YO SOY la Presencia que nunca falla o comete un error». Supe después que éste fue el poder sostenedor que me capacitó para SER la Resurrección y la Vida.
Desafortunadamente algunas de las afirmaciones bíblicas han sido veladas por el concepto humano; de todas maneras estoy muy agradecido porque muchos han permanecido inalterados. Otra afirmación que usé constantemente por más de tres años fue: «YO SOY siempre el Majestuoso Poder del Amor Puro que trasciende todo concepto humano y me abre la puerta a la Luz dentro de Su Corazón». Supe después que esto intensificó grandemente mi Verdadera Visión Interna.
En respuesta al deseo ansioso dentro de tu corazón, quiero decirte que durante los años de los cuales la Biblia parece no tener idea de mi actividad. Yo iba de sitio en sitio en búsqueda de la explicación de la Luz y la Presen cia que yo sentía dentro de mí, y te aseguro, amado estu diante, que no fue con la facilidad y la velocidad con la cual tú puedes buscarla hoy. En aquellos tiempos, todos los que estudiábamos la Verdad estábamos muy contentos de recibir la sabiduría de las experiencias no escritas, pues por la naturaleza poco usual de éstas, se pensaba que no era armonioso ponerlas ante la multitud.
Así ha sido a través de los tiempos, cuando el período de experiencias trascendentes ha comenzado a esfumarse en el ayer, y aquellos que siguieron no estaban lo sufi cientemente avanzados para darse cuenta de esta Verdad, ellos se han apartado de las bellas y maravillosas flores de la humanidad.
Sin embargo, hoy, el Poder Cósmico Crístico, que se volvió tan real para mí, ha venido para ayudar a la huma nidad. Este, a través de su impulso natural de expresión, está encontrando su camino prudente y seguramente en los corazones y mentes de un porcentaje de la humanidad, hasta el punto de que hay gran esperanza presente de que esta actividad capacitará para que el velo de la creación humana sea alzado; así, muchos humanos verán indicacio nes y maravillas que sentirán dentro de sus corazones. En tonces no habrá duda o miedo que los aparte de la Verdad.
Yo pasé algún tiempo en Arabia, Persia y el Tíbet, y ce rré mi peregrinaje en la India, donde conocí a mi Amado Maestro, quien ya había hecho la Ascensión, aunque yo no lo sabía entonces. A través del Poder de su Radiación, reve lación tras revelación vinieron a mí, a través de las cuales me daban decretos y afirmaciones que me ayudaron a contener invariablemente la actividad externa de mi mente, hasta que no tuvo el poder de molestarme o retardar mi avance.
Fue cuando me revelaron toda la Gloria de mi Misión y el Record Cósmico Eterno que habría de dejar, el cual debía ser instituido en ese tiempo para bendición e ilumi nación de la humanidad que había de venir.
Quizás están interesados en saber que éste se convirtió en un Registro Cósmico Activo muy diferente a todos los registros hechos, pues contiene dentro de sí y lo tienen ac tualmente, el deseo o impulso emprendedor que hace de la mente humana un imán.
Esto explica los decretos y afirmaciones que yo dije y que se vuelven más vividos a través de los siglos, y con el impulso emprendedor de esta actividad asistido por la Radiación de otros Rayos Poderosos enfocados sobre la Tierra, ayudará a una gran parte de la humanidad a que se ancle de tal manera en la Verdad y su aplicación conscien te, que un logro trascendente se alcanzará.
Ningún paso tiene tanta importancia vital como es el po ner ante la humanidad la sabiduría del «YO SOY» —el ori gen de la Vida y Su Poder Trascendente— que puede ser traído al uso consciente del individuo. Será asombroso ver cómo esta simple, pero Todopoderosa Verdad, se extenderá rápidamente en la humanidad; porque todos los que piensen en ella, practiquen su Presencia, dirijan conscientemente su energía a través del poder del Amor Divino, encontrarán un nuevo mundo de Paz, Amor, Salud y Prosperidad abierto ante ellos.
Aquellos que comprendan la aplicación del conocimiento de «YO SOY» no serán acosados nunca jamás por la inarmonía o perturbaciones de sus hogares, mundos o acti vidades, porque es solamente por falta de reconocimiento y aceptación de Todo Poder de esta Poderosa Presencia, que el ser humano permite que los conceptos y creaciones hu manas los perturben.

El estudiante debe mirar constantemente dentro del yo humano y ver qué hábitos o creaciones que necesitan ser arrancados y arrojados se alojan allí, porque solamente ne gándose a permitir que existan hábitos tales como juzgar, condenar o criticar, puede él liberarse. La verdadera activi dad del estudiante es la de perfeccionar su propio mundo, y no lo podrá hacer mientras vea imperfección en el mundo de otro Hijo de Dios.
Se te han dado maravillosas afirmaciones para gobernar armoniosamente la vida y el mundo. Aplícalas con determi nación y tendrás éxito.
Otra corrección que deseas que yo haga es la siguiente:
Yo no dije en la Cruz: «Padre, ¿por qué me has abandona do?». Lo que dije fue: «¡Padre, cómo me has glorificado!», y yo recibí en la Gloria al hermano que estaba a mi diestra en la cruz.
Hay muchos de estos amados estudiantes a quienes yo conocí personalmente en el tiempo de la crucifixión y al dar este mensaje yo siento como si estuviera hablando a viejos amigos, porque en esa Gran Presencia Ascendida, los siglos son un incidente nada más y solamente nos damos cuenta del tiempo cuando entramos en contacto con eventos huma nos.
Amado estudiante que buscas la Luz tan ansiosamente: trata de sentirte en mi amoroso abrazo, trata de sentirte ves tido en esa Luz tan deslumbrante como el sol de mediodía. Ancla dentro de tu conciencia el sentimiento de tu habili dad para hacer la Ascensión, para que cada día te acerques más y más a la Plenitud de esa Realización.
Corta las ataduras de las cosas de la tierra que te tengan amarrado. Debes saber que en el Amor, la Sabiduría y el Poder que aceptas de tu Poderosa Presencia «YO SOY» está el poder que hace este servicio trascendente.
Recuerda siempre que: «Dios en ti, es tu Victoria segura: la Presencia YO SOY que late en tu corazón es la Luz de Dios Que nunca falla, y por la aceptación de esta Presencia, tu poder para liberar su energía y dirigirla, es ilimitado».
Es para mí una gran alegría y un privilegio el continuar en asociación con mi Amado Hermano Saint Germain, en el trabajo de mandar, a través de mi Radiación Consciente, una ayuda definida a los estudiantes que pueden aceptar la instrucción de Saint Germain. Esto continuara durante todo el año 1934. No me entiendas mal, «YO SOY» irradiará a toda la humanidad, pero en esta radiación a los estudiantes, tengo el privilegio de dar un servicio especial.
En mi Amor yo te envuelvo. Con mi Luz yo te visto. Con mi Energía yo te sostengo para que puedas seguir ade lante impávido en tu búsqueda de la felicidad y la perfec ción de ti mismo y de tu mundo.Yo confío que esto te traerá una radiación que podrás sentir a voluntad a través del año, y que tu éxito te traiga alegría sin límites.
«YO SOY la Presencia Iluminadora y Reveladora mani festada con Todo Poder».
JESÚS EL CRISTO
Saint Germain: Deseo transmitir mi Amor, que envuelve como un rega lo a cada uno de mis amados estudiantes, porque el Amor es lo más grande que se puede dar.

CAPITULO XXVIII
AQUELLOS Maestros de Venus, que visitaron el Tetón Real, y que lo visitarán otra vez este Año Nuevo, comenzarán una actividad definida para consumir una tentativa sutil de generar y traer otra guerra a la actividad externa.
Shamballa está soltando los Poderes que por muchos años han sido atraídos dentro de su circuito.
La Ciudad Dorada, cuyos Rayos son enviados en todas direcciones, está prestando a la humanidad un servicio que solamente ella puede hacer.
Si la humanidad pudiese saber y comprender estas acti vidades por lo que son, se producirán cambios tan maravi llosos en el mundo externo, que ni siquiera los avanzados podrían concebir.
En el Día de Año Nuevo, la Rueda Cósmica del progreso habrá llegado a un punto, con respecto a la actividad perso nal, que dejará a un lado mucho del libre albedrío de los hombres, lo que traerá una alegría y una esperanza indes criptibles a la conciencia de aquellos que sirven desde estas esferas trascendentes de actividad.
¡Oh, estudiante de la Luz! Comprende que esta asistencia magnífica es tuya y que la tendrás si aquietas lo externo y te abres hacia ella. Yo te suplico, amado estudiante, que cie rres tu mente a la ignorancia y a las sugerencias inarmoniosas de los seres humanos en todas partes. Yo te digo: «La Libertad en todo sentido yace ante tu puerta solamente si mantienes tu personalidad armonizada y te niegas a acep tar las sugerencias inarmoniosas y siniestras de la atmósfe ra y de aquéllos con quienes tienes contacto en la forma mortal.
Es imperativo que hagas esto si deseas traer a tu mundo la alegra, belleza, opulencia y perfección de toda clase. No es nuestro deseo inmiscuimos para nada en tu libre albedrío, pero la alegría inunda nuestros corazones cuando ve mos a los estudiantes agarrándose fuertemente, compren diendo y aplicando estas Leyes Trascendentes que nosotros sabemos que significan la Victoria Segura; y déjame reiterar lo que he dicho anteriormente: «No hay cosa más viciosa en la actividad humana como la personalidad o la sugestión que trata de alejar al estudiante de la Verdad y de la Luz que será su Libertad».
Con respecto a esta Poderosa Actividad Cósmica, debes trabajar con gran determinación, consumiendo toda crea ción con gran determinación, consumiendo toda creación inarmoniosa pasada y presente. Cada vez que tu pensamien to y deseo se manifieste de esta manera, grandes corrientes de energía vendrán a tu asistencia para sostenerte y ayudar te. Esto es parte de la asistencia presente asombrosa que es dada a la Tierra. El Observador Silencioso ha esperado 200.000 años para que la Rueda Cósmica llegue a este pun to, el Nuevo Año que entra.
De nuevo te aseguro que nunca en la historia de la hu manidad, tan trascendente actividad ha estado lista para co rrer a tu ayuda. ¡Oh, amado estudiante! ¿No vale esto todo vuestro esfuerzo determinado para actuar de acuerdo con esta gran bendición, que hace vuestra lucha por la Libertad de las autocreaciones humanas más felices?
Amado estudiante: mi corazón se regocija profundamen te al ver dentro de ti un deseo intenso por la luz, y un es fuerzo determinado para aplicar estas leyes infalibles, que de seguro te darán la libertad en la medida que la apliques.
Te agradezco ese alegre deseo de distribución ilimitada de libros. Hay en este deseo, amado mío, un servicio de gran bendición que tú puedes comprender muy poco.
Me siento bendecido grandemente este día de devoción al Cristo, al sentir el Amor que me mandas, y yo te aseguro, bendito, que regresaré a ti dirigiendo todo ese Poder Amoro so para asistirte, iluminarte y bendecirte.
En ese servicio especial que Jesús ha decidido hacer, tú estás bendito, claro está. Trata de sentir esta Verdad Mara villosa con el sentimiento más profundo e intenso que pue das ordenar. Abre tus brazos, corazón y mente a la Gloria de esta Radiación, y a medida que hagas esto de una manera más plena y completa, verás qué rápido desaparecerán todas las condiciones perturbadoras y limitadoras a tu alrededor.

Yo te suplico, amado estudiante, que no continúes limi tándote por conceptos humanos. Decreta y siente tu asom brosa habilidad para usar estas Leyes y dirigir esa poderosa Energía para tu Libertad y Perfección. Procura comprender que tu forma humana no es una creación densa, difícil de manipular. Trata de sentir que es una sustancia transparen te que sigue tu más mínima indicación. Habla con tu cuer po. Ordénale que sea fuerte, receptivo solamente a la Con ciencia Maestra Ascendida, que sea la Perfecta Expresión del Poder Divino del Poderoso «YO SOY», y que tenga Su Belleza de Forma y Expresión.
Revisa en tu experiencia, la poderosa determinación que has tenido algunas veces para alcanzar el éxito en la activi dad externa de las cosas, y después date cuenta que tu deter minación puede generar mucho más poderosamente para alcanzar tu Libertad Eterna.
Créeme, amado, cuando yo te digo: «Tu creación humana es la única que está entre ti y tu Libertad de toda limita ción. Esa Creación no será un obstáculo mayor que lo que tú aceptes que sea. Si le quitas a esa creación el poder de li mitarte, a cualquier hora o cualquier día, podrás entrar jubi losamente a través del velo en el mundo de la «Presencia Electrónica», tan bella, tan alegre, tan llena con la deslum brante Luz de su Gloriosa Presencia y moverte allí para siempre en la Luz de la Gloria Eterna. Después, cuando vuelvas atrás a través de ese velo humano para servir en la actividad exterior, continuarás sintiendo la Gloria de ese Ser Trascendente que eres. Entonces la maldad de tu propia condición externa o de los que están a tu alrededor no te to cará o afectará en absoluto».
Todo mi ser vibra en jubilosa anticipación por ti, porque yo sé con certeza definida de tu éxito. A aquellos que dejan que las sugestiones de la ignorancia de otros seres humanos los desvíen del camino, yo deseo decirles: «Recuerden sola mente lo que les espera, lo que está dentro de vuestra capa cidad para lograr y ser.»
Recuerda una y otra vez que a medida que la aceptación de tu Poderosa Presencia «YO SOY» crezca más en intensi dad, los problemas externos que han parecido tan terribles, de seguro se desvanecerán de la apariencia.
Así, no solamente se resolverá tu problema, sino que cada paso ganado de esta manera será firme, y alcanzarás la Libertad Eterna. Si es por libertad financiera que imploras, yo suplico contigo para que te quites de la actividad externa de tu mente .a apariencia, y la pongas en tu Poderosa Pre sencia «YO SOY», el único Dador de toda la Poderosa Opulencia que hay. Mantente firme y determinado en esto, y obtendrás todo el dinero que desees usar.
La Vida no te limita; la opulencia no te limita; el Amor no te limita; por lo tanto, ¿por qué dejar que los conceptos humanos limitadores te sigan atando?
¡Amado Hijo de la Luz! Despiértate en la Poderosa Gloria de tu verdadero Ser; camina hacia adelante como una Poderosa Presencia Conquistadora; sé «la Luz de Dios que nunca falla»; muévete, vestido, en la luz de la Gloria tras cendente de tu Yo-Dios y sé libre.

MUY IMPORTANTE
Entrénate a aquietar lo externo aunque sea cinco minu tos tres veces al día. Al final de esa quietud con toda calma ansiosa de tu Ser, llama a la Poderosa Presencia «YO SOY» a la acción, y obtendrás todas las pruebas del mundo que desees de la Presencia, Poder y Dominio de tu «Poderoso YO-DIOS».
El Amado Maestro Jesús desea que yo extienda su Amor y Seguridad de que El mandará su Esplendor Especial a los estudiantes bajo esta Radiación durante todo el año. El mandará su mensaje el Día de Año Nuevo.
Este es el Mensaje de Navidad que la Hueste de los Grandes Maestros Ascendidos, la Legión de Luz, y la Gran Hermandad Blanca te manda hoy.
Que tu corazón, ioh, amado estudiante!, sea llenado con la Presencia Eterna del Amor Divino y seas tú, tan cargado con Su Presencia Activa, que tu mismo Esplendor se vuelva una Actividad Eterna y Consumidora, dejando fuera todo mentos la Luz Eterna de la Perfección.
Yo cargo el mundo mental-emocional de la humanidad con esa Presencia Activa y Eterna del Amor Divino, mani festado por doquiera en los corazones y mentes del género humano. En el Nombre, en el Poder, en el Amor de Esa Luz Eterna y Perfección del Universo, Yo libero la Llama Con sumidora y Purificadora y la envío a toda la Tierra, liber tando a la humanidad, controlando sus sentimientos y soste niéndolos en la Presencia Gobernante y Perfección del Amor Divino, ahora y por siempre.
Con todo el Amor de mi Ser,
SAINT GERMAIN

«YO SOY la puerta abierta que ningún hombre puede cerrar.»
Tu Poderosa Presencia «YO SOY» es la Verdad, el Camino y la Vida.
Tu Poderosa Presencia «YO SOY» es la Luz que ilumina a todo hombre que viene al mundo.
Tu Poderosa Presencia «YO SOY» es la Luz, es la Inteligencia que te dirige, es tu Energía Inagota ble Sostenedora.
Tu Poderosa Presencia « YO SOY» es la Voz de la Verdad hablando dentro de tu corazón, es la Luz que te envuelve en su Presencia Luminosa, es tu Eterno Cinturón de protección a través del cual ninguna creación humana puede pasar. Es tu Eterno Depósi to de Energía Inagotable que puede ser liberada cuando desees a través de tu descarga consciente.
Tu Poderosa Presencia «YO SOY» es la Fuente de la Eterna Juventud y Belleza, la cual llamas a la acción y expresión en tu forma humana.
Tu Poderosa Presencia «YO SOY» es la Resu rrección y la Vida de tu cuerpo, de tu mundo de ac ción, en esa Perfección que todo corazón humano tanto desea.

Escucha, ¡oh, amado estudiante de la Luz! Cuando estás diciendo estas afirmaciones y «YO SOY» diciéndolas por ti, ¿no ves que no solamente lo estamos haciendo por nosotros mismos, sino también para el resto de la humanidad? ¿Que cuando estás decretando algo acerca y a través del «YO SOY» lo estás haciendo por toda la humanidad al igual que para ti? Así es como la aplicación y expresión del «YO SOY» se vuelve tan poderosa e inagotable en su actividad, y actúa por siempre más allá del reino del egoísmo humano. ¿Por qué? Porque tú estás, pidiendo para todos los hijos de Dios la misma Perfección que estás llamando a la acción para ti mismo.
Esto es posible solamente en el uso de las afirmaciones y aplicación del «YO SOY», porque el actuar dentro de la Presencia «YO SOY» los lleva instantáneamente fuera de la actividad donde hay egoísmo humano. Esta es la razón por la cual el estudiante sincero y deseoso que retire toda duda y miedo se encontrará actuando dentro de una esfera de acti vidad positiva y definida que no conoce retraso o ausencia de éxito en cosa alguna. Por lo tanto, ioh, amado!, ¿no ves cómo estás actuando dentro de un mundo de infalibilidad en donde tus decretos capacitarán el Pleno Poder del «YO SOY» para moverte a la acción, causando que toda la inarmonía y limitación humana se vayan?
Ahora te diré el decreto que la Hueste de Maestros As cendidos y estudiantes hicieron anoche en el Tetón Real:
«La Libertad, Salud, Prosperidad y Acción Armoniosa se derramarán sobre el Mundo, como nunca antes se había ex perimentado en la Tierra».
Los estudiantes que se unan a nosotros, usando este de creto darán un servicio que los bendecirá a través de los tiempos. Solamente porque América es la copa, el Santo Grial, hablamos primero de ella siempre. Todos deberán sa ber sin duda alguna que lo que bendice a América, bendice al mundo.
Una Actividad, una Radiación, como nunca había sido conocida desde la cumbre de la Ultima Era Dorada de Atlántida, fue enviada desde el Cónclave en el Tetón Real, cuya descripción Saint Germain os dará después.
La plenitud de mi Amor, Luz y Bendición te dejo, a ti y a toda la humanidad, para que la Luz dentro de tu corazón, sea tan acelerada que no conozcas más limitaciones de espe cie alguna, y para que Esa Luz se vuelva tan Poderosa que solamente Su Radiación consuma toda la creación humana acumulada a través del pasado o presente, liberando a todos por siempre.
Mi Amor los envuelve a todos por siempre, JESÚS EL CRISTO

CAPITULO XXXII
YO TE sugiero que cada día, de vez en cuando, pienses que eres una estación de radio emitiendo
paz y buena voluntad a toda la humanidad. Debes saber que en esta Poderosa Conciencia, el Poder Ilimitado de la Poderosa Presencia «YO SOY» fluye hacia cada indi viduo dándole aquello para lo cual ya esté listo a recibir, trayendo instrucción y decisión a todos. Debes estar cons ciente que tu mente es un Centro Divino tan poderoso, que en cualquier momento puedes tomar decisiones rápidas y acertadas a través del poder del Amor Divino. Reconoce que tu mente es solamente un vehículo de la Gran Presencia Maestra de la Poderosa Presencia «YO SOY» dentro de ti y que tienes que obedecer a la Presencia Interna en todo mo mento. Ordénale que actúe siempre con decisión, atención y rapidez, y que todo sentido de incertidumbre humana sea consumida para siempre.

EL NUEVO CICLO
Hoy es el punto focal de diez mil años, el principio de otro ciclo de diez mil años en el cual los Grandes de Venus, quienes siempre han sido un instrumento en la elevación de la humanidad en nuestra tierra, están presentes en este día mandándole a toda la humanidad una Poderosa Radiación. Esto traerá más rápidamente una estabilidad y confianza mayores en los corazones de muchos dirigentes públicos, y hará que tengan un fuerte deseo de restablecer en el mundo la confianza y la prosperidad y hacer que ellos sientan un Amor más profundo y lealtad para su progreso como nunca lo hubo antes. Muchos habrán aprendido que no pueden go bernar a la humanidad con una mano de hierro, porque es tán viendo que el control que tanto han deseado ganar sobre otros, está devolviéndose hacia ellos mismos para su reden ción. Si esta lección puede ser grabada en ellos lo suficiente, se impedirá una gran calamidad. En este período de acelera ción se puede hacer en veinte años cosas que en otros tiem pos hubiesen tomado cien

En la Plenitud de Mi Amor,
SAINT GERMAIN